Ir al contenido principal

SHOCKS SEMANALES #17

Tráiler 2ª temporada Downton Abbey
Una de las mejores series de la temporada pasada no era estadounidense. Downton Abbey daba el campanazo no sólo en su país de origen, Gran Bretaña, sino también al otro lado del charco e incluso aquí, donde los gustos televisivos no se caracterizan por la exquisitez. Porque de eso precisamente anda sobrada esta producción de época sobre la diferencia de clases en un condado inglés. El tráiler de su esperada segunda temporada desarrolla lo que ya anunciaba el último episodio: la Primera Guerra Mundial será la protagonista. Al ritmo adrenalínico en el que se suceden las imágenes es complicado captar muchos detalles pero ya podemos vaticinar alguna muerte y una dramática despedida entre Mary y Matthew Crawley. El próximo domingo llega a la ITV inglesa. A ver cuando Antena 3 la ‘pone’.

Guerra de audiencias: Rockefeller vs El HormigueroEra un sinsentido. Uno de los bicharracos con los que José Luis Moreno se hizo famoso, Rockefeller, volvía a la televisión y un canal tan antagónico a La 1 como Telecinco lo anunciaba a bombo y platillo. ¿La razón? Esa misma noche comenzaban Trancas y Barrancas su nueva andadura en Antena 3. De sinsentido a ridículo. Por descontado, Pablo Motos barrió en su inicio de temporada y las chicas de Vuélveme boba, además de soportarse a sí mismas, tuvieron que aguantar también al pajarraco de Moreno. Absurdo movimiento de marionetas en Telecinco que únicamente le sirvió como cura de humildad. El espectador no traga con todas sus estrategias. Esta vez la contraprogramación no fue agresiva. Fue penosa.

Eddie Murphy, presentador de los OscarsPocos actores acumulan en su carrera tamaña cantidad de chorradas. Ni siquiera se ha esforzado, como por ejemplo Jim Carrey, en demostrar al mundo y a sí mismo que es capaz de ponerse serio. Su descomunal sonrisa es permanente. En los años 80 y 90 tuvo su momento (El príncipe de Zamunda, Superdetective en Hollywood) pero desde Dr. Dolittle este hombre no ha logrado levantar cabeza. Pues bien, Brett Ratner, el experto en destrozar sagas como la de los X-Men o Hannibal Lecter y productor de la próxima gala de los Oscar, ha decidido rescatarlo del olvido para ponerle al frente del espectáculo más importante del año. Vale que la pareja Anne Hathaway-James Franco del año anterior fue todo un fracaso, pero ¿en serio no había mejores cómicos en Estados Unidos para presentar la ceremonia? Kristen Wiig, el descubrimiento del año a este lado del Atlántico gracias a La boda de mi mejor amiga era la candidata perfecta.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los 8 momentos memorables del final de Mujeres Desesperadas

Pueden contarse con los dedos de una mano las series que han logrado cerrar la persiana sin remordimientos. Mujeres desesperadas seguramente se encuentre en ese reducido grupo de privilegiadas que alcanza el final satisfaciendo a la gran mayoría de sus seguidores, sin polémicas, sin originalidades, sin alterar, en definitiva, la esencia de una fórmula que la ha mantenido en antena durante ocho temporadas.
Podrán vertirse muchas críticas sobre esta creación de Marc Cherry, gustarán más o menos algunas épocas de la serie, pero lo que no puede negársele a Mujeres desesperadas es la fidelidad a su público. La coherencia suele convertirse en la factura pendiente en producciones que, movidas por el éxito, suelen alargarse hasta el infinito, perdiendo en el camino la cordura (Lost) o a buena parte de su reparto original (CSI).
Consciente de ello, Cherry decidió ponerle punto y final a su niña mimada antes de que el tiempo erosionara su identidad. La fecha escogida fue el pasado domingo 13…

Sin etiquetas

Qué gran golpe nos habría propinado Tomboy si desconociéramos el argumento de la cinta antes de entrar en la sala. Con la boca abierta nos habría dejado esa escena en la que el hasta el momento protagonista de la cinta, un niño de 10 años, se levanta de la bañera y nos desvela que en realidad tiene vagina. Tan valiente como esa imagen de una menor desnuda, irreproducible en otra cinematografía que no sea la francesa, hubiera sido mantener el secreto hasta ese instante. La experiencia habría sido inmejorable.

Pero el marketing manda y había que vender la película de alguna manera. Difícil resistirse a la tentación de titular con el reclamo de una niña que se hace pasar por chico. Es probable que de otra forma sólo unos pocos aventurados se hubiesen atrevido a verla, así que bienvenida la estrategia de venta si con ella se consiguen más espectadores para una cinta modesta, silenciosa, pero que seguro es la más gratificante de una cartelera de puente de mayo tan desalentadora.

Más que el…

Refugiados, otra víctima del hype desorbitado

Lancemos desde aquí una advertencia a nuestras televisiones. Dejen de promocionar sus nuevas apuestas de ficción como la panacea de la ficción española, como el antes y el después que nos equiparará de una vez por todas con el panorama televisivo internacional. Traslademos también el aviso a nuestros compañeros periodistas. Avísennos cuando realmente un producto de nuestro país rompa esquemas, aporte auténticas novedades y no esté en todo momento con el ojo puesto en los grandes referentes, los que marcan tendencia. Porque de todo el arsenal de grandes novedades que nos esperaban esta temporada, sólo una, El ministerio del tiempo, ha asumido un gran riesgo y pulverizado moldes. 
Flaco favor le hacemos a las productoras españolas si generamos excesiva y precipitada expectación con propuestas que, sólo faltaría, se adecuan a los nuevos tiempos pero que en realidad no tienen ni tendrán un peso determinante en el mercado internacional. Desde el momento en que, tanto desde los medios como …