Ir al contenido principal

Fringe, más vale tarde que nunca

Por alguna razón paranormal abandoné Fringe después de haber visto el impresionante episodio piloto. Fenómeno inexplicable donde los haya. Pero tras el decepcionante final de Perdidos, huérfanos de serie adictiva, supongo que muchos depositamos en la nueva producción de J.J. Abrams nuestras esperanzas. Eso, y que las alabanzas a su final de primera temporada y a una segunda, al parecer, todavía mejor, no paraban de lloverme. Imposible resistirse.
Como decía, es extraño abandonar Fringe tras el piloto porque contiene todos los ingredientes para atrapar al espectador. Su duración, como la de un largometraje, y su elevado coste (sigue siendo el estreno televisivo más caro de la historia), están plenamente justificados. El arranque inicial, con un avión aterrizando en extrañas circunstancias es una de las mejores cartas de presentación televisivas que yo recuerde (a superar, todavía está, la de Twin Peaks). Y esta tónica de introducciones de alto impacto será la que se mantenga a lo largo de la serie, al menos hasta el episodio octavo de la primera temporada, que es hasta donde he llegado en el momento de escribir estas líneas.
Demasiado pronto, quizá, para valorar una serie que, según cuentan, dará un giro sorprendente en los próximos capítulos. Pero mientras que algunos comentarios resaltaban la necesidad de tener paciencia en los episodios iniciales, por pesados y reiterativos, a mí me ha parecido oportuno comentar justo lo contrario, que me están fascinando. Si lo que se avecina es mucho mejor, no quiero ni pensar en la nota que merecería Fringe. Sólo cabe esperar que J.J. no se apee del proyecto de la misma forma que hizo con Perdidos, para aparecer después y decir que la serie no tenía un rumbo fijo.
Fringe comienza siendo una serie procedimental y eso, de entrada, es un motivo para abandonarla. Los episodios autoconclusivos suelen conducir irremediablemente hacia el aburrimiento. Buena prueba de ello la encontramos en House, la única que sigo con esta estructura, y en la que ya no saben cómo romper la rutina de los casos semanales. Aún así, siempre logran hacerlo. Pero el caso de Fringe es bien distinto. Es cierto que cada capítulo comienza con una nueva historia, pero de las ocho que ya he podido ver no hay ni una sola que no haya contado con un arranque y un desenlace espectaculares. El desarrollo ya es otro cantar, bastante más desigual.
Bastante a menudo se ha comparado la serie con Expediente X. Sin haber visto ni una sola vez a los agentes Mulder y Scully en acción, diría que aquella trataba sobre los fenómenos paranormales, mientras que aquí nos encontramos con un entramado de intereses privados que experimentan sin pudor todo tipo de aberraciones en humanos. Ciencia ficción versus la llamada ciencia límite. Hay una pequeña diferencia.
Pero además, hay algo que prolonga el interés más allá de los casos. Un misterio que va surgiendo en cada episodio y que nos mantiene en vilo. Una potente multinacional con mayores poderes que cualquier gobierno, llamada Massive Dynamics, un calvo siniestro que todo lo observa y la constante sospecha de que el jefe de la protagonista tiene mucho que esconder. Y es que la serie encuentra en los personajes y en sus misterios uno de sus grandes polos de atracción. Sin duda, hoy por hoy, ¡larga vida a Fringe!

Protagonistas y presencias turbadoras

Olivia Dunham
Es la gran protagonista de la serie y uno de sus mayores aciertos. A esta agente del FBI no le tiembla el pulso a la hora de enfrentarse a su jefe y tomar decisiones impensables en una institución tan burocratizada. Se topará de golpe con una realidad desconocida, la de la ciencia límite, tras intentar salvar a su compañero y amante. Anna Torv, la actriz que da vida a Olivia, apenas era conocida antes de la serie pero, sin duda, esta belleza australiana, una mezcla entre Cate Blanchett y Katherine Heigl, dará mucho que hablar. Sorprende que todavía no la hayan tenido en cuenta en los galardones.

Walter Bishop
Él es el Frankenstein que llevó a cabo todo tipo de experimentos en humanos basados en la ciencia límite, lo que le llevó a estar ingresado 17 años en un psiquiátrico por homicidio sin premeditación. Rescatado ahora por Olivia para resolver los casos de un departamento especial del FBI, sus salidas de tono por momentos resultan graciosas, por momentos un tanto agotadoras. Aún así, se comprende el enfado de los fans con los Emmy por no haber considerado todavía la interpretación de John Noble como digna de un premio.

