Ir al contenido principal

5 razones para ver 'Juego de tronos'. #1 - Basada en una monumental novela de aventuras

Mi primera incursión en la sección de libros fantásticos y de aventuras ha venido motivada por Juego de tronos. Y parece que visitaré de forma más asidua estas estanterías que hasta ahora sólo veía destinadas a frikis adictos a El señor de los anillos. Muchos se han apresurado a comparar la gran novela en la que se basa la nueva serie de la HBO con la saga de Tolkien. Sin embargo, a pesar de que ambas parecían inadaptables y finalmente han logrado serlo, sus respectivos seguidores no tienen por qué confluir.
Canción de hielo y fuego es la serie de novelas en las que se ha basado Juego de tronos. Comenzó a gestarla en 1991 George R.R. Martin. Lo que en un principio nació como una trilogía finalmente se ha convertido en una ambiciosa colección de siete libros, que al parecer se corresponderán con sendas temporadas en televisión. Aunque contiene elementos de fantasía evidentes, la trama no difiere demasiado de una novela caballeresca, con sus batallas y sus luchas de poder como epicentro.
Sin embargo, la acción no es el único ingrediente de las tramas de Martin. La intriga, las confabulaciones, la traición y el honor son otros de los alicientes que alimentan un argumento tan vasto como el de los Siete Reinos. La riqueza del relato reside también en una narración desde múltiples puntos de vista, que permite perfilar a unos personajes tan ambiguos como realistas. En Canción de hielo y fuego, ni los buenos son tan buenos, ni los malos tan malvados.
Sin duda, la adaptación de la serie encontrará en los lectores de la saga a sus mayores fans. El esfuerzo de lectura de miles y miles de páginas encontrará su máxima gratificación en una de las series más ambiciosas que se recuerdan. De momento, la avalancha de imágenes de estos días, sin duda, no habrá defraudado a ninguno de los seguidores de Martin. Y es que, para colmo, el escritor ha supervisado personalmente el guión.

Volumen 1
Juego de tronos
(1996)
798 páginas
Editorial Gigamesh
Castellano

Volumen 2
Choque de reyes
(1998)
923 páginas
Editorial Gigamesh
Castellano

Volumen 3.
Tormenta de espadas
(2000)
1.155 páginas
Editorial Gigamesh
Castellano

Volumen 4.
Festín de cuervos
(2005)
863 páginas
Editorial Gigamesh
Castellano

Volumen 5.
Danza de dragones
(2011)
1.008 páginas
Edición en inglés de Bantam.
Próximamente en español

Próximamente:
Volumen 6. The winds of winter
Volumen 7. A dream of spring

Comentarios

Izengabe ha dicho que…
Te noto emocionado con el libro y la serie, pero una vez más no coincidimos en gustos jeje
POLE.T. ha dicho que…
Emocionado es poco. Ahora entiendo a los de El señor de los anillos. Estoy por ir disfrazado de Eddard Stark a la premiere del plus!! jajajaja.

Sí, sí, esta la doy totalmente por descartada para ti! ooohhhhh...
Izengabe ha dicho que…
jajajjaja ¿disfrazado? habría que verte...
POLE.T. ha dicho que…
Mucho más complicado que de hippy eh? Y tendría que dejarme el pelo largo o peluquín. Todo son complicaciones...
serreina ha dicho que…
Yo también estoy impaciente por el estreno.

Ya devore los 4 libros en español.

Entradas populares de este blog

Los 8 momentos memorables del final de Mujeres Desesperadas

Pueden contarse con los dedos de una mano las series que han logrado cerrar la persiana sin remordimientos. Mujeres desesperadas seguramente se encuentre en ese reducido grupo de privilegiadas que alcanza el final satisfaciendo a la gran mayoría de sus seguidores, sin polémicas, sin originalidades, sin alterar, en definitiva, la esencia de una fórmula que la ha mantenido en antena durante ocho temporadas.
Podrán vertirse muchas críticas sobre esta creación de Marc Cherry, gustarán más o menos algunas épocas de la serie, pero lo que no puede negársele a Mujeres desesperadas es la fidelidad a su público. La coherencia suele convertirse en la factura pendiente en producciones que, movidas por el éxito, suelen alargarse hasta el infinito, perdiendo en el camino la cordura (Lost) o a buena parte de su reparto original (CSI).
Consciente de ello, Cherry decidió ponerle punto y final a su niña mimada antes de que el tiempo erosionara su identidad. La fecha escogida fue el pasado domingo 13…

ÓRBITA 9 | Una odisea pseudoespacial

A Órbita 9 le ha pasado lo mismo que le ocurrió en su día a Blancanieves con The Artist o a La isla mínima con True detective. La todopoderosa Hollywood lastró en cierta forma sus innovadoras propuestas adelantándose en su estreno. Y es que el mismo día que llega a nuestras pantallas esta ambiciosa coproducción española y colombiana aterrizan Jake Gyllenhaal y Ryan Reynolds con Life, aunque la referencia que claramente lapida toda posibilidad de sorpresa llegó semanas antes con Passengers. Hay escenas de la cinta española que recuerdan sobremanera a la superproducción protagonizada por Jennifer Lawrence. Pero este tercer caso de simultaneidad de estrenos entre Estados Unidos y España difiere de los dos anteriores en una pequeña particularidad. No importa cuál se estrenó primero ni cuánto influyó en su resonancia. Ambos han resultado de lo más prescindibles.

De entrada, ha sido la propia promoción de la película la que ha echado por tierra el único giro argumental por el que merecería…

Sin etiquetas

Qué gran golpe nos habría propinado Tomboy si desconociéramos el argumento de la cinta antes de entrar en la sala. Con la boca abierta nos habría dejado esa escena en la que el hasta el momento protagonista de la cinta, un niño de 10 años, se levanta de la bañera y nos desvela que en realidad tiene vagina. Tan valiente como esa imagen de una menor desnuda, irreproducible en otra cinematografía que no sea la francesa, hubiera sido mantener el secreto hasta ese instante. La experiencia habría sido inmejorable.

Pero el marketing manda y había que vender la película de alguna manera. Difícil resistirse a la tentación de titular con el reclamo de una niña que se hace pasar por chico. Es probable que de otra forma sólo unos pocos aventurados se hubiesen atrevido a verla, así que bienvenida la estrategia de venta si con ella se consiguen más espectadores para una cinta modesta, silenciosa, pero que seguro es la más gratificante de una cartelera de puente de mayo tan desalentadora.

Más que el…