Ir al contenido principal

Especial USA: Visitando Alcatraz

Meses antes de que se estrene una de las series más esperadas de la temporada, desembarcamos en Alcatraz, donde el gurú televisivo J.J. Abrams ha decidido ubicar su nueva producción para la Fox. Algo desprende esta mítica prisión de alta seguridad que despierta la curiosidad de todos y que de bien seguro contribuirá al éxito de la ficción protagonizada por Sam Neill. Desde luego, la combinación de este entorno único y misterioso y de la ciencia ficción marca J.J. debería suponer un motivo suficiente para augurarle a Alcatraz una buena acogida entre la audiencia.

La serie, todavía pendiente de fecha de estreno, narrará la misteriosa reaparición en la actualidad de guardianes y prisioneros de la cárcel desaparecidos décadas atrás. La encargada de la investigación será la agente Rebecca Madsen (Sarah Jones), que contará también con la ayuda del Dr. Diego Soto (supondrá el regreso de Jorge García tras el final de Perdidos), el mayor experto del mundo en Alcatraz. Sam Neill, por su parte, interpretará al jefe de una agencia gubernamental con mucho que ocultar.
Desconocemos si la serie nos obsequiará con varios exteriores de la célebre prisión. Lo más seguro es que los planos de la auténtica cárcel se reduzcan a meras cortinillas y el resto del rodaje haya tenido lugar en algún estudio de Hollywood. En todo caso, la visita a Alcatraz es una de las paradas indispensables de la ciudad de San Francisco. Aunque el paso del tiempo se deja notar en buena parte de su entorno, el interior se conserva en muy buenas condiciones. Y sobre todo mantiene la atmósfera de lo que debió ser un lugar sórdido y terrorífico. La experiencia de pasar un minuto encerrado en una celda de aislamiento ha sido una de las más sobrecogedoras de todo el viaje. Algunos prisioneros sufrieron esa tortura durante dos semanas.

Por lo que se deduce del tráiler de la serie, parece que el argumento no se centrará tanto en las vicisitudes de los presos sino más bien en la investigación en torno al misterio de las desapariciones. Más ciencia ficción que realismo carcelario. No estamos, por tanto, ante una nueva Prison break ambientada en una cárcel histórica, que sería quizá lo más deseable. En todo caso, habrá que esperar hasta el estreno para comprobar si esta vez a J.J. Abrams la trama no se le va de las manos como le ocurrió con Perdidos y como le podría estar ocurriendo con Fringe. Crucemos los dedos.


Comentarios

quest ha dicho que…
Joer, otro repor del viaje?? Yo te haría corresponsal en USA!!

Los derechos en España creo que los tiene laSexta... supongo que sabrán sacarle partido, rollo The Walking Dead. Para algo nuevo que van a ofrecer...
POLE.T. ha dicho que…
Y no acaba aquí la cosa... Todavía me queda el mejor! Ahí sí que me sentí corresponsal, corresponsal.

The walking dead va a ser más truño todavía. Quieren el doble de capítulos con la mitad de presupuesto. Y sin su creador. Abandónala.
quest ha dicho que…
Sí, yo también tengo la sensación de que irá a peor. Pero me esperaré a comprobarlo.

Entradas populares de este blog

CALL ME BY YOUR NAME | Cuando la homosexualidad es lo de menos

Hoy sería imposible de reproducir. Una historia de amor a fuego lento, con el pálpito y la inocencia de la novedad desconocida, con el hartazgo y la reflexión de las horas muertas. Un entorno utópico, de ensueño, donde el tiempo pasa sin distracciones ni interrupciones, en el que la palabra recobra su poder, las relaciones se gestan de forma paciente y ni un solo gesto pasa desapercibido. Hay que remontarse a un lugar del norte de Italia en 1983 para redescubrir aquellos tiempos en los que nada, ni mucho menos el amor, se zanjaba con la inmediatez de un pulgar.

En ese contexto bucólico de la Toscana, en el que la belleza natural se entremezcla con la música, el arte y la oratoria, se desarrolla una relación llamada a convertirse en una de las más emocionantes de la historia del cine. Una atracción imprevista, que se va degustando piano piano, entre jugosos zumos de albaricoque y paseos en bici, entre el letargo de los calurosos días de verano y la presión del calendario. El amor de v…

Los 8 momentos memorables del final de Mujeres Desesperadas

Pueden contarse con los dedos de una mano las series que han logrado cerrar la persiana sin remordimientos. Mujeres desesperadas seguramente se encuentre en ese reducido grupo de privilegiadas que alcanza el final satisfaciendo a la gran mayoría de sus seguidores, sin polémicas, sin originalidades, sin alterar, en definitiva, la esencia de una fórmula que la ha mantenido en antena durante ocho temporadas.
Podrán vertirse muchas críticas sobre esta creación de Marc Cherry, gustarán más o menos algunas épocas de la serie, pero lo que no puede negársele a Mujeres desesperadas es la fidelidad a su público. La coherencia suele convertirse en la factura pendiente en producciones que, movidas por el éxito, suelen alargarse hasta el infinito, perdiendo en el camino la cordura (Lost) o a buena parte de su reparto original (CSI).
Consciente de ello, Cherry decidió ponerle punto y final a su niña mimada antes de que el tiempo erosionara su identidad. La fecha escogida fue el pasado domingo 13…

LOS ARCHIVOS DEL PENTÁGONO | La Rogue One de Todos los hombres del presidente

Salvando las enormes distancias entre dos propuestas tan distintas, hay que admitir que Los archivos del Pentágono contiene una gran similitud con el primer spin-off de Star Wars. Ambas películas desarrollan una trama más o menos desconocida, con mayor o menor fortuna, para deleitarnos en los últimos minutos con una apoteósica y vibrante secuencia en la que se enlaza con un episodio vital de nuestra memoria audiovisual y colectiva. Si en la saga galáctica Rogue One nos emplazaba al inicio de los inicios, Spielberg remata su análisis sobre la época dorada del The Washington Post uniéndola con su capítulo más destacado en la historia del periodismo de investigación, el que protagonizaron Woodward y Bernstein con el caso Watergate y que inmortalizó Alan J. Pakula en Todos los hombres del presidente. Ambos filmes, por tanto, despliegan una traca final que reconcilia al espectador escéptico con todo el metraje anterior, dejando la sensación de que el viaje ha merecido la pena.

Pero, ¿mere…