Ir al contenido principal

Pantallazos #2


- The cove: El documental sobre la salvaje matanza de delfines en un pueblo de Japón demuestra que la cámara oculta sirve para algo más que el sensacionalismo.
- Madres & hijas: Después del batacazo de Passengers, Rodrigo García regresa a lo que mejor se le da, el cine femenino. No supera a 9 vidas pero conmueve.
- Toy Story 3: Los juguetes de la Pixar regresan diez años más tarde con más fuerza que nunca y con los secundarios más desternillantes de la saga, con los trolls y el erizo tirolés a la cabeza.
- Phillip Morris ¡Te quiero!: Este inusual romance gay entre Ewan McGregor y Jim Carrey merece ya la pena sólo por ver la buena forma del actor rubito.
- Salt: Valorando la película como lo que es, una cinta de acción, la última de la Jolie consigue sorprender con efectos y giros argumentales que, aunque inverosímiles, consiguen la reacción deseada.
- Lope: Lo que parecía una superproducción española a lo Alatriste se convirtió por sorpresa en una decente película histórica con un más que decente Ammann.
- Todo lo que tú quieras: Achero Mañas reflexiona sobre el papel irremplazable de una madre en esta pequeña obra que, aunque reiterativa, nos regala momentos entrañables.
- Los pilares de la tierra: Cuatro todavía no se ha recuperado del rotundo éxito que ha supuesto la adaptación del best-seller de Ken Follett. Esperamos con ansia Un mundo sin fin.
- Tercera temporada de Daños y Perjuicios: Un nuevo caso para Patty Hewes plagado de actualidad, plenamente inspirado en Bernard Madoff, nos asegura otra temporada para el disfrute.
- The event: La gran apuesta de la NBC para este año ha bajado estrepitosamente en audiencia pero se mantiene fiel a sí misma en cada capítulo. A pesar de su aspecto de serie B, me mantiene enganchado.
- Pekín Express. La ruta del dragón: Mientras el resto de realities van sucumbiendo al aburrimiento y la manipulación, esta carrera se mantiene como el más apasionante y justo de los concursos de telerrealidad.
- Buried (Enterrado): 90 minutos sumergido en un ataúd, convierten a este experimento de Rodrigo Cortés en la película española más impactante del año. ¿Logrará ser profeta en su tierra?
- Festival de Cine de Sitges: Mi primera, y muy gratificante, experiencia como espectador frecuente del certamen (4 visionados en total), a pesar de las interrupciones en la inauguración y en El resplandor. Ya sólo faltan más trenes hacia Barcelona para no terminar reventado.
- La red social: Más que la historia de Facebook, David Fincher y Aaron Sorkin nos desgranan de forma brillante los entresijos de la ambición, mientras reivindican a su vez la amistad de carne y hueso.
- Los ojos de Julia: Le perjudican las comparaciones con El orfanato, porque aunque no llega a su nivel, el segundo filme de Guillem Morales con una Belén Rueda espléndida consigue inquietarnos.
- The walking dead: La única serie de la temporada que ha logrado cumplir las expectativas. Tras los vampiros, parece que ahora ha llegado el turno de los zombies.

- La vida privada de Pippa Lee: El impresionante elenco de actores no impide que el filme termine en el olvido un minuto después de salir de la sala. Pobre Robin Wright.
- The prisoner: La miniserie de la AMC permanece en mi cajón de obras pendientes de ver. La división de opiniones en el público me hizo dudar.
- Splice: Ni Adrien Brody ni Sarah Polley lograron convencerme para pagar la entrada. Cinta de ciencia ficción con bicho raro que da pereza ver.
- Repo Men: Su práctica ausencia en la cartelera barcelonesa me impidió verla. Tendré que esperar al formato doméstico para comprobar si tiene algo que ver con Gattaca.
- Conocerás al hombre de tus sueños: Mal vamos cuando las películas que Woody Allen fabrica como churros cada año consiguen conformarnos con el simple aprobado.
- Emmys 2010: Una de cal y otra de arena en la última edición. Aires nuevos en comedia con Modern Family; conservadurismo en drama con otro galardón (y ya van tres) para Mad men.
- Déjame entrar: Todavía no he podido comprobar si era necesario el remake de la precedente sueca, pero hay opiniones para todos los gustos.
- The town: La segunda incursión de Ben Affleck tras las cámaras parece que gusta a los críticos, pero no deja de ser un filme de atracos de lo más convencional.
- Villa Amalia: Isabelle Huppert nos ofrece uno de sus peores trabajos hasta la fecha con este tostón sobre el utópico cambio de vida que todos desearíamos.
- Final de FlashForward: El vertiginoso descenso de calidad en la primera mitad me quitó las ganas de comprobar si la serie resurgía de sus cenizas. Ya está cancelada.
- Shrek 4: Esa semana no había nada mejor por lo que apostar, aunque vistas las críticas y la mala acogida cualquier otra apuesta hubiera sido mejor. ¿Será la última de verdad?
- Una hora más en Canarias: El engendro español más bochornoso del año encumbra a categoría de obra maestra los anteriores filmes musicales del David Serrano.
- Origen: Sin duda, la gran decepción de la temporada. Jamás las expectativas se me desmoronaron en tan poco tiempo como con esta sobrevalorada paranoia de Christopher Nolan. Me da mucho miedo lo que pueda pasar con ella en los Oscar.
- El americano: George Nespresso Clooney se produce este sopor de película plagada de silencios y pretenciosidades. Su anuncio con John Malkovich tiene más emoción y suspense.

