Ir al contenido principal

Del papel a la pantalla: 'Divergente', por Neil Burger

Con la lectura de Divergente me asoló una gran duda. ¿Será igual de malo Los juegos del hambre? ¿Puede una adaptación cinematográfica superar con creces al libro original? Desconozco si es lo que ha ocurrido con la exitosa trilogía de Suzanne Collins pero es lo que cabe esperar de esta otra saga juvenil llamada a sucederla. Porque en papel, sin el poder de la imagen, se requiere un enorme esfuerzo de imaginación, y también de paciencia, para que esta historia surrealista e increíble llegue a interesar.

Cuesta adentrarse en un mundo dividido en cinco facciones para evitar el caos. Si el planteamiento de Veronica Roth ya es absurdo todavía lo es más su recreación. Porque ni corta ni perezosa nos describe a los miembros de Osadía como personas que siempre suben y bajan del tren en marcha, mientras sus opuestos, los abnegados, deambulan por las calles cabizbajos y con trajes grises y anodinos que les impiden destacar sobre los demás. La trama, más que juvenil, parece dirigida a recién nacidos.

A Tris, la heroína de Divergente, sólo le falta un arco con flechas para ser un clon de Katniss. De hecho, los productores del filme no habrán escogido a Jennifer Lawrence por razones obvias pero sin duda han hilado fino para encontrar a la sustituta más parecida. Shailene Woodley es, sin duda, una excelente elección. Reúne la inocencia y la personalidad suficientes para el papel. Porque sí, nuevamente la protagonista es una adolescente obligada a sobrevivir en un entorno violento y hostil.

En este caso, la joven se enfrenta a los peligros de la facción de Osadía después de traicionar a su familia y abandonar a los abnegados en la ceremonia de elección. Acostumbrada al segundo plano, deberá sacar el máximo coraje para superar el difícil entrenamiento de su nuevo bando, que incluye lanzarse al vacío desde lo alto de un edificio, la lucha cuerpo a cuerpo con sus compañeros de habitación y enfrentarse a sus propios miedos de forma virtual.

El problema es que las casi 500 páginas de Divergente se centran en el proceso de adiestramiento de Tris y, como no podía ser de otra forma, en su acaramelamiento con uno de los entrenadores de la facción, el misterioso Cuatro (al que por supuesto tenía que dar vida un guaperas como Theo James). La intriga, el misterio que va amenazando la trama desde el comienzo no arranca hasta las últimas páginas, cuando el lector ya está cansado de comprobar el afán de superación de la protagonista y su previsible relación amorosa.

Por suerte, y a juzgar por el tráiler, la película parece que irá por otros derroteros. El personaje malvado de Kate Winslet, que en el libro apenas respira hasta el último instante, cobrará más protagonismo en la adaptación, de manera que la acción no se reservará para el desenlace y su consecuente Continuará. La productora y el director Neil Burger han tenido tiempo de sobras para aprender de su gran maestra. Si consiguen trascender la literatura juvenil más mediocre hacia una apasionante superproducción como Los juegos del hambre será para quitarse el sombrero.
 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los 8 momentos memorables del final de Mujeres Desesperadas

Pueden contarse con los dedos de una mano las series que han logrado cerrar la persiana sin remordimientos. Mujeres desesperadas seguramente se encuentre en ese reducido grupo de privilegiadas que alcanza el final satisfaciendo a la gran mayoría de sus seguidores, sin polémicas, sin originalidades, sin alterar, en definitiva, la esencia de una fórmula que la ha mantenido en antena durante ocho temporadas.
Podrán vertirse muchas críticas sobre esta creación de Marc Cherry, gustarán más o menos algunas épocas de la serie, pero lo que no puede negársele a Mujeres desesperadas es la fidelidad a su público. La coherencia suele convertirse en la factura pendiente en producciones que, movidas por el éxito, suelen alargarse hasta el infinito, perdiendo en el camino la cordura (Lost) o a buena parte de su reparto original (CSI).
Consciente de ello, Cherry decidió ponerle punto y final a su niña mimada antes de que el tiempo erosionara su identidad. La fecha escogida fue el pasado domingo 13…

Las 12 mejores escenas de Breaking Bad a las puertas del ansiado final

Nueva fecha para marcar en la historia de la televisión. El próximo 29 de septiembre finaliza Breaking bad, que sin desvelarnos todavía su desenlace ya se ha hecho un hueco en el olimpo de las grandes series, ese lugar sagrado donde cohabitan Los soprano y The wire. Si se mantiene el nivel de esta quinta temporada, el capítulo promete despedirse por todo lo alto. Pero en caso de que Vince Gilligan, su creador, no cumpla con las enormes expectativas, puede descansar tranquilo. Nos deja para el recuerdo una retahíla de escenas memorables. Lo que viene a continuación no es más que el botón de una muestra inabarcable de grandes momentos.


1. Primera escena (1x01 - Pilot)
Si la regla de oro de toda novela es captar al lector desde la primera frase, desde luego esa pareció ser la consigna seguida también por Vince Gilligan en Breaking bad. Un hombre en calzoncillos y una máscara antigás conduce histéricamente una autocaravana por una carretera desierta de Nuevo México. A su lado, el copiloto…

DUNKERQUE | Nolan pluscuamperfecto

Últimamente parece que hay que diferenciar entre películas y experiencias cinematográficas. Como si el cine en mayúsculas fuera un coto exclusivo de determinadas cintas de autor, como si la autoría excluyera por norma la vertiente más comercial. Christopher Nolan pertenece a esa tierra de nadie en la que sus parias casi deben pedir perdón por dignificar el blockbuster, si es que sus propuestas pueden encajarse en tan denostado género. Y para no restarles mérito, casi con condescendencia, los defensores de la pureza del séptimo arte califican sus obras de experiencias, otorgándole al cine otros menesteres.

Pues sí, Dunkerque es toda una experiencia. La más envolvente y asfixiante que jamás se haya rodado sobre una contienda bélica. Reducirla a un espectáculo de fuegos artificiales es cuanto menos injusto, ya que independientemente de su afán por el entretenimiento, como si éste fuera un demérito, la película nos sumerge como nunca en lo más parecido a un estado de guerra. El caos, la s…