Ir al contenido principal

Goya 2011: ¿Todo quedará en casa?

Amplia presencia este año de los mandamases de nuestra Academia de cine en la próxima edición de los Goya, que para más solera tendrá lugar en el Teatro Real de Madrid. Álex de la Iglesia, el presidente, ha logrado acaparar el máximo de nominaciones, quince en total, para su Balada triste de trompeta. Mientras que Icíar Bollaín, vicepresidenta primera, le sigue de cerca con las trece candidaturas de También la lluvia. Entre ambos compañeros, ahora rivales, se sitúa una cinta rodada en catalán por uno de los directores más extraños e infravalorados del cine español. Cuidadito con los bichos raros, porque Agustí Villaronga, de momento, ya ha dado la campanada con sus catorce nominaciones para Pa negre.
Es cierto que Balada triste de trompeta causó sensación en el último Festival de Venecia y que a nivel cuantitativo parte con ventaja en la carrera hacia los Goya. Tarantino le cedió con gusto a De la Iglesia el León de plata a mejor director, pero habría que preguntarse si no sería demasiado protagonismo para un solo hombre en la gran noche del cine español. Y más teniendo en cuenta los grandes rivales a los que se enfrenta en esta edición, una Icíar Bollaín que se come al bilbaíno con patatas tras las cámaras y un Villaronga clamando justicia. El cuarto contrincante, Rodrigo Cortés, ha sido relegado en todas las quinielas a una última posición que bien podría ser injustificada. ¿Por qué no premiar un experimento cinematográfico tan osado y bien resuelto como Buried?
En todo caso, para nuestro consuelo, han quedado fuera de la batalla hacia el premio gordo dos de las favoritas en todos los pronósticos, Biutiful y Lope. La primera tiene asegurado el más que merecido galardón para Javier Bardem y la segunda tendrá que conformarse con haber dejado en ridículo al caótico Alatriste de Díaz Yanes. Ya es suficiente mérito. Más cuestionable es la ausencia de cintas superiores a la balada de Álex, como Todo lo que tú quieras, Rabia o Amador, que no han logrado ni una sola mención. Imperdonable del todo, como nos recuerdan desde tiooscar.com, es el ninguneo hacia Héroes, una de las propuestas más frescas y entrañables de la última temporada.
Por su parte, Los ojos de Julia, la cinta española más taquillera del año, se lo juega todo a una única baza, la más resaltable de la película. Belén Rueda prueba suerte de nuevo en la categoría principal tras El orfanato y, sin duda, su salto cualitativo entre ambos filmes es destacable. Pero ahí están como grandes rivales Emma Suárez por La mosquitera, Elena Anaya por Habitación en Roma y, sobre todo, Nora Navas, Concha de Plata en el último Festival de San Sebastián por Pa negre.
Festivales y galardones aparte, conviene observar el cine español desde la óptica más realista, la que demuestran las cifras. Y desde luego 2010 no ha sido un año para tirar cohetes. Sólo tres películas han logrado sobrepasar los seis millones de euros de recaudación, la mencionada Los ojos de Julia y 3 metros sobre el cielo y Que se mueran los feos. Así que mientras nuestra industria se deshace en elogios hacia el cine de autor, el público prefiere inclinarse hacia productos de dudoso valor artístico. Echémosle la culpa a las descargas ilegales y así nos limpiamos las manos. ¡Nos vemos el próximo 13 de febrero!

Comentarios

Izengabe ha dicho que…
Como la mayoria de las pelis nominadas no las veré hasta pasados unos meses (o semanas), ya sabes que no puedo opinar gran cosa... pero de lo que he visto me quedo con Buried, creo que es difícil superarla, sobre todo si hablamos de cine español, fuera puede que quede como algo 'más pequeño', pero aquí se lleva la palma (bueno, el Goya), o debería
POLE.T. ha dicho que…
Pues vótala!! jajaja. Como decía en otro lugar... yo no vería tan mal que votaran a Buried. Éxito de crítica y de público, lo merece!
quest ha dicho que…
Gran final de crítica... :D
POLE.T. ha dicho que…
Estás de acuerdo en que las descargas ilegales no tienen la culpa de todo? (por no decir de nada?)
quest ha dicho que…
Totalmente. En un inicio puede que sí tuviesen un efecto importante, pero superado el furor inicial y racionalizado el asunto, pueden ser incluso un modo de promoción muy efectivo. Lo que tiene que cambiar es el modelo de negocio, está claro.

