Ir al contenido principal

Los Goya de Almodóvar

Y en la noche de los premios del cine español arrasó de forma inesperada el gran perdedor del año. Almodóvar protagonizó el gran sobresalto en una gala con pocas sorpresas, consciente de que la reconciliación con los académicos es una parada obligatoria para sus aspiraciones internacionales. Los abrazos rotos fueron injustamente ninguneados en la categoría principal, pero aún así el director manchego se hizo de tripas corazón y terminó por llevarse la gran ovación de la noche. Todo gracias a la insistencia del flamante director de la Academia, un Álex de la Iglesia que llega, por fin, con aires renovadores. Celda 211 confirmaba los pronósticos. Una de las mejores películas que ha dado el cine español en los últimos años se alzaba con el premio gordo, mientras que la gran producción de Ágora se conformaba con seis goyas técnicos, más el de guión original. Amenábar, con su rostro, parecía saber que algo ha fallado en su quinto filme, más allá de la inversión y la exitosa respuesta en taquilla. La gala, tras años de sopor más o menos soportable, asumió el ritmo televisivo gracias a la impecable hazaña de Andreu Buenafuente y a momentos bien logrados como el desternillante tráiler de Movida en la 211. No en vano, ha sido la retransmisión más vista de la historia. El gran chasco, sin embargo, lo protagonizaron las dos estrellas mediáticas de la noche. Penélope Cruz y Javier Bardem desaparecieron durante gran parte de la ceremonia, a pesar de los esfuerzos del realizador por disimular su ausencia. Ni tan siquiera presenciaron el emotivo Goya de honor a Antonio Mercero, demostrando que no saben diferenciar demasiado bien el glamour del saber estar.

PD. Así lo publicó La Vanguardia.
Así lo publicó El Periódico de Catalunya.
¡Cada cual a su bola!

Comentarios

Izengabe ha dicho que…
Tengo muchas ganas de ver Celda 211, con Agora no me pasa lo mismo, tengo el presentimiento de que me aburrirá... aunque tendré que comprobarlo dentro de poco, que ya la tengo casi bajada :p

No me gusta que haya tanto bipartidismo en los premios de este tipo... siempre va todo al mismo o los mismos, y apuesto a que tiene que haber pelis mucho mejores, pero la academia manda
POLE.T. ha dicho que…
Aunque no se hubieran comido un rosco, yo creo que 'Los abrazos rotos' y 'el mapa de los sonidos de tokyo' merecían estar en vez de la del Trueba y 'el secreto de sus ojos', que por mucha coproducción que sea parece argentina por los cuatro costados!

Entradas populares de este blog

Los 8 momentos memorables del final de Mujeres Desesperadas

Pueden contarse con los dedos de una mano las series que han logrado cerrar la persiana sin remordimientos. Mujeres desesperadas seguramente se encuentre en ese reducido grupo de privilegiadas que alcanza el final satisfaciendo a la gran mayoría de sus seguidores, sin polémicas, sin originalidades, sin alterar, en definitiva, la esencia de una fórmula que la ha mantenido en antena durante ocho temporadas.
Podrán vertirse muchas críticas sobre esta creación de Marc Cherry, gustarán más o menos algunas épocas de la serie, pero lo que no puede negársele a Mujeres desesperadas es la fidelidad a su público. La coherencia suele convertirse en la factura pendiente en producciones que, movidas por el éxito, suelen alargarse hasta el infinito, perdiendo en el camino la cordura (Lost) o a buena parte de su reparto original (CSI).
Consciente de ello, Cherry decidió ponerle punto y final a su niña mimada antes de que el tiempo erosionara su identidad. La fecha escogida fue el pasado domingo 13…

Especial USA: Localizaciones de Twin Peaks

Uno de los motivos que convirtieron a Twin Peaks en todo un éxito fue la atmósfera de la serie, rodada en paisajes tan fríos y sórdidos como la trama que envolvía el asesinato de Laura Palmer. El pueblo que da nombre a esta inolvidable producción de David Lynch no existe, pero el rodaje de exteriores se llevó a cabo en dos localidades muy cercanas a Seattle, Snoqualmie y North Bend, que todavía hoy logran trasladarte a la aterradora ambientación de la serie.

Al contrario de lo que podría parecer, la zona no explota para nada el fenómeno Twin Peaks. Ni siquiera en la tienda de souvenirs más cercana a las cataratas de Snoqualmie (protagonistas de la cabecera y de varias escenas) encontraremos ni una sola referencia a la serie. Sin embargo, incluso para no seguidores, la visita a este entorno natural merece la pena. No en vano, recibe un millón y medio de visitantes al año.
En lo alto de la cascada sigue vislumbrándose el hotel donde pernoctaba el agente Cooper, remodelado por completo …

PIELES | El mal gusto

Algo extraño estaba ocurriendo. El debut en la dirección de Eduardo Casanova, el eterno Fidel de Aída, apadrinado por Álex de la Iglesia y arropado por buena parte de la flor y nata del cine español, se estrenaba exclusivamente en un solo cine de la ciudad de Barcelona. Sin embargo, el fenómeno era tal que la propia taquillera de los cines Maldà, acostumbrados a las mil y una piruetas para incentivar la venta de entradas, subió perpleja al escenario para inmortalizar el llenazo antes de la proyección. 170 personas se vieron obligadas a desplazarse hasta la recóndita sala para comprobar qué nos tenía preparado el mal llamado nuevo enfant terrible del cine patrio. Finalizada la sesión, llegó la clarividencia.

Me imagino las excusas. No se apuesta por el riesgo, la industria de Hollywood lo engulle todo, el público está aborregado, las descargas ilegales. Todas ellas justificadas en muchos casos. No en este. Casanova puede sentirse afortunado de haber podido estrenar Pieles en un solo c…