Ir al contenido principal

ESTRENOS OTOÑO: Terra Nova

Esto no se hace. No se comienza una serie con un arranque tan prometedor para derribar todo lo construido en tan sólo quince minutos. Tampoco se desaprovecha un filón como el de estar avalada con la coletilla “producida por Steven Spielberg”, aunque visto lo visto, al menos en televisión, ya no sea garantía de calidad. Y sobre todo no se derrumban casi dos años de expectativas con un resultado que finalmente no ha estado a la altura.

Terra Nova es un mejunje que mezcla los restos de saldo de grandes producciones de Hollywood, un batiburrillo descarado en busca del éxito seguro que en vez de resultar inspirador termina convirtiéndose en paródico. El lugar al que viajan en el tiempo los protagonistas es una combinación entre la isla Nublar y Dharmaville pero en versión virtual. Han pasado casi 20 años desde el primer Jurassic Park y los que parece que hayan viajado en el tiempo son los efectos especiales. Influenciados por la moda actual, puede que los responsables hayan querido rescatar el modelo de dinosaurio ochentero.

Pero no es sólo que los decorados se inspiren de forma tan flagrante y choricera en productos muy reconocibles para el espectador. La trama también combina de forma bastante tosca algunos de los elementos por los que se hicieron famosos. Si en Perdidos estaban los otros, aquí están los sextos. Si había un misterio con números, aquí lo tenemos con formas geométricas. Que la ambigüedad de los personajes daba juego, pues intentamos insertarlo aunque los actores no tengan el suficiente carisma.

Pero está claro que el espejo en el que más ha querido mirarse Terra Nova y que seguramente motivó el de la Fox al proyecto es Avatar. El mensaje ecologista de un planeta Tierra devastado por la ambición del hombre y de un retorno a la naturaleza como válvula de escape es idéntico. Con las vistas aéreas, ni de lejos tan logradas, parece que por momentos sobrevolemos el planeta Pandora. Y por si tantas coincidencias no fueran suficientes, hasta Stephen Lang hace acto de presencia con un papel sospechosamente parecido al del coronel Miles.

Es muy lícito tomar como referencia éxitos del pasado para intentar repetirlos, pero siempre conviene disimularlo con una vuelta de tuerca novedosa. Eso precisamente es lo que ofrecía los primeros minutos del piloto, un punto de partida mucho más interesante que la llegada de los personajes a la prehistoria. Con un futuro apocalíptico, en el que apenas se respira aire puro, las familias tienen prohibido engendrar más de dos hijos. Nuestro papá y mamá protagonistas, en cambio, se saltaron la norma y ahora deben sufrir las consecuencias. La escena de acción con la policía del futuro es un buen ejemplo de ciencia ficción adrenalínica, pero una vez traspasado el túnel del tiempo 85 millones de años atrás, se diluye en forma de presentación hueca y ligera.

¿No hubiera resultado más sugerente, mucho más dramático, dividir a la familia en ambos tiempos? ¿La madre y los hijos adolescentes enfrentándose a terribles dinosaurios y el padre héroe intentando recuperar a la pequeña en un futuro agonizante? Con todos los miembros situados en esa especie de campamento jurásico el único aliciente que se nos antoja en la serie es comprobar el impresionante estado físico de Jason O’Mara o la exótica belleza de Shelley Conn. Terra Nova, junto a Falling Skies, viene a reafirmar que al Rey Midas de Hollywood todavía le queda un gran trecho para conquistar un terreno que se le resiste, el de la pequeña pantalla.

El doble capítulo de Terra Nova se estrenó el pasado lunes en Fox con 9.200.000 espectadores y unos demográficos de 3,1, situándose por detrás de Dancing with the stars y las comedias de la CBS.

Comentarios

quest ha dicho que…
Dividir a miembros de la familia en dos tiempos??? Y no te suena eso de ninguna serie?? ¬¬
POLE.T. ha dicho que…
En Lost pasaba eso? Tal como han iniciado esta serie creo que era la opción más interesante, al menos para amortizar los decorados virtuales del futuro!
quest ha dicho que…
Esas divisones especio temporales me suenan a Lost, a Fringe... no sé,si sucediese en Terra nova no creo que estuvieses diciendo que es original.
quest ha dicho que…
jaja, qué mal escribo!!
POLE.T. ha dicho que…
Probablemente, el caso es quejarse! jajajaj. Si vieras el piloto me entenderías. La trama del futuro era mucho más prometedora!

Entradas populares de este blog

EMMYS 2016: Las nominaciones ideales en Drama

Un año más, los Emmy anuncian sus nominaciones rodeados de las inevitables polémicas por sus destacadas ausencias. Esta edición no iba a ser menos. Los olvidos nuevamente han sido más sonados que los aciertos, movidos por una inercia que suele ser la tónica en los premios más importantes de la televisión mundial. Sin embargo, esta vez los académicos han decidido dar una alegría a aquellos que veníamos reivindicando The Americans como una de las mejores series actuales. Tanto la creación de Joe Weisberg como sus protagonistas, Keri Russell y Matthew Rhys, han logrado por fin el reconocimiento de unos galardones que los han ignorado sistemáticamente durante sus tres primeras temporadas. Son la excepción de unos Emmy que han decidido pasar de largo nuevamente de The Affair y The Leftovers, sin duda, dos de las producciones más destacadas en los dos últimos años. Por eso mismo, y por otros importantes resbalones, ahí van mis nominaciones ideales en la categoría dramática.

MEJOR SERIE DRAM…

Un Eastwood de retirada

Clint Eastwood ya está de vuelta de todo. Le importa un pimiento si su apoyo a Donald Trump le comporta enemigos o si su definición actual de la generación de mariquitas traspasa lo políticamente correcto y ofende al personal. Tampoco su filmografía parece importarle demasiado. Pocos reparos ha tenido en presentar auténticos bodrios como Jersey boys o cintas mediocres como Más allá de la vida o El francotirador. En su historial ya se encuentran Los puentes de Madison, Sin perdón, Mystic River o Million dollar baby. Ya no necesita reivindicarse. Mucho menos con 86 años, la edad suficiente para restar trascendencia a esta época de polémicas efímeras. El actor ya se labró su carrera como director y ahora corresponde al público determinar si su talento sigue en forma o se mantiene gracias a una base de fieles seguidores.

Sully corresponde a esa cada vez más amplia y frecuente lista de películas en su carrera que simplemente alcanzan la corrección, adoptando ese tono grandilocuente y pat…

MOONLIGHT | Camaleón a la fuerza

Una historia sobre homosexualidad dentro de la comunidad negra parecía una vuelta de tuerca, un quién da más dentro del cine de denuncia social que podría suponer el reclamo perfecto para una Academia de Hollywood deseando resarcir sus pecados discriminatorios. Por suerte, Moonlight no pertenece a ese grupo de cintas que buscan a toda costa la exaltación, que se convierten en estandartes de la lucha contra la opresión de la hegemonía blanca y heterosexual. La propuesta de Barry Jenkins es mucho más valiosa, ya que con su premisa y, sobre todo, su puesta en escena, logra abarcar un sentimiento prácticamente universal, el del miedo a la propia identidad.

Little, Chorin y Black no son sólo los tres actos en los que se divide la trama sino las tres fases de un complicado proceso de asimilación personal, el que sufre un niño, adolescente y adulto lidiando consigo mismo y su entorno de barrio marginal en Miami. Esta vez la marginación no surge del racismo sino desde dentro, desde el propio …