Pantallazos #1

Comentarios

Izengabe ha dicho que…
Jo! no me deja ver las imágenes de los pantallazos, pero me encanta na vez más... gran idea, espero la tercera ;)
POLE.T. ha dicho que…
Gracias! Eso es lo malo, que se tarda mucho en recopilar 30 portadas!
Izengabe ha dicho que…
y para hacer ese mosaico también... levará su tiempo, no? ¿lo haces cada 30 semanas? se han pasado volando! es un montón de tiempo jajaj
POLE.T. ha dicho que…
No, no llega a las 30, porque hay semanas que hay varias portadas en una semana... como esta, que ensguida voy a cambiar el tren txu-txu por MD! jejeje
POLE.T. ha dicho que…
Ah no, ya he visto que MD no empieza hasta el miércoles que viene! Así que hasta el lunes no será portada...
Izengabe ha dicho que…
jajajaj no merece tantos días, no? xD
POLE.T. ha dicho que…
Claro que sí!! Además, la semana que viene me parece que no había nada más interesante... Yo estoy deseando verla, que dicen que es la más picante de las temporadas!!
quest ha dicho que…
Esto de los pantallazos me mola... y de paso me resume las recomendaciones..... genial.
quest ha dicho que…
POR CIERTO... acabo de ver tu nueva descripción del perfil :D
POLE.T. ha dicho que…
Jajajaja, ya era hora que nos fijáramos! Así me gusta, que visites el blog por inercia, sin ningún tipo de presión!
quest ha dicho que…
es que no tienes vergüenza... me haces chantaje emocional y lo sabes!!
POLE.T. ha dicho que…
Sin el emocional. Chantaje a secas!
quest ha dicho que…
No quiero pensar el día en el que tengas algo con lo que chantajearme!!!
quest ha dicho que…
:D
POLE.T. ha dicho que…
A este paso no tendré nada!

Pero bueno, en mi favor diré que JAMÁS he utilizado el chantaje. Me da mucho asco.
quest ha dicho que…
tranquilo, ya sé con quién estoy hablando...

Entradas populares de este blog

Los 8 momentos memorables del final de Mujeres Desesperadas

Pueden contarse con los dedos de una mano las series que han logrado cerrar la persiana sin remordimientos. Mujeres desesperadas seguramente se encuentre en ese reducido grupo de privilegiadas que alcanza el final satisfaciendo a la gran mayoría de sus seguidores, sin polémicas, sin originalidades, sin alterar, en definitiva, la esencia de una fórmula que la ha mantenido en antena durante ocho temporadas.
Podrán vertirse muchas críticas sobre esta creación de Marc Cherry, gustarán más o menos algunas épocas de la serie, pero lo que no puede negársele a Mujeres desesperadas es la fidelidad a su público. La coherencia suele convertirse en la factura pendiente en producciones que, movidas por el éxito, suelen alargarse hasta el infinito, perdiendo en el camino la cordura (Lost) o a buena parte de su reparto original (CSI).
Consciente de ello, Cherry decidió ponerle punto y final a su niña mimada antes de que el tiempo erosionara su identidad. La fecha escogida fue el pasado domingo 13…

Las 12 mejores escenas de Breaking Bad a las puertas del ansiado final

Nueva fecha para marcar en la historia de la televisión. El próximo 29 de septiembre finaliza Breaking bad, que sin desvelarnos todavía su desenlace ya se ha hecho un hueco en el olimpo de las grandes series, ese lugar sagrado donde cohabitan Los soprano y The wire. Si se mantiene el nivel de esta quinta temporada, el capítulo promete despedirse por todo lo alto. Pero en caso de que Vince Gilligan, su creador, no cumpla con las enormes expectativas, puede descansar tranquilo. Nos deja para el recuerdo una retahíla de escenas memorables. Lo que viene a continuación no es más que el botón de una muestra inabarcable de grandes momentos.


1. Primera escena (1x01 - Pilot)
Si la regla de oro de toda novela es captar al lector desde la primera frase, desde luego esa pareció ser la consigna seguida también por Vince Gilligan en Breaking bad. Un hombre en calzoncillos y una máscara antigás conduce histéricamente una autocaravana por una carretera desierta de Nuevo México. A su lado, el copiloto…

DUNKERQUE | Nolan pluscuamperfecto

Últimamente parece que hay que diferenciar entre películas y experiencias cinematográficas. Como si el cine en mayúsculas fuera un coto exclusivo de determinadas cintas de autor, como si la autoría excluyera por norma la vertiente más comercial. Christopher Nolan pertenece a esa tierra de nadie en la que sus parias casi deben pedir perdón por dignificar el blockbuster, si es que sus propuestas pueden encajarse en tan denostado género. Y para no restarles mérito, casi con condescendencia, los defensores de la pureza del séptimo arte califican sus obras de experiencias, otorgándole al cine otros menesteres.

Pues sí, Dunkerque es toda una experiencia. La más envolvente y asfixiante que jamás se haya rodado sobre una contienda bélica. Reducirla a un espectáculo de fuegos artificiales es cuanto menos injusto, ya que independientemente de su afán por el entretenimiento, como si éste fuera un demérito, la película nos sumerge como nunca en lo más parecido a un estado de guerra. El caos, la s…