Ir al contenido principal

SHOCKS SEMANALES #22

Tráiler de Albert Nobbs
Consiguió lo que Nicole Kidman sigue buscando, sobrevivir al bótox. Su talento como intérprete venció a la inexpresividad de un rostro botulínico. Lleva demostrándolo desde que un buen día se puso en la piel de Patty Hewes y ahora viene dispuesta a reivindicarlo con un papel que pide Oscar a gritos. Desde 1989 lleva Glenn Close, la única actriz capaz de hacer sombra a Meryl Streep, sin una sola nominación. Ni una estatua dorada en su haber. Este año es más que probable que se vean las caras en la alfombra roja. Albert Nobbs contra Margaret Thatcher. Dos grandes veteranas con caracterización incluida. Difícil elección. Vistos los tráilers de ambas, de momento me quedo con el rostro de Glenn Close defendiendo, con absoluto convencimiento, su identidad masculina. Con bótox, sin bótox, maravillosa actriz.

Portada American Horror Story en EW
Dylan McDermott, Connie Britton y el diablo vestido de látex son los protagonistas de la única serie sobresaliente en la nueva temporada estadounidense y también del último número de Entertainment Weekly. La revista vuelve a demostrar un impecable gusto a la hora de seleccionar reclamos para su cabecera apostando por American Horror Story, la producción de Ryan Murphy y Brad Falchuk (Glee, Nip/tuck) que devuelve al terror el esplendor perdido. Y nada menos que en la pequeña pantalla. El súmmum de esta primera página se habría alcanzado si el semanario hubiese dejado un hueco para las dos monstruos (de la interpretación) Frances Conroy y Jessica Lange. Su aportación a la serie, y a la portada, se antoja indispensable.

Tráiler de Shame
Las buenas críticas cosechadas desde el pasado Festival de Venecia han catapultado a Steve McQueen y su película Shame a las esferas del cine de culto incluso antes de su estreno. Tras su adquisición por parte de Fox Searchlight parece que la distribuidora está dispuesta a apostar fuerte por la cinta. Buena muestra de ello son el precioso póster promocional y un tráiler que tampoco se queda atrás. La angustia de un adicto al sexo, tal como nos prometían los críticos, parece que se tratarán con absoluta delicadeza. Un Michael Fassbender corriendo desesperadamente, con una banda sonora de lo más sugerente y esos gemidos orgásmicos de fondo sólo invitan a esperar con deseo el ansiado estreno.

Comentarios

Alderaan ha dicho que…
Creía que como shock semanal pondrías la tonteria de Pablo Motos y la decapitación de Dani Martin...
POLE.T. ha dicho que…
El único shock que me provoca ya El hormiguero es que mantenga una audiencia del 10%. Lo demás ya no me sorprende!
quest ha dicho que…
Acaba de sorprenderme la portada de EW. Qué puntería!
POLE.T. ha dicho que…
Tú también has sufrido un shock? Cómo lo definirías, como semanal, mensual...?
quest ha dicho que…
Sí, shock. Yo creo que me durará un par de minutos más, jaja. Pero ya sabes que yo me olvido enseguida y los capítulos pasan y pasan y pasan...

Entradas populares de este blog

EMMYS 2016: Las nominaciones ideales en Drama

Un año más, los Emmy anuncian sus nominaciones rodeados de las inevitables polémicas por sus destacadas ausencias. Esta edición no iba a ser menos. Los olvidos nuevamente han sido más sonados que los aciertos, movidos por una inercia que suele ser la tónica en los premios más importantes de la televisión mundial. Sin embargo, esta vez los académicos han decidido dar una alegría a aquellos que veníamos reivindicando The Americans como una de las mejores series actuales. Tanto la creación de Joe Weisberg como sus protagonistas, Keri Russell y Matthew Rhys, han logrado por fin el reconocimiento de unos galardones que los han ignorado sistemáticamente durante sus tres primeras temporadas. Son la excepción de unos Emmy que han decidido pasar de largo nuevamente de The Affair y The Leftovers, sin duda, dos de las producciones más destacadas en los dos últimos años. Por eso mismo, y por otros importantes resbalones, ahí van mis nominaciones ideales en la categoría dramática.

MEJOR SERIE DRAM…

Un Eastwood de retirada

Clint Eastwