Ir al contenido principal

SHOCKS SEMANALES #3

Supervivientes – El show de Toni GenilAbsténganse los seguidores de Supervivientes de toda la vida, porque la elección de Jorgeja Vázquez como nuevo maestro de ceremonias no ha sido aleatoria. Al presentador con menos escrúpulos de la televisión hay que reconocerle que, entre frikis, sabe moverse como pez en el agua. Y como máximo exponente de las criaturas que han mandado este año a la isla no destacaría ni a Aída Nízar ni a Paquirrín sino a Toni Genil. Suyo fue el momento de una noche delirante y humorística, con una bajada de ‘calzones’ que pasará a la historia como uno de los grandes momentos de la historia de este reality. Raquel Sánchez Silva cerró el círculo de gratas sorpresas de la velada.

The Voice – Los castings a ciegasParece una vuelta de tuerca a los concursos musicales, una mezcla entre Factor X y Operación triunfo, pero desde luego su visionado merece la pena aunque sólo sea para comparar el nivel de calidad de los programas estadounidenses con el de la televisión española. La mecánica es original: el jurado escoge a sus alumnos a ciegas, sólo escuchando su voz. El reclamo es potente: Christina Aguilera y Adam de Maroon 5. Y el nivel de los concursantes es, como mínimo, decente. Creo que no será el único programa USA al que me enganche…

Me cambio de familia – Tocando fondoLamentable espectáculo el que nos ofreció este programa la semana pasada, justo en su debut para Cuatro. Bajo el pretexto de una bonita experiencia, este espacio llevaba ya tiempo pervertido por el manual de estilo, por llamarlo de alguna forma, de Telecinco. Pero las imágenes de esta nueva temporada traspasan, una vez más, los límites de lo soportable. Rebeca, la huésped de una familia gitana, tuvo que aguantar los insultos de los machotes del hogar, que la tacharon de guarra, zorra, puerca, para terminar recibiendo un escupitajo en la cara por parte del padre del clan. Ni nos ahorraron los detalles ni se paralizó la grabación. En vez de morbo, la televisión a veces nos produce el efecto contrario.

La piel que habito – Primeras imágenesHa aparecido estos días el primer tráiler, más bien teaser, de La piel que habito, la nueva propuesta de Almodóvar, que como siempre se espera como agua de mayo. Sobre todo en Cannes, donde el director manchego volverá a competir por la Palma de oro. Nos vendió la historia hace tiempo como un giro en su carrera hacia el género de terror, siempre visto desde su peculiar mirada. Lo que demuestran estas primeras imágenes es que la esencia almodovariana sigue intacta. Elena Anaya parece haber asumido el surrealismo del cineasta y Antonio Banderas, sin duda, dará que hablar. Algunos ya le anticipan el Goya.

Comentarios

Izengabe ha dicho que…
Si lo de los pantalones de Toni Genil fue un shock, no me quiero ni imaginar qué te habrá parecido el momento 'me cago encima' del pequeño freak...
POLE.T. ha dicho que…
Jajaja! Pues me sigue pareciendo más gracioso lo de los pantalones, fue buenísimo!! Genil ya es el bufón oficial de SV: merece un puesto de honor en la final!

Entradas populares de este blog

CALL ME BY YOUR NAME | Cuando la homosexualidad es lo de menos

Hoy sería imposible de reproducir. Una historia de amor a fuego lento, con el pálpito y la inocencia de la novedad desconocida, con el hartazgo y la reflexión de las horas muertas. Un entorno utópico, de ensueño, donde el tiempo pasa sin distracciones ni interrupciones, en el que la palabra recobra su poder, las relaciones se gestan de forma paciente y ni un solo gesto pasa desapercibido. Hay que remontarse a un lugar del norte de Italia en 1983 para redescubrir aquellos tiempos en los que nada, ni mucho menos el amor, se zanjaba con la inmediatez de un pulgar.

En ese contexto bucólico de la Toscana, en el que la belleza natural se entremezcla con la música, el arte y la oratoria, se desarrolla una relación llamada a convertirse en una de las más emocionantes de la historia del cine. Una atracción imprevista, que se va degustando piano piano, entre jugosos zumos de albaricoque y paseos en bici, entre el letargo de los calurosos días de verano y la presión del calendario. El amor de v…

Los 8 momentos memorables del final de Mujeres Desesperadas

Pueden contarse con los dedos de una mano las series que han logrado cerrar la persiana sin remordimientos. Mujeres desesperadas seguramente se encuentre en ese reducido grupo de privilegiadas que alcanza el final satisfaciendo a la gran mayoría de sus seguidores, sin polémicas, sin originalidades, sin alterar, en definitiva, la esencia de una fórmula que la ha mantenido en antena durante ocho temporadas.
Podrán vertirse muchas críticas sobre esta creación de Marc Cherry, gustarán más o menos algunas épocas de la serie, pero lo que no puede negársele a Mujeres desesperadas es la fidelidad a su público. La coherencia suele convertirse en la factura pendiente en producciones que, movidas por el éxito, suelen alargarse hasta el infinito, perdiendo en el camino la cordura (Lost) o a buena parte de su reparto original (CSI).
Consciente de ello, Cherry decidió ponerle punto y final a su niña mimada antes de que el tiempo erosionara su identidad. La fecha escogida fue el pasado domingo 13…

LOS ARCHIVOS DEL PENTÁGONO | La Rogue One de Todos los hombres del presidente

Salvando las enormes distancias entre dos propuestas tan distintas, hay que admitir que Los archivos del Pentágono contiene una gran similitud con el primer spin-off de Star Wars. Ambas películas desarrollan una trama más o menos desconocida, con mayor o menor fortuna, para deleitarnos en los últimos minutos con una apoteósica y vibrante secuencia en la que se enlaza con un episodio vital de nuestra memoria audiovisual y colectiva. Si en la saga galáctica Rogue One nos emplazaba al inicio de los inicios, Spielberg remata su análisis sobre la época dorada del The Washington Post uniéndola con su capítulo más destacado en la historia del periodismo de investigación, el que protagonizaron Woodward y Bernstein con el caso Watergate y que inmortalizó Alan J. Pakula en Todos los hombres del presidente. Ambos filmes, por tanto, despliegan una traca final que reconcilia al espectador escéptico con todo el metraje anterior, dejando la sensación de que el viaje ha merecido la pena.

Pero, ¿mere…