Pero bueno, para ser justos también tenemos que recodar que nada es gratis hoy en día... y el tema de los derechos adquiridos (como esto está mal regulado ahora tenemos derecho a ello) tampoco es así.
POLE.T. ha dicho que…
Viendo la calidad de las películas de este año se entiende la escasa afluencia de público. Ahora, yo pocas veces me encuentro una sala vacía en el cine eh?
Alexme ha dicho que…
lo primero felicitarte por el blog y por esta entrada.

Yo creo que salvo sorpresa y la academia ultimamente lo ha hecho alguna vez También la lluvia se llevara los premios gordos y Balada triste arrasara en los técnicos.

Pan Negro puede dar la sorpresa, esta nominada a todas las categorías grandes salvo mejor actor y puede que arrase en las interpretativas, quien sabe sería la primera cinta en catalán en ganar el goya a la mejor pelicula.

Buried me temo que esta sin opciones, ha gustado bastante al publico y a la critica pero creo que la han colocado por publicidad

Finalmente indicar que me alegro un montón de las 4 nominaciones de Habitación en Roma, aunque me hubiese gustado que hubiese arañado alguna más como la de mejor pelicula.

Un saludo

Entradas populares de este blog

Los 8 momentos memorables del final de Mujeres Desesperadas

Pueden contarse con los dedos de una mano las series que han logrado cerrar la persiana sin remordimientos. Mujeres desesperadas seguramente se encuentre en ese reducido grupo de privilegiadas que alcanza el final satisfaciendo a la gran mayoría de sus seguidores, sin polémicas, sin originalidades, sin alterar, en definitiva, la esencia de una fórmula que la ha mantenido en antena durante ocho temporadas.
Podrán vertirse muchas críticas sobre esta creación de Marc Cherry, gustarán más o menos algunas épocas de la serie, pero lo que no puede negársele a Mujeres desesperadas es la fidelidad a su público. La coherencia suele convertirse en la factura pendiente en producciones que, movidas por el éxito, suelen alargarse hasta el infinito, perdiendo en el camino la cordura (Lost) o a buena parte de su reparto original (CSI).
Consciente de ello, Cherry decidió ponerle punto y final a su niña mimada antes de que el tiempo erosionara su identidad. La fecha escogida fue el pasado domingo 13…

Las 12 mejores escenas de Breaking Bad a las puertas del ansiado final

Nueva fecha para marcar en la historia de la televisión. El próximo 29 de septiembre finaliza Breaking bad, que sin desvelarnos todavía su desenlace ya se ha hecho un hueco en el olimpo de las grandes series, ese lugar sagrado donde cohabitan Los soprano y The wire. Si se mantiene el nivel de esta quinta temporada, el capítulo promete despedirse por todo lo alto. Pero en caso de que Vince Gilligan, su creador, no cumpla con las enormes expectativas, puede descansar tranquilo. Nos deja para el recuerdo una retahíla de escenas memorables. Lo que viene a continuación no es más que el botón de una muestra inabarcable de grandes momentos.


1. Primera escena (1x01 - Pilot)
Si la regla de oro de toda novela es captar al lector desde la primera frase, desde luego esa pareció ser la consigna seguida también por Vince Gilligan en Breaking bad. Un hombre en calzoncillos y una máscara antigás conduce histéricamente una autocaravana por una carretera desierta de Nuevo México. A su lado, el copiloto…

DUNKERQUE | Nolan pluscuamperfecto

Últimamente parece que hay que diferenciar entre películas y experiencias cinematográficas. Como si el cine en mayúsculas fuera un coto exclusivo de determinadas cintas de autor, como si la autoría excluyera por norma la vertiente más comercial. Christopher Nolan pertenece a esa tierra de nadie en la que sus parias casi deben pedir perdón por dignificar el blockbuster, si es que sus propuestas pueden encajarse en tan denostado género. Y para no restarles mérito, casi con condescendencia, los defensores de la pureza del séptimo arte califican sus obras de experiencias, otorgándole al cine otros menesteres.

Pues sí, Dunkerque es toda una experiencia. La más envolvente y asfixiante que jamás se haya rodado sobre una contienda bélica. Reducirla a un espectáculo de fuegos artificiales es cuanto menos injusto, ya que independientemente de su afán por el entretenimiento, como si éste fuera un demérito, la película nos sumerge como nunca en lo más parecido a un estado de guerra. El caos, la s…