Ir al contenido principal

Especial USA: Battlestar Galactica, The exhibition

El Experience Music Project es una de las visitas indispensables de Seattle, sobre todo para los amantes de la música, y también de la ciencia ficción. Este imponente edificio de Frank Gehry inaugurado en 2000 no sólo ofrece la oportunidad de juguetear con todo tipo de instrumentos sino que también dedica buena parte de su espacio a la sci fi y la cultura pop.
Dentro de su oferta de exposiciones temporales nos encontramos (hasta el próximo 4 de marzo de 2012) una dedicada a la serie de ciencia ficción por excelencia, la estrella del canal Syfy, Battlestar Galactica. Los amantes de esta vitoreada producción sabrán identificar mejor que yo cada una de las naves, indumentarias y personajes que conforman la exhibición (mi pack con la serie completa exige visionado inmediato). Para su disfrute, ahí van algunas imágenes:






Comentarios

quest ha dicho que…
Lo que tiene el friquismo. El post de Twin Peaks me encanta y este lo veo tan... tan... bueno, de todo tiene que haber :)
POLE.T. ha dicho que…
La exposición estaba dentro del museo, no es que pagara por verla. Si no veo la serie! Hice las fotos para un tal capricano que encima ni comenta el muy desagradecido!
quest ha dicho que…
jaja... siempre habrá alguien más desastre que me haga sentir mejor!!

Entradas populares de este blog

Los 8 momentos memorables del final de Mujeres Desesperadas

Pueden contarse con los dedos de una mano las series que han logrado cerrar la persiana sin remordimientos. Mujeres desesperadas seguramente se encuentre en ese reducido grupo de privilegiadas que alcanza el final satisfaciendo a la gran mayoría de sus seguidores, sin polémicas, sin originalidades, sin alterar, en definitiva, la esencia de una fórmula que la ha mantenido en antena durante ocho temporadas.
Podrán vertirse muchas críticas sobre esta creación de Marc Cherry, gustarán más o menos algunas épocas de la serie, pero lo que no puede negársele a Mujeres desesperadas es la fidelidad a su público. La coherencia suele convertirse en la factura pendiente en producciones que, movidas por el éxito, suelen alargarse hasta el infinito, perdiendo en el camino la cordura (Lost) o a buena parte de su reparto original (CSI).
Consciente de ello, Cherry decidió ponerle punto y final a su niña mimada antes de que el tiempo erosionara su identidad. La fecha escogida fue el pasado domingo 13…

JUEGO DE TRONOS 7 | Las 7 escenas clave de una temporada exprés

[Contiene spoilers de toda la séptima temporada]

El invierno llegó en pleno julio y ha venido para instalarse. Al menos es lo que nos espera estos próximos meses, dicen que hasta 2019, sin más andanzas en Poniente. Después de seis temporadas anunciando su llegada, la amenaza se ha hecho real y ha dividido como nunca a los millones de seguidores de este fenómeno planetario llamado Juego de tronos. Los tiempos se han reducido, las distancias se han acortado, y la serie ha emprendido el rumbo hacia la plena satisfacción del fan.

Lo ha hecho a costa de la coherencia contextual, propulsada por ese acelerón que se han autoimpuesto sus responsables. David Benioff y D.B. Weiss disponían de material para cuatro o cinco temporadas más y, sin embargo, decidieron acotar el desenlace a trece episodios divididos en dos tandas. Juego de tronos es probablemente el primer caso en el que una serie de éxito no estira su trama argumental sino más bien al contrario, la constriñe con la única explicación d…

Sin etiquetas

Qué gran golpe nos habría propinado Tomboy si desconociéramos el argumento de la cinta antes de entrar en la sala. Con la boca abierta nos habría dejado esa escena en la que el hasta el momento protagonista de la cinta, un niño de 10 años, se levanta de la bañera y nos desvela que en realidad tiene vagina. Tan valiente como esa imagen de una menor desnuda, irreproducible en otra cinematografía que no sea la francesa, hubiera sido mantener el secreto hasta ese instante. La experiencia habría sido inmejorable.

Pero el marketing manda y había que vender la película de alguna manera. Difícil resistirse a la tentación de titular con el reclamo de una niña que se hace pasar por chico. Es probable que de otra forma sólo unos pocos aventurados se hubiesen atrevido a verla, así que bienvenida la estrategia de venta si con ella se consiguen más espectadores para una cinta modesta, silenciosa, pero que seguro es la más gratificante de una cartelera de puente de mayo tan desalentadora.

Más que el…