Ir al contenido principal

Los Goya de Almodóvar

Y en la noche de los premios del cine español arrasó de forma inesperada el gran perdedor del año. Almodóvar protagonizó el gran sobresalto en una gala con pocas sorpresas, consciente de que la reconciliación con los académicos es una parada obligatoria para sus aspiraciones internacionales. Los abrazos rotos fueron injustamente ninguneados en la categoría principal, pero aún así el director manchego se hizo de tripas corazón y terminó por llevarse la gran ovación de la noche. Todo gracias a la insistencia del flamante director de la Academia, un Álex de la Iglesia que llega, por fin, con aires renovadores. Celda 211 confirmaba los pronósticos. Una de las mejores películas que ha dado el cine español en los últimos años se alzaba con el premio gordo, mientras que la gran producción de Ágora se conformaba con seis goyas técnicos, más el de guión original. Amenábar, con su rostro, parecía saber que algo ha fallado en su quinto filme, más allá de la inversión y la exitosa respuesta en taquilla. La gala, tras años de sopor más o menos soportable, asumió el ritmo televisivo gracias a la impecable hazaña de Andreu Buenafuente y a momentos bien logrados como el desternillante tráiler de Movida en la 211. No en vano, ha sido la retransmisión más vista de la historia. El gran chasco, sin embargo, lo protagonizaron las dos estrellas mediáticas de la noche. Penélope Cruz y Javier Bardem desaparecieron durante gran parte de la ceremonia, a pesar de los esfuerzos del realizador por disimular su ausencia. Ni tan siquiera presenciaron el emotivo Goya de honor a Antonio Mercero, demostrando que no saben diferenciar demasiado bien el glamour del saber estar.

PD. Así lo publicó La Vanguardia.
Así lo publicó El Periódico de Catalunya.
¡Cada cual a su bola!

Comentarios

Izengabe ha dicho que…
Tengo muchas ganas de ver Celda 211, con Agora no me pasa lo mismo, tengo el presentimiento de que me aburrirá... aunque tendré que comprobarlo dentro de poco, que ya la tengo casi bajada :p

No me gusta que haya tanto bipartidismo en los premios de este tipo... siempre va todo al mismo o los mismos, y apuesto a que tiene que haber pelis mucho mejores, pero la academia manda
POLE.T. ha dicho que…
Aunque no se hubieran comido un rosco, yo creo que 'Los abrazos rotos' y 'el mapa de los sonidos de tokyo' merecían estar en vez de la del Trueba y 'el secreto de sus ojos', que por mucha coproducción que sea parece argentina por los cuatro costados!

Entradas populares de este blog

Los 8 momentos memorables del final de Mujeres Desesperadas

Pueden contarse con los dedos de una mano las series que han logrado cerrar la persiana sin remordimientos. Mujeres desesperadas seguramente se encuentre en ese reducido grupo de privilegiadas que alcanza el final satisfaciendo a la gran mayoría de sus seguidores, sin polémicas, sin originalidades, sin alterar, en definitiva, la esencia de una fórmula que la ha mantenido en antena durante ocho temporadas.
Podrán vertirse muchas críticas sobre esta creación de Marc Cherry, gustarán más o menos algunas épocas de la serie, pero lo que no puede negársele a Mujeres desesperadas es la fidelidad a su público. La coherencia suele convertirse en la factura pendiente en producciones que, movidas por el éxito, suelen alargarse hasta el infinito, perdiendo en el camino la cordura (Lost) o a buena parte de su reparto original (CSI).
Consciente de ello, Cherry decidió ponerle punto y final a su niña mimada antes de que el tiempo erosionara su identidad. La fecha escogida fue el pasado domingo 13…

Sin etiquetas

Qué gran golpe nos habría propinado Tomboy si desconociéramos el argumento de la cinta antes de entrar en la sala. Con la boca abierta nos habría dejado esa escena en la que el hasta el momento protagonista de la cinta, un niño de 10 años, se levanta de la bañera y nos desvela que en realidad tiene vagina. Tan valiente como esa imagen de una menor desnuda, irreproducible en otra cinematografía que no sea la francesa, hubiera sido mantener el secreto hasta ese instante. La experiencia habría sido inmejorable.

Pero el marketing manda y había que vender la película de alguna manera. Difícil resistirse a la tentación de titular con el reclamo de una niña que se hace pasar por chico. Es probable que de otra forma sólo unos pocos aventurados se hubiesen atrevido a verla, así que bienvenida la estrategia de venta si con ella se consiguen más espectadores para una cinta modesta, silenciosa, pero que seguro es la más gratificante de una cartelera de puente de mayo tan desalentadora.

Más que el…

Las 12 mejores escenas de Breaking Bad a las puertas del ansiado final

Nueva fecha para marcar en la historia de la televisión. El próximo 29 de septiembre finaliza Breaking bad, que sin desvelarnos todavía su desenlace ya se ha hecho un hueco en el olimpo de las grandes series, ese lugar sagrado donde cohabitan Los soprano y The wire. Si se mantiene el nivel de esta quinta temporada, el capítulo promete despedirse por todo lo alto. Pero en caso de que Vince Gilligan, su creador, no cumpla con las enormes expectativas, puede descansar tranquilo. Nos deja para el recuerdo una retahíla de escenas memorables. Lo que viene a continuación no es más que el botón de una muestra inabarcable de grandes momentos.


1. Primera escena (1x01 - Pilot)
Si la regla de oro de toda novela es captar al lector desde la primera frase, desde luego esa pareció ser la consigna seguida también por Vince Gilligan en Breaking bad. Un hombre en calzoncillos y una máscara antigás conduce histéricamente una autocaravana por una carretera desierta de Nuevo México. A su lado, el copiloto…