Peter Bishop
A Joshua Jackson todavía le hacen bromas recordando su pasado como Pacey en Dawson crece, pero parece que con Fringe va a conseguir desprenderse definitivamente del personaje. Peter es el hijo rebelde, y también cobaya, del científico loco, el único que puede mantener a raya los delirios de su padre. Sus comentarios sarcásticos sobre el lunático son casi tan reiterativos como los descuidos de Walter, pero su presencia es indispensable para la tensión sexual no resuelta con Olivia que se avecina.

Astrid Farnsworth
Es el personaje más insustancial de la serie, aunque aparezca más en pantalla que otros secundarios que en sólo unos minutos logran transmitir muchas más sensaciones. La agente federal y ayudante de Olivia en los casos sólo sirve, de momento, como blanco de los descuidos de Walter con su nombre. Si yo fuera la actriz Jasika Nicole estaría muy frustrada de formar parte del equipo de Fringe sin apenas formar parte. Aparece en todos los episodios pero es como si no estuviera.

Philip Broyles
J.J. Abrams parece haberle encontrado el gusto a Lance Reddick. Los papeles de líder turbio se le amontonan al actor tras The wire, Lost y ahora Fringe. En esta ocasión vuelve a ser un jefe duro y tajante, de esos con cuyos ojos te tiemblan las piernas. Hasta que aparece la contestona Olivia y comienza a hacer más preguntas de las necesarias. Sus contactos con una de las mandamases de Massive Dynamics y alguna que otra obstaculización de las investigaciones demuestran que no es trigo limpio.

Charlie Francis
Es el compañero más leal de Olivia en el FBI. Y precisamente por eso es el candidato perfecto a traidor inesperado. Habrá que verlo, pero ya se ha insinuado que alguien filtra información de las investigaciones y, o se trata del mismísimo Philip Boyles, o estamos ante otro agente corrupto como lo era el novio muerto de Olivia. El actor Kirk Acevedo es un asiduo de la pequeña pantalla. Lo hemos podido ver como prisionero en Oz y como soldado en Band of brothers.

Nina Sharp
Es tan enigmática como la empresa en la que trabaja. Massive Dynamics le cambió la vida al curarle un cáncer y reemplazarle un brazo por una prótesis robótica. Por el momento es la cara visible de la empresa, a la espera de la aparición del consejero delegado, un tal William Well. Ha tentado a Olivia para que trabaje en el sector privado, no sabemos si para quitarse una molestia de encima o para aprovechar todo su potencial. Desde luego, sus intenciones no pintan ser nada buenas. Tanto ella como la potente compañía tienen mucho que ocultar. La veterana actriz que da vida a Nina es Blair Brown.

El Observador
El capítulo en el que aparece por primera vez este personaje es uno de los mejores de este inicio de temporada. De repente, un hombre calvo, sin cejas, observa desde un bar cómo se cae una grúa en pleno Nueva York mientras se come sin problemas una hamburguesa repleta de picante. Después sabremos que ha estado en todos los extraños eventos que pertenecen al denominado patrón y que es capaz de leer la mente de algunas personas. Michael Cerveris es el rostro de uno de los personajes más intrigantes de la serie.

Comentarios

rehlu ha dicho que…
Interesante serie que no descarto ver, hace tiempo vi el piloto y parecía expediente x. Ya te diré cuando la vea en serio ...
POLE.T. ha dicho que…
Creo que te gustará! Ya te digo que nunca vi Expediente X, pero aquí la idea de extraterrestres y fenómenos paranormales no aparece, pero supongo que la estructura es parecida...
Izengabe ha dicho que…
Está muy bien, a medida que aanza mejora, sobre btdoo en al segunda mitad de la 2ªT... muy recomendable e incluso mejor que Lost, porque aquí se ve que no meten misterios por meter...
POLE.T. ha dicho que…
Ay madre, pues no me queda nada, no?? jajajaja
jesn ha dicho que…
Impresionante Fringe!! el 23 de Septiembre empieza en USA la 3ª temporada.

Cuando acabes la 1ª y la 2ª tendras que cambiar la critica en todos los aspectos, en personajes, en tramas..

Yo si vi Expediente X, y ademas de lo que decis que ya, tambien habia casos parecidos a los de Fringe, no solo eran extraterrestes y fenomenos paranormales..habia mas casos..ademas de la conspiracion o conspiraciones (del gobierno USA), que eran cap. no autoconclusivos como en Fringe.
POLE.T. ha dicho que…
O sea que Fringe se parece a Expediente X, entonces? Ya me dirás cual te gusta más!

