miércoles, 8 de junio de 2011

¡This is The Voice!

American Idol, Factor X y ahora The Voice. Los programas musicales siguen rompiendo audímetros fuera de nuestras fronteras mientras aquí OT, el único superviviente, ha marchado por la puerta de atrás, dejando más hueco al cotilleo garbancero que domina nuestra televisión comercial. La NBC, la eterna cuarta cadena estadounidense, acaba de encontrar su gallina de los huevos de oro con una vuelta de tuerca al género de lo más interesante.

Siguiendo el modelo de Factor X, en The Voice los protagonistas son los miembros del jurado, en cuyos nombres está el auténtico reclamo del programa. En Estados Unidos han tirado la casa por la ventana y han contratado como entrenadores compitiendo entre sí a auténticas estrellas de la música con carrera más que solvente y consolidada: Adam Levine, de los superventas Maroon 5; Cee Lo, la mitad del dúo que revolucionó el verano de hace dos años con la canción Crazy; Blake Shelton, una institución del country, y la popstar Christina Aguilera, ahora rebautizada como Xtina.

La producción y la realización de The Voice son una buena muestra del éxito de este tipo de programas en USA, donde American Idol se mantiene imperturbable tras diez ediciones con más de 20 millones de seguidores. Sin embargo, la mecánica de esta nueva propuesta es más atractiva, de entrada porque el proceso de selección de concursantes, a ciegas, ya es de por sí un auténtico show.

No es de extrañar que varios países se hayan interesado ya por el formato, entre ellos Reino Unido, el paraíso de Factor X. La BBC ya piensa en posibles candidatos a jurado con la suficiente envergadura como para estar a la altura del original americano. Y los nombres que se barajan, desde luego, lo están: Cheryl Cole, Robbie Williams, George Michael, Adele… Yo apostaría por cuatro grandes artistas: Robbie Williams (imprescindible), Elton John (más folclórico que Michael), Adele (la voz, sin duda) y Mel C (la popstar que nos faltaba). Con un casting semejante será imposible resistirse a ver ambas versiones.
¿Y qué pasa con España? ¿A qué esperan las cadenas de nuestro país para comprar el éxito de la temporada? Hay miedo tras el fracaso de un emblema como OT, pero no hay que olvidar que tanto Gestmusic como Telecinco han sido los culpables del desgaste, Pilar Rubio aparte.

Un formato serio, con credibilidad, bien realizado, emocionante, tendría cabida en nuestra televisión. Cuatro, y su nueva imagen Jesús Vázquez, serían una buena opción. Pero la gran pregunta reside en si hay suficiente nivel musical en nuestro país para encontrar un jurado a la altura. Y lo hay. Facilitemos, pues, la labor de una posible adaptación de The Voice a la española. Después de barajarlo entre varios expertos anónimos en televisión, estos son los cuatro entrenadores que, a nuestro juicio, formarían un equipo de prestigio y capaz de lograr grandes audiencias:
- Mónica Naranjo: Es la voz más equiparable a la de Xtina en nuestro país y también el miembro del jurado más difícil de captar, porque en pocas ocasiones se prodiga esta señora por la televisión. Desde luego, la avalan una carrera profesional seria y su personalidad arrolladora. Sería la entrenadora perfecta para voces pop.
Plan B: Marta Sánchez

- Alejandro Sanz: Necesita mejorar su imagen, desgastada en las redes sociales por su fobia encarnizada a la piratería. En otros tiempos sería imposible contar con él para un concurso de televisión, pero el cantante necesita más que nunca bajar del pedestal y acercarse al pueblo llano. Qué mejor manera que entrenando a voces melódicas con inquietudes de cantautor.
Plan B: Dani Martín

- Falete: Como el rap que defiende Cee Lo todavía no es fenómeno de masas en nuestro país, aquí el equivalente es el flamenco o la copla. La tendencia sería contratar a un superventas como Bisbal, pero no hay que olvidar que Falete, más que un personaje del corazón (del que también se beneficiaría el programa) es un cantante que goza de gran prestigio musical.
Plan B: Pablo Alborán

- Loquillo: El rock debe tener cabida en todo programa musical y desde luego un referente histórico en nuestro país es Loquillo. No vende tantos discos ni mueve masas como otros cantantes o grupos pero su personalidad podría dar mucho juego en el programa.
Plan B: Alaska

6 comentarios:

quest dijo...

Nadie ha comentado este post?? Tan anónimos son tus expertos en tv que ni por aquí se pasan?? Desconsiderados!!

Me gusta la selección de los españoles, pero me niego a que Marta Sánchez ocupe el lugar de Mónica Naranjo!!

De todas formas... es tan improbable que este programa se haga en España tras lo que pasó con OT...

Por cierto... ¿eres consciente de que este post te quedó un poco fuera de estilo respecto al blog?? Un poco tomatero, jaja... como fans te lo digo, eh! ;)

POLE.T. dijo...

Totalmente desconsiderados. Sobre todo hay uno en concreto que prometió comentar! Cría cuervos... jajaja

Sí, no está el horno para bollos. O la televisión para calidad. O Cuatro para programas de pasta. Una pena! Encima que se lo damos todo mascado. Hasta Loquillo se cruzó el otro día por mi camino para recordarme sutilmente la posibilidad! jajaja

Toda la razón. Más que tomate, es un poco Superpop el post. Pero tenía que escribirlo en algún lado! Y las cartas a los periódicos tampoco me parecieron un buen lugar...

Anónimo dijo...

jaja... no, no... con la crítica anual de los Oscar (y Goya?) para enviar a los periódicos ya basta por ahora.

Los posts de este tipo tendrás que mandarlos a la revista cuore o así!! :)

POLE.T. dijo...

Los Goya también, por supuesto! jajaja. De hecho, tienen mejor salida que los Oscars (este año hice un pleno de 3! Oleeee!!).

A la revista Cuore? No perdona, eso será cuando le dedique un post (que podría) a las nalgas celulíticas de Christina Aguilera! O a lo mucho que se parece Cee Lo a Manu Guix!! (ahora no puedo mirar al rapero con los mismos ojos!)

quest dijo...

Cee Lo a Manu Guix???? jajajaja...

maldito twitter o lo que sea que te trae estas ideas a la cabeza!!

POLE.T. dijo...

Por qué maldito twitter? O sea que el tema no te ha gustado nada de nada, no?

Deja que llegues a las galas en directo de The voice y Cee Lo se quite las gafas de sol. Por primera vez me darás la razón en un parecido! jajaja