Ir al contenido principal

Boardwalk Empire, ¿la favorita para los Emmys?

Faltan dos días para los Emmys, galardones a los que siempre acompaña esa desgastada coletilla de “Los Oscars de la televisión”. Hace tiempo que se han ganado un puesto de honor en las agendas de todo adicto al espectáculo. Merecen ya que se les cite con propiedad y no cómo meros secundarios a remolque de la gran noche del cine. Y menos todavía con el impresionante repertorio de series nominadas, a la altura en calidad y prestigio de los mejores filmes.

Después de tres ediciones seguidas como vencedora, Mad men se enfrenta este año a una seria competencia. Hasta el punto que los lectores de La Pantalla la sitúan en una tercera posición en la lista de favoritas. El primer puesto lo ocupa la gran candidata a destronar a los agentes publicitarios de la AMC, la debutante Boardwalk Empire, con ocho de los 27 votos obtenidos. La serie de la HBO producida por Martin Scorsese y protagonizada con absoluta maestría por Steve Buscemi ya nació con ese objetivo y parece que va camino de conseguirlo.

A Nucky Thompson le sigue bien de cerca Dexter Morgan, con sólo un voto menos que el tesorero de Atlantic City. La apuesta es arriesgada. Esta quinta temporada, junto con la cuarta, ha sido una de las más apasionantes de la serie de Showtime, pero sorprendería que lograra desbancar a producciones más del gusto de los académicos como las citadas Mad men o Boardwalk Empire, con una factura más acorde con las predilecciones de la crítica. Aún así, por qué no, sería una grata sorpresa.

La HBO hace doblete colocando en la carrera a su otro gran estreno de la temporada, la ambiciosa Juego de tronos. Junto a Mad men, la increíble adaptación de la saga de George R.R. Martin ha recibido el apoyo de cuatro lectores, aunque por el historial de estos premios no parece que sus electores sientan una especial atracción por las series arriesgadas y explícitamente sexuales. Su triunfo también sería toda una revolución.

En cuarta posición, con tan sólo tres votos, se encuentra la que hoy por hoy es la serie más vibrante del panorama televisivo estadounidense. The good wife, además, parece contar con el beneplácito de los académicos, porque sus dos temporadas ya han sido nominadas en sendas ocasiones. Su segunda season iguala e incluso supera la calidad de su predecesora, pero sospechamos que la estructura procedimental, aún estando tan bien hilada como esta producción de los hermanos Scott, es un handicap para recibir el decisivo voto final.

La que parece contar con menos apoyo es Friday Night Lights, con tan sólo una única alma caritativa dándole el voto de confianza a su temporada final. Es la primera y última vez que estará nominada a mejor drama en los Emmys. Puede que un ataque de nostalgia invada a los académicos y quieran despedirla por todo lo alto, pero su victoria pasaría a formar parte de la larga lista de incongruencias de este tipo de premios (¿Sólo le reconocemos el final tras cinco temporadas?). La madrugada del próximo domingo a las 2 (hora española) comenzaremos a salir de dudas. Como el año pasado, La Pantalla hará seguimiento en directo minuto a minuto.

Comentarios

Natalia ha dicho que…
Esta serie tiene todos los elementos para cautivarnos y dejarnos pegados al televisor. Como todas las demás series de HBO, Boardwalk Empire es una producción sin precedentes que no escatima en gastos porque nos quiere traer la mejor televisión de calidad. Una trama impresionantemente interesante

Entradas populares de este blog

CALL ME BY YOUR NAME | Cuando la homosexualidad es lo de menos

Hoy sería imposible de reproducir. Una historia de amor a fuego lento, con el pálpito y la inocencia de la novedad desconocida, con el hartazgo y la reflexión de las horas muertas. Un entorno utópico, de ensueño, donde el tiempo pasa sin distracciones ni interrupciones, en el que la palabra recobra su poder, las relaciones se gestan de forma paciente y ni un solo gesto pasa desapercibido. Hay que remontarse a un lugar del norte de Italia en 1983 para redescubrir aquellos tiempos en los que nada, ni mucho menos el amor, se zanjaba con la inmediatez de un pulgar.

En ese contexto bucólico de la Toscana, en el que la belleza natural se entremezcla con la música, el arte y la oratoria, se desarrolla una relación llamada a convertirse en una de las más emocionantes de la historia del cine. Una atracción imprevista, que se va degustando piano piano, entre jugosos zumos de albaricoque y paseos en bici, entre el letargo de los calurosos días de verano y la presión del calendario. El amor de v…

Los 8 momentos memorables del final de Mujeres Desesperadas

Pueden contarse con los dedos de una mano las series que han logrado cerrar la persiana sin remordimientos. Mujeres desesperadas seguramente se encuentre en ese reducido grupo de privilegiadas que alcanza el final satisfaciendo a la gran mayoría de sus seguidores, sin polémicas, sin originalidades, sin alterar, en definitiva, la esencia de una fórmula que la ha mantenido en antena durante ocho temporadas.
Podrán vertirse muchas críticas sobre esta creación de Marc Cherry, gustarán más o menos algunas épocas de la serie, pero lo que no puede negársele a Mujeres desesperadas es la fidelidad a su público. La coherencia suele convertirse en la factura pendiente en producciones que, movidas por el éxito, suelen alargarse hasta el infinito, perdiendo en el camino la cordura (Lost) o a buena parte de su reparto original (CSI).
Consciente de ello, Cherry decidió ponerle punto y final a su niña mimada antes de que el tiempo erosionara su identidad. La fecha escogida fue el pasado domingo 13…

LOS ARCHIVOS DEL PENTÁGONO | La Rogue One de Todos los hombres del presidente

Salvando las enormes distancias entre dos propuestas tan distintas, hay que admitir que Los archivos del Pentágono contiene una gran similitud con el primer spin-off de Star Wars. Ambas películas desarrollan una trama más o menos desconocida, con mayor o menor fortuna, para deleitarnos en los últimos minutos con una apoteósica y vibrante secuencia en la que se enlaza con un episodio vital de nuestra memoria audiovisual y colectiva. Si en la saga galáctica Rogue One nos emplazaba al inicio de los inicios, Spielberg remata su análisis sobre la época dorada del The Washington Post uniéndola con su capítulo más destacado en la historia del periodismo de investigación, el que protagonizaron Woodward y Bernstein con el caso Watergate y que inmortalizó Alan J. Pakula en Todos los hombres del presidente. Ambos filmes, por tanto, despliegan una traca final que reconcilia al espectador escéptico con todo el metraje anterior, dejando la sensación de que el viaje ha merecido la pena.

Pero, ¿mere…