Ir al contenido principal

¡Te quiero, Ewan McGregor!

La CBS anunciaba hace unos días la incorporación de dos personajes gays a sus series porque, al parecer, una asociación había denunciado que las otras cadenas norteamericanas le tomaban la delantera en cuanto a cuota homosexual. Pues bien, en el país donde las tramas sarasas se insertan con calzador para explotar una porción de mercado, donde subsistieron en canales de pago Queer as folk o The L Word, resulta que aún no se ha podido estrenar una película como Phillip Morris ¡Te quiero!. Contradicciones de la llamada doble moral estadounidense.
El caso es que el filme dirigido por los debutantes Glenn Ficarra y John Requa apenas ofenderá a los guardianes de las buenas costumbres. Cosas peores se han visto y sacrilegios mayores se cometieron al premiarlas, como es el caso de Brokeback mountain. Ni pichas ni culos ni penetraciones que puedan herir las sensibilidades más susceptibles. Y sin embargo, la cinta se ha topado con la censura después de haberse presentado con éxito en el festival de Sundance. Desde entonces, no hay dios que se atreva a estrenarla.
¿Será porque ‘chupar’ y ‘polla’ aparecen en la misma frase? ¿O porque ver a Jim Carrey haciendo de mariquita es un trauma difícil de asimilar? Polémicas incomprensibles aparte, Phillip Morris ¡Te quiero! nos cuenta la historia real de Steven Russell, un estafador que logró tomar el pelo a varias compañías falsificando sus currículums de abogado y contable, entre otras tantas hazañas, y que todavía permanece en prisión con cadena perpetua. ¿El motivo de las estafas? Impresionar a sus conquistas, todas ellas masculinas. Hasta que un buen día encuentra en prisión al hombre que cuestionará sus métodos para encandilar.
El gran problema de Phillip Morris ¡Te quiero! es su trastorno de personalidad. La película es a las claras una comedia pero le encantaría lograr el tono dramático de una gran historia de amor. La elección de Jim Carrey como protagonista, sin duda, no contribuye a alcanzar la mezcla, puesto que sus gestos y muecas vuelven a hacer acto de presencia tras años de letargo. Pero que no cunda el pánico. Su histrionismo aquí es de carácter leve, muy alejado de los brotes psicóticos que desprendía en La máscara o Ace ventura.
Aún así, el tímido retorno de Carrey al pasado le obstaculiza a la película cualquier posibilidad de tomarse en serio. Pero no toda la culpa es del actor. El guión pega brincos casi suicidas entre las escenas de comedia, como en la que el protagonista se presenta ante su madre biológica, y los momentos que podrían suponer excelentes clímax dramáticos. El inicio del romance carcelario entre Phillip Morris y Steven Russell, por ejemplo, pondría los pelos de punta en determinados momentos si no fuera porque a continuación podría aparecer otro giro cómico que enjugara las lágrimas de golpe. El espectador no sabe a qué atenerse.
Pero si en el casting encontrábamos uno de los errores del filme, también en ese apartado se encuentra su principal acierto. Ewan McGregor, el mencionado Phillip Morris, da una lección de interpretación a la altura de la que Sean Penn llevó a cabo en Milk. La capacidad de este actor para la polivalencia, tan pronto despunta en la piel de un yonqui en Trainspotting como canta de manera angelical en Moulin Rouge, le permiten a uno exclamar bien alto, sin miedo a ser censurado en los Estados Unidos, ¡Te quiero Ewan McGregor!

Comentarios

quest ha dicho que…
Coincido contigo!!
En el amor por este actor, en la referencia a Milk, en el desconcierto por Jim Carrey.

No he visto la peli, no pensaba verla (es que el cartel promocional no me sugiere gran cosa, eh)... y ahora la tendré en cuenta... antes que alguna de esas de Leo... jeje.

Decídete, o amas a Dicaprio o amas a McGregor... no seas acaparador, tienes que decantarte.
POLE.T. ha dicho que…
Uffff, difícil elección!! Amo a tantos... Hoy por hoy, después del fracaso de Origen y de dejarme alucinado McGregor con esta peli, me quedo con Ewan! Pero claro, luego me vienen a la mente 'A quien ama Gilbert Grape' o 'Revolutiaonary Road' y ya vuelvo a dudar!

Tienes toda la razón. No podía ser más cutre el cartel!! Ese amarillo, por dios!! No tenían mucha fe en la peli, la verdad...

Donde te habías metido?
quest ha dicho que…
Pues estuve de vacaciones, pero un "descanso" tan caótico que he vuelto agotado... además las veces que me he acercado al foro he visto referencias a mí que me da mucha pereza aguantar, así que me dedico a otras ocupaciones, que estoy que me sobra trabajo.

Ni que decir tiene que yo me quedo con Ewan muuucho antes que con Leo.
POLE.T. ha dicho que…
Ya estamos otra vez con esas? Pensé que ya habíamos llegado a la conclusión de que la ignorancia era la solución! Lo mejor es no hacerle caso, es más yo no pienso ni recriminarle nada en cuanto te mencione, así no encontrará polémica por ningún lado y ya se cansará.

Vacaciones caóticas? pues ya sois dos! Porque jesn tampoco es que haya vuelto muy entusiasmado!
POLE.T. ha dicho que…
Y si te quedas con Ewan es porque no has visto los trabajos clave de Leo, no por otra cosa! O sí?
quest ha dicho que…
Sí, ya estamos de nuevo con esas... es cuestión de estado de ánimo... hay días (yo diría temporadas incluso) en las que estoy inmunizado ante esas cosas... digamos que hoy aún no soy resistente al virus, jeje.

Y yo soy de Ewan porque soy chico de un solo hombre, no como tú... buscón!! jajaja
quest ha dicho que…
Pensando en lo del virus tengo que reconocer que la actitud de izen me parece admirable. Yo soy de carácter más cambiante.
POLE.T. ha dicho que…
Pues es una pena, porque sólo me quedan 3 días para estar presente en el foro 8 horas diarias!! jejeje
quest ha dicho que…
Digo yo que tras las vacaciones volverás a tu jornada de 8 horas de foro, no?? O tienes algo que contarme??
POLE.T. ha dicho que…
No, no... Ojalá!

Pero serán tres semanas de mono!
quest ha dicho que…
Te pasarás por el foro cuando vayas a hacer el share, ambos lo sabemos.

Con eso calmarás el mono ;)
POLE.T. ha dicho que…
apariciones esporádicas y puede que sin coincidir! No hay color...
quest ha dicho que…
Hombre, nada que ver con disponer de tus comentarios de 9 a 18:30, claro... intentaré soportarlo.

Probaré a calmar esa ansiedad con nuevos e inesperados posts en el blog. Pero me costará, eh. XD

Eso sí, no avances mucho en Fringe, que me quedo solo!!!
POLE.T. ha dicho que…
que sepas que esta semana me ventilo la primera temporada. Para la segunda ya lo tendré más complicado de seguir tan rápido, así que espabila!!!

Posts míos o tuyos?? Ya vas a poner en marcha el blog?? En breve habrá alguna sorpresilla...
quest ha dicho que…
Posts tuyos, claro!!! Sorpresilla¿? Tuya¿? Vuelve el Consejo de Sabios???? Tu blog también asciende de categoría??

¡¡No llevo nada bien las intrigas!!

Hoy me he propuesto ver 2 capítulos,... pero al ritmo que vas.. madre mía!! Aceleraré el tema...
POLE.T. ha dicho que…
pues te vas a tener que fastidiar... unos días... A mi me encanta crear intrigas!
quest ha dicho que…
AHH!!

Ya lo sé.

Que has fichado por Vertele.

Se veía venir.
POLE.T. ha dicho que…
Lo malo es que generan demasiadas expectativas... Bueno, lo de Vertele no sé si sería la bomba tampoco...

No soy el único al que le pirran las intrigas! Déjame pensar...
quest ha dicho que…
Ni idea de a quien te refieres... ¬¬
Christian ha dicho que…
Creo que, a estas alturas de la película (nunca mejor dicho), poca gente queda que se trague el rollo ese de la censura xD

Ya os desvelo yo la sopa de ajo: el asunto de que ha sido censurada no cuela. Una película de Jim Carrey vale mucha pasta como para paralizar su estreno por una tontería así en el país del porno duro.

¿Por qué tanta gente quiere ver ahora esa película? Pues porque "ha sido censurada" xD ¡Que no sabéis de marketing, salaos! :-P
Anónimo ha dicho que…
a ver christian , ahora no te las vengas a dar de listillo que eso ya se sabe desde hace años... las polemicas venden ... saludos

Entradas populares de este blog

Los 8 momentos memorables del final de Mujeres Desesperadas

Pueden contarse con los dedos de una mano las series que han logrado cerrar la persiana sin remordimientos. Mujeres desesperadas seguramente se encuentre en ese reducido grupo de privilegiadas que alcanza el final satisfaciendo a la gran mayoría de sus seguidores, sin polémicas, sin originalidades, sin alterar, en definitiva, la esencia de una fórmula que la ha mantenido en antena durante ocho temporadas.
Podrán vertirse muchas críticas sobre esta creación de Marc Cherry, gustarán más o menos algunas épocas de la serie, pero lo que no puede negársele a Mujeres desesperadas es la fidelidad a su público. La coherencia suele convertirse en la factura pendiente en producciones que, movidas por el éxito, suelen alargarse hasta el infinito, perdiendo en el camino la cordura (Lost) o a buena parte de su reparto original (CSI).
Consciente de ello, Cherry decidió ponerle punto y final a su niña mimada antes de que el tiempo erosionara su identidad. La fecha escogida fue el pasado domingo 13…

Las 12 mejores escenas de Breaking Bad a las puertas del ansiado final

Nueva fecha para marcar en la historia de la televisión. El próximo 29 de septiembre finaliza Breaking bad, que sin desvelarnos todavía su desenlace ya se ha hecho un hueco en el olimpo de las grandes series, ese lugar sagrado donde cohabitan Los soprano y The wire. Si se mantiene el nivel de esta quinta temporada, el capítulo promete despedirse por todo lo alto. Pero en caso de que Vince Gilligan, su creador, no cumpla con las enormes expectativas, puede descansar tranquilo. Nos deja para el recuerdo una retahíla de escenas memorables. Lo que viene a continuación no es más que el botón de una muestra inabarcable de grandes momentos.


1. Primera escena (1x01 - Pilot)
Si la regla de oro de toda novela es captar al lector desde la primera frase, desde luego esa pareció ser la consigna seguida también por Vince Gilligan en Breaking bad. Un hombre en calzoncillos y una máscara antigás conduce histéricamente una autocaravana por una carretera desierta de Nuevo México. A su lado, el copiloto…

ESPECIAL SITGES 2017 | A GHOST STORY | La muerte desde la muerte

El amor y la muerte conforman un pack muy jugoso para el cine, que ha sabido retratarlo desde todos los ángulos posibles. Pero quién iba a decirnos que las reflexiones más desgarradoras y clarividentes sobre el vacío emocional llegarían de la mano de la ciencia ficción, de un relato imaginario que con una intencionada apuesta formal sitúa el punto de vista en un fantasma de sábana blanca. Una presencia sin expresión que observa la evolución de su entorno tras su fallecimiento. Una mirada sin ojos, un cuerpo sin forma ni voz que transmite más emociones que tantos otros intentos fallidos.

Es una lástima que esa apuesta formal lastre en cierta forma la apabullante evolución del metraje. A Ghost Story arranca petulante, encantada de conocerse, sometiendo al espectador a auténticos actos de fe, como vislumbrar a Rooney Mara en plano fijo degustando un pastel durante varios interminables minutos. Algunos lo han calificado de hipster en su sentido más peyorativo. Su formato cuadrado con bord…