Ir al contenido principal

Los Goya de Almodóvar

Y en la noche de los premios del cine español arrasó de forma inesperada el gran perdedor del año. Almodóvar protagonizó el gran sobresalto en una gala con pocas sorpresas, consciente de que la reconciliación con los académicos es una parada obligatoria para sus aspiraciones internacionales. Los abrazos rotos fueron injustamente ninguneados en la categoría principal, pero aún así el director manchego se hizo de tripas corazón y terminó por llevarse la gran ovación de la noche. Todo gracias a la insistencia del flamante director de la Academia, un Álex de la Iglesia que llega, por fin, con aires renovadores. Celda 211 confirmaba los pronósticos. Una de las mejores películas que ha dado el cine español en los últimos años se alzaba con el premio gordo, mientras que la gran producción de Ágora se conformaba con seis goyas técnicos, más el de guión original. Amenábar, con su rostro, parecía saber que algo ha fallado en su quinto filme, más allá de la inversión y la exitosa respuesta en taquilla. La gala, tras años de sopor más o menos soportable, asumió el ritmo televisivo gracias a la impecable hazaña de Andreu Buenafuente y a momentos bien logrados como el desternillante tráiler de Movida en la 211. No en vano, ha sido la retransmisión más vista de la historia. El gran chasco, sin embargo, lo protagonizaron las dos estrellas mediáticas de la noche. Penélope Cruz y Javier Bardem desaparecieron durante gran parte de la ceremonia, a pesar de los esfuerzos del realizador por disimular su ausencia. Ni tan siquiera presenciaron el emotivo Goya de honor a Antonio Mercero, demostrando que no saben diferenciar demasiado bien el glamour del saber estar.

PD. Así lo publicó La Vanguardia.
Así lo publicó El Periódico de Catalunya.
¡Cada cual a su bola!

Comentarios

Izengabe ha dicho que…
Tengo muchas ganas de ver Celda 211, con Agora no me pasa lo mismo, tengo el presentimiento de que me aburrirá... aunque tendré que comprobarlo dentro de poco, que ya la tengo casi bajada :p

No me gusta que haya tanto bipartidismo en los premios de este tipo... siempre va todo al mismo o los mismos, y apuesto a que tiene que haber pelis mucho mejores, pero la academia manda
POLE.T. ha dicho que…
Aunque no se hubieran comido un rosco, yo creo que 'Los abrazos rotos' y 'el mapa de los sonidos de tokyo' merecían estar en vez de la del Trueba y 'el secreto de sus ojos', que por mucha coproducción que sea parece argentina por los cuatro costados!

Entradas populares de este blog

Los 8 momentos memorables del final de Mujeres Desesperadas

Pueden contarse con los dedos de una mano las series que han logrado cerrar la persiana sin remordimientos. Mujeres desesperadas seguramente se encuentre en ese reducido grupo de privilegiadas que alcanza el final satisfaciendo a la gran mayoría de sus seguidores, sin polémicas, sin originalidades, sin alterar, en definitiva, la esencia de una fórmula que la ha mantenido en antena durante ocho temporadas.
Podrán vertirse muchas críticas sobre esta creación de Marc Cherry, gustarán más o menos algunas épocas de la serie, pero lo que no puede negársele a Mujeres desesperadas es la fidelidad a su público. La coherencia suele convertirse en la factura pendiente en producciones que, movidas por el éxito, suelen alargarse hasta el infinito, perdiendo en el camino la cordura (Lost) o a buena parte de su reparto original (CSI).
Consciente de ello, Cherry decidió ponerle punto y final a su niña mimada antes de que el tiempo erosionara su identidad. La fecha escogida fue el pasado domingo 13…

The Killing Season 3 Finale: La gran desilusión

Han desperdiciado una gran oportunidad. Nos taparon la boca a los que renegábamos de una tercera temporada después del insuperable final de la segunda, brindaron una nueva trama con un arranque y un desarrollo que nos hizo olvidar por completo a Rosie Larsen, y sin embargo el pasado domingo desembocamos en un doble episodio final que en nada recuerda a los finales a los que nos tenían acostumbrados. Los guionistas de The Killing, esta vez sí, nos han fallado.

En primer lugar, porque a falta de conocer si la AMC renueva la serie para una cuarta temporada, dejan a la audiencia con un desenlace abierto, que ni sirve para crear la suficiente expectación de cara a la siguiente entrega ni desde luego dejaría a The Killing en el lugar que se merece en caso de cancelación. Ni tenemos un nuevo caso al que aferrarnos ni un cliffhanger de alto impacto como en la primera temporada. Sólo tememos por el futuro de Sarah Linden tras disparar al asesino, cuando sabemos que de ir a la cárcel será algo…

CALL ME BY YOUR NAME | Cuando la homosexualidad es lo de menos

Hoy sería imposible de reproducir. Una historia de amor a fuego lento, con el pálpito y la inocencia de la novedad desconocida, con el hartazgo y la reflexión de las horas muertas. Un entorno utópico, de ensueño, donde el tiempo pasa sin distracciones ni interrupciones, en el que la palabra recobra su poder, las relaciones se gestan de forma paciente y ni un solo gesto pasa desapercibido. Hay que remontarse a un lugar del norte de Italia en 1983 para redescubrir aquellos tiempos en los que nada, ni mucho menos el amor, se zanjaba con la inmediatez de un pulgar.

En ese contexto bucólico de la Toscana, en el que la belleza natural se entremezcla con la música, el arte y la oratoria, se desarrolla una relación llamada a convertirse en una de las más emocionantes de la historia del cine. Una atracción imprevista, que se va degustando piano piano, entre jugosos zumos de albaricoque y paseos en bici, entre el letargo de los calurosos días de verano y la presión del calendario. El amor de v…