Ir al contenido principal

SHOCKS SEMANALES #22

Tráiler de Albert Nobbs
Consiguió lo que Nicole Kidman sigue buscando, sobrevivir al bótox. Su talento como intérprete venció a la inexpresividad de un rostro botulínico. Lleva demostrándolo desde que un buen día se puso en la piel de Patty Hewes y ahora viene dispuesta a reivindicarlo con un papel que pide Oscar a gritos. Desde 1989 lleva Glenn Close, la única actriz capaz de hacer sombra a Meryl Streep, sin una sola nominación. Ni una estatua dorada en su haber. Este año es más que probable que se vean las caras en la alfombra roja. Albert Nobbs contra Margaret Thatcher. Dos grandes veteranas con caracterización incluida. Difícil elección. Vistos los tráilers de ambas, de momento me quedo con el rostro de Glenn Close defendiendo, con absoluto convencimiento, su identidad masculina. Con bótox, sin bótox, maravillosa actriz.

Portada American Horror Story en EW
Dylan McDermott, Connie Britton y el diablo vestido de látex son los protagonistas de la única serie sobresaliente en la nueva temporada estadounidense y también del último número de Entertainment Weekly. La revista vuelve a demostrar un impecable gusto a la hora de seleccionar reclamos para su cabecera apostando por American Horror Story, la producción de Ryan Murphy y Brad Falchuk (Glee, Nip/tuck) que devuelve al terror el esplendor perdido. Y nada menos que en la pequeña pantalla. El súmmum de esta primera página se habría alcanzado si el semanario hubiese dejado un hueco para las dos monstruos (de la interpretación) Frances Conroy y Jessica Lange. Su aportación a la serie, y a la portada, se antoja indispensable.

Tráiler de Shame
Las buenas críticas cosechadas desde el pasado Festival de Venecia han catapultado a Steve McQueen y su película Shame a las esferas del cine de culto incluso antes de su estreno. Tras su adquisición por parte de Fox Searchlight parece que la distribuidora está dispuesta a apostar fuerte por la cinta. Buena muestra de ello son el precioso póster promocional y un tráiler que tampoco se queda atrás. La angustia de un adicto al sexo, tal como nos prometían los críticos, parece que se tratarán con absoluta delicadeza. Un Michael Fassbender corriendo desesperadamente, con una banda sonora de lo más sugerente y esos gemidos orgásmicos de fondo sólo invitan a esperar con deseo el ansiado estreno.

Comentarios

Alderaan ha dicho que…
Creía que como shock semanal pondrías la tonteria de Pablo Motos y la decapitación de Dani Martin...
POLE.T. ha dicho que…
El único shock que me provoca ya El hormiguero es que mantenga una audiencia del 10%. Lo demás ya no me sorprende!
quest ha dicho que…
Acaba de sorprenderme la portada de EW. Qué puntería!
POLE.T. ha dicho que…
Tú también has sufrido un shock? Cómo lo definirías, como semanal, mensual...?
quest ha dicho que…
Sí, shock. Yo creo que me durará un par de minutos más, jaja. Pero ya sabes que yo me olvido enseguida y los capítulos pasan y pasan y pasan...

Entradas populares de este blog

Los 8 momentos memorables del final de Mujeres Desesperadas

Pueden contarse con los dedos de una mano las series que han logrado cerrar la persiana sin remordimientos. Mujeres desesperadas seguramente se encuentre en ese reducido grupo de privilegiadas que alcanza el final satisfaciendo a la gran mayoría de sus seguidores, sin polémicas, sin originalidades, sin alterar, en definitiva, la esencia de una fórmula que la ha mantenido en antena durante ocho temporadas.
Podrán vertirse muchas críticas sobre esta creación de Marc Cherry, gustarán más o menos algunas épocas de la serie, pero lo que no puede negársele a Mujeres desesperadas es la fidelidad a su público. La coherencia suele convertirse en la factura pendiente en producciones que, movidas por el éxito, suelen alargarse hasta el infinito, perdiendo en el camino la cordura (Lost) o a buena parte de su reparto original (CSI).
Consciente de ello, Cherry decidió ponerle punto y final a su niña mimada antes de que el tiempo erosionara su identidad. La fecha escogida fue el pasado domingo 13…

Las 12 mejores escenas de Breaking Bad a las puertas del ansiado final

Nueva fecha para marcar en la historia de la televisión. El próximo 29 de septiembre finaliza Breaking bad, que sin desvelarnos todavía su desenlace ya se ha hecho un hueco en el olimpo de las grandes series, ese lugar sagrado donde cohabitan Los soprano y The wire. Si se mantiene el nivel de esta quinta temporada, el capítulo promete despedirse por todo lo alto. Pero en caso de que Vince Gilligan, su creador, no cumpla con las enormes expectativas, puede descansar tranquilo. Nos deja para el recuerdo una retahíla de escenas memorables. Lo que viene a continuación no es más que el botón de una muestra inabarcable de grandes momentos.


1. Primera escena (1x01 - Pilot)
Si la regla de oro de toda novela es captar al lector desde la primera frase, desde luego esa pareció ser la consigna seguida también por Vince Gilligan en Breaking bad. Un hombre en calzoncillos y una máscara antigás conduce histéricamente una autocaravana por una carretera desierta de Nuevo México. A su lado, el copiloto…

DUNKERQUE | Nolan pluscuamperfecto

Últimamente parece que hay que diferenciar entre películas y experiencias cinematográficas. Como si el cine en mayúsculas fuera un coto exclusivo de determinadas cintas de autor, como si la autoría excluyera por norma la vertiente más comercial. Christopher Nolan pertenece a esa tierra de nadie en la que sus parias casi deben pedir perdón por dignificar el blockbuster, si es que sus propuestas pueden encajarse en tan denostado género. Y para no restarles mérito, casi con condescendencia, los defensores de la pureza del séptimo arte califican sus obras de experiencias, otorgándole al cine otros menesteres.

Pues sí, Dunkerque es toda una experiencia. La más envolvente y asfixiante que jamás se haya rodado sobre una contienda bélica. Reducirla a un espectáculo de fuegos artificiales es cuanto menos injusto, ya que independientemente de su afán por el entretenimiento, como si éste fuera un demérito, la película nos sumerge como nunca en lo más parecido a un estado de guerra. El caos, la s…