Por eso he puesto que voy por el 8 de la primera temporada, porque ya dijísteis que luego daba un giro. Estoy deseando verla entera!! Por cierto, que ya voy por el 13!! jejejej
quest ha dicho que…
Yo voy por el 1x11 de esta serie y estoy enganchadísimo. Desde hace unos cuantos capítulos se ve que tiene un sentido (no sé cuál, pero lo tiene), que tiene guión, vaya... después de lo de Lost ya es un avance.

Las comparaciones con Expediente X son lógicas, de hecho estoy seguro que a quien le gustó X-Files en su día estará disfrutando mucho con esta serie. Expediente X no era sólo extraterrestres... tenía su parte de ciencia y conspiración "el Gobierno niega todo conocimiento" y blablabla.

Larga vida a Fringe!
POLE.T. ha dicho que…
Acabo de ver el 14... Después de un 12 y 13 que flojean un poco, este vuelve a ser la repera!! Definitivamente, la serie gana cuando deja lo procedimental. De momento, me quedo con el capítulo 'Desde dentro', el de los gusanos gigantes saliendo de las bocas... Brutal!
quest ha dicho que…
Yo ayer vi el 12 y 13. Confieso que me motiva que alguien los vaya viendo más o menos al mismo ritmo que yo. Si lo que sucede en el 13 (cierran la trama de John Scott y los viajes dentro del tanque a los recuerdos compartidos) lo cumplen, es un puntazo, porque empezaba a ser un recurso fácil para las tramas de cada capítulo. Además, si es taaaan peligroso será mejor que lo vayan dejando.
Hoy veré el 14 y 15, a ver.

Entradas populares de este blog

Los 8 momentos memorables del final de Mujeres Desesperadas

Pueden contarse con los dedos de una mano las series que han logrado cerrar la persiana sin remordimientos. Mujeres desesperadas seguramente se encuentre en ese reducido grupo de privilegiadas que alcanza el final satisfaciendo a la gran mayoría de sus seguidores, sin polémicas, sin originalidades, sin alterar, en definitiva, la esencia de una fórmula que la ha mantenido en antena durante ocho temporadas.
Podrán vertirse muchas críticas sobre esta creación de Marc Cherry, gustarán más o menos algunas épocas de la serie, pero lo que no puede negársele a Mujeres desesperadas es la fidelidad a su público. La coherencia suele convertirse en la factura pendiente en producciones que, movidas por el éxito, suelen alargarse hasta el infinito, perdiendo en el camino la cordura (Lost) o a buena parte de su reparto original (CSI).
Consciente de ello, Cherry decidió ponerle punto y final a su niña mimada antes de que el tiempo erosionara su identidad. La fecha escogida fue el pasado domingo 13…

Sin etiquetas

Qué gran golpe nos habría propinado Tomboy si desconociéramos el argumento de la cinta antes de entrar en la sala. Con la boca abierta nos habría dejado esa escena en la que el hasta el momento protagonista de la cinta, un niño de 10 años, se levanta de la bañera y nos desvela que en realidad tiene vagina. Tan valiente como esa imagen de una menor desnuda, irreproducible en otra cinematografía que no sea la francesa, hubiera sido mantener el secreto hasta ese instante. La experiencia habría sido inmejorable.

Pero el marketing manda y había que vender la película de alguna manera. Difícil resistirse a la tentación de titular con el reclamo de una niña que se hace pasar por chico. Es probable que de otra forma sólo unos pocos aventurados se hubiesen atrevido a verla, así que bienvenida la estrategia de venta si con ella se consiguen más espectadores para una cinta modesta, silenciosa, pero que seguro es la más gratificante de una cartelera de puente de mayo tan desalentadora.

Más que el…

Las 12 mejores escenas de Breaking Bad a las puertas del ansiado final

Nueva fecha para marcar en la historia de la televisión. El próximo 29 de septiembre finaliza Breaking bad, que sin desvelarnos todavía su desenlace ya se ha hecho un hueco en el olimpo de las grandes series, ese lugar sagrado donde cohabitan Los soprano y The wire. Si se mantiene el nivel de esta quinta temporada, el capítulo promete despedirse por todo lo alto. Pero en caso de que Vince Gilligan, su creador, no cumpla con las enormes expectativas, puede descansar tranquilo. Nos deja para el recuerdo una retahíla de escenas memorables. Lo que viene a continuación no es más que el botón de una muestra inabarcable de grandes momentos.


1. Primera escena (1x01 - Pilot)
Si la regla de oro de toda novela es captar al lector desde la primera frase, desde luego esa pareció ser la consigna seguida también por Vince Gilligan en Breaking bad. Un hombre en calzoncillos y una máscara antigás conduce histéricamente una autocaravana por una carretera desierta de Nuevo México. A su lado, el copiloto…