Ir al contenido principal

OSCARS 2010. Mi (utópico) ranking personal para mejor película

1. Cisne negro
"Obra maestra sin fisuras con final apoteósico que logra apoderarse de nuestra mente durante días."


2. La red social
"Radiografía meticulosa y amarga de un fenómeno tan actual como Facebook cuyo mérito recae, sobre todo, en el guión de Aaron Sorkin."
3. The fighter
"Espléndido trabajo de actores (Melissa Leo y Christian Bale) con retrato social y familiar conmovedores."
4. El discurso del rey
"Película intimista y de exquisito sabor inglés que seduce a través de la palabra pero que no entusiasma como las tres anteriores."
5. Toy Story 3
"Regreso triunfal, once años después, de Woody y Buzz Lightyear, más desternillantes que nunca, pero que ya obtendrá el reconocimiento en la categoría de animación."
6. 127 horas
"Ejercicio visual estimulante, como a los que nos tiene acostumbrados Danny Boyle, pero con una historia demasiado simple y cargada de spoilers."
7. Winter’s bone
"Thriller costumbrista ambientado en el lado más miserable de Estados Unidos pero tan frío y aséptico como su personaje principal."

8. Valor de ley
"Nueva gran obra de los Coen en formato western con el único aliciente de poder disfrutar del mejor Jeff Bridges."

9. Origen
"La gran decepción del año únicamente merece el reconocimiento en los apartados técnicos. Lo demás, una pura fantasmada."

¿? Los chicos están bien
"Pendiente de ver, pero con escasas posibilidades de triunfo."


Mi porra personal

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los 8 momentos memorables del final de Mujeres Desesperadas

Pueden contarse con los dedos de una mano las series que han logrado cerrar la persiana sin remordimientos. Mujeres desesperadas seguramente se encuentre en ese reducido grupo de privilegiadas que alcanza el final satisfaciendo a la gran mayoría de sus seguidores, sin polémicas, sin originalidades, sin alterar, en definitiva, la esencia de una fórmula que la ha mantenido en antena durante ocho temporadas.
Podrán vertirse muchas críticas sobre esta creación de Marc Cherry, gustarán más o menos algunas épocas de la serie, pero lo que no puede negársele a Mujeres desesperadas es la fidelidad a su público. La coherencia suele convertirse en la factura pendiente en producciones que, movidas por el éxito, suelen alargarse hasta el infinito, perdiendo en el camino la cordura (Lost) o a buena parte de su reparto original (CSI).
Consciente de ello, Cherry decidió ponerle punto y final a su niña mimada antes de que el tiempo erosionara su identidad. La fecha escogida fue el pasado domingo 13…

The Killing Season 3 Finale: La gran desilusión

Han desperdiciado una gran oportunidad. Nos taparon la boca a los que renegábamos de una tercera temporada después del insuperable final de la segunda, brindaron una nueva trama con un arranque y un desarrollo que nos hizo olvidar por completo a Rosie Larsen, y sin embargo el pasado domingo desembocamos en un doble episodio final que en nada recuerda a los finales a los que nos tenían acostumbrados. Los guionistas de The Killing, esta vez sí, nos han fallado.

En primer lugar, porque a falta de conocer si la AMC renueva la serie para una cuarta temporada, dejan a la audiencia con un desenlace abierto, que ni sirve para crear la suficiente expectación de cara a la siguiente entrega ni desde luego dejaría a The Killing en el lugar que se merece en caso de cancelación. Ni tenemos un nuevo caso al que aferrarnos ni un cliffhanger de alto impacto como en la primera temporada. Sólo tememos por el futuro de Sarah Linden tras disparar al asesino, cuando sabemos que de ir a la cárcel será algo…

CALL ME BY YOUR NAME | Cuando la homosexualidad es lo de menos

Hoy sería imposible de reproducir. Una historia de amor a fuego lento, con el pálpito y la inocencia de la novedad desconocida, con el hartazgo y la reflexión de las horas muertas. Un entorno utópico, de ensueño, donde el tiempo pasa sin distracciones ni interrupciones, en el que la palabra recobra su poder, las relaciones se gestan de forma paciente y ni un solo gesto pasa desapercibido. Hay que remontarse a un lugar del norte de Italia en 1983 para redescubrir aquellos tiempos en los que nada, ni mucho menos el amor, se zanjaba con la inmediatez de un pulgar.

En ese contexto bucólico de la Toscana, en el que la belleza natural se entremezcla con la música, el arte y la oratoria, se desarrolla una relación llamada a convertirse en una de las más emocionantes de la historia del cine. Una atracción imprevista, que se va degustando piano piano, entre jugosos zumos de albaricoque y paseos en bici, entre el letargo de los calurosos días de verano y la presión del calendario. El amor de v…