Ir al contenido principal

8 incógnitas, ambigüedades (y algún absurdo) del capítulo de Lost sobre Sawyer

Nuevo episodio ni fu ni fa en Perdidos, sin ningún momento de sobresalto a destacar. Corremos el peligro de que los grandes acontecimientos se aglutinen desesperadamente en los últimos capítulos generando un final atropellado. Aún así, confiemos todavía en la pericia de sus creadores. De momento, el gran impacto nos ha llegado en el flash alternativo, descubriendo a un Sawyer que ha pasado de ladrón a policía.
La primera gran duda que nos asalta al comprobar esta nueva situación del personaje es evidente. ¿Por qué dejó el policía Sawyer escapar a una fugitiva esposada en el aeropuerto de Los Ángeles? Desde luego, su paso al bando contrario no lo convierte de golpe en un ciudadano encomiable, puesto que además de permitir la huida de Kate, sigue manteniendo su sed de venganza hacia Anthony Cooper, el estafador que provocó la muerte de sus padres y, a su vez, padre de John Locke.
Mientras tanto, en la isla, el enemigo de Jacob convence a Sawyer para que investigue quién hay en la isla Hidra (recordemos que Ben finalmente se negó a seguirle). La intención del supuesto ente maligno es huir con el avión de Ajira Airways. ¿Alguien me puede explicar cómo van a salir de la isla con un avión estropeado y en un terreno sin pista de aterrizaje? Desde luego, todo lo relacionado con el vuelo Ajira es de lo menos convincente de esta historia.
Una vez en Hidra, Sawyer es capturado por una nueva y engañosa mujer que trabaja para las órdenes de Widmore. Lo trasladan al submarino que apareció al final del capítulo anterior y, una vez dentro, nos encontramos con una misteriosa habitación en la que seguramente hay alguien encerrado. ¿Estará Desmond, tal como pronostican la mayoría de blogs, en el interior del misterioso camarote del submarino? Francamente, lo echamos de menos.
Sawyer juega al despiste tanto con Widmore como con el enemigo de Jacob convertido en Locke. De momento, parece que ha convencido a las dos partes enfrentadas con sospechosos tratos, pero tanto Widmore como Locke son dos personajes muy inteligentes. ¿Cuál de los tres es mejor mentiroso? Apostamos, como mínimo, a que el enemigo de Jacob no se fía un pelo de Sawyer…
Las sospechas sobre Widmore se mantienen. De momento, parece claro que quiere protegerse de Locke y a su vez terminar con él. ¿Significa eso que Widmore está del lado de Jacob y, por consiguiente, ahora se encuentra en el mismo bando de su archienemigo Ben? Aún recuerdo aquél encuentro entre Ben y Widmore en casa de este último que parecía tan trascendental. Ahora su enemistad se ha reducido de golpe a la nada. Un poco decepcionante, la verdad.
En la otra isla, Claire por fin desata toda su ira contra Kate ante la acojonante pasividad de Sayid. Hasta que Locke aparece. ¿Qué le diría Locke a Claire para que bajara velas respecto a Kate? Parecía sincera cuando pidió perdón, pero puede ser una estrategia.
En una conversación entre Locke y Kate para apaciguar los ánimos, el calvo le confiesa que una vez, hace mucho tiempo, él también tuvo, como Aaron, una madre loca. ¿Tuvo algo que ver esta madre loca con el destino del enemigo de Jacob?
Por último, el insulso final del capítulo nos revela la verdadera intención de Sawyer. No pertenece a ningún bando. Su única intención es huir con Kate en el submarino. ¿Conseguirá despistar a los dos contrincantes enfrentados para poder salir de una vez por todas de la isla?

Comentarios

Izengabe ha dicho que…
jajajaj, muy bueno lo del Ajira, pero no creo que salgan en avión, o simplemente no creo que salgan ya de la isla, a no ser que sea por arte de magia... algo que a estas alturas no me sorprendería :p
POLE.T. ha dicho que…
Quieres decir que no saldrán de la isla??? alguno el submarino yo creo que sí, sino todos hacia la realidad alternativa...

Entradas populares de este blog

Los 8 momentos memorables del final de Mujeres Desesperadas

Pueden contarse con los dedos de una mano las series que han logrado cerrar la persiana sin remordimientos. Mujeres desesperadas seguramente se encuentre en ese reducido grupo de privilegiadas que alcanza el final satisfaciendo a la gran mayoría de sus seguidores, sin polémicas, sin originalidades, sin alterar, en definitiva, la esencia de una fórmula que la ha mantenido en antena durante ocho temporadas.
Podrán vertirse muchas críticas sobre esta creación de Marc Cherry, gustarán más o menos algunas épocas de la serie, pero lo que no puede negársele a Mujeres desesperadas es la fidelidad a su público. La coherencia suele convertirse en la factura pendiente en producciones que, movidas por el éxito, suelen alargarse hasta el infinito, perdiendo en el camino la cordura (Lost) o a buena parte de su reparto original (CSI).
Consciente de ello, Cherry decidió ponerle punto y final a su niña mimada antes de que el tiempo erosionara su identidad. La fecha escogida fue el pasado domingo 13…

EL DÍA DE MAÑANA | El primer golpe de Originales Movistar

Las comparaciones con Cuéntame eran inevitables. Otra historia ambientada entre el tardofranquismo y los enclenques inicios de la democracia disponía ya de un referente clarísimo en nuestra televisión. Pero basta echar un vistazo al primer capítulo para vislumbrar que la propuesta de Mariano Barroso con El día de mañana dista mucho de la visión acomodada y para todos los públicos que nos brindan los Alcántara. Aquí el protagonista es Justo Gil y existen serias dudas sobre si un personaje con tantas aristas tendría hueco en otro lugar que no fuera la televisión de pago.

Porque sí, los Originales de Movistar por fin dan un paso adelante en materia de ficción tras otras propuestas que, o bien simplemente alardeaban de factura (véase La peste) o directamente pasaban al olvido (ignórense Félix o Matar al padre, por ejemplo). Ha tenido que llegar el flamante presidente de la Academia de Cine para demostrarnos que presupuesto y guion pueden ir de la mano para ofrecernos una serie que, ahora …

ÓRBITA 9 | Una odisea pseudoespacial

A Órbita 9 le ha pasado lo mismo que le ocurrió en su día a Blancanieves con The Artist o a La isla mínima con True detective. La todopoderosa Hollywood lastró en cierta forma sus innovadoras propuestas adelantándose en su estreno. Y es que el mismo día que llega a nuestras pantallas esta ambiciosa coproducción española y colombiana aterrizan Jake Gyllenhaal y Ryan Reynolds con Life, aunque la referencia que claramente lapida toda posibilidad de sorpresa llegó semanas antes con Passengers. Hay escenas de la cinta española que recuerdan sobremanera a la superproducción protagonizada por Jennifer Lawrence. Pero este tercer caso de simultaneidad de estrenos entre Estados Unidos y España difiere de los dos anteriores en una pequeña particularidad. No importa cuál se estrenó primero ni cuánto influyó en su resonancia. Ambos han resultado de lo más prescindibles.

De entrada, ha sido la propia promoción de la película la que ha echado por tierra el único giro argumental por el que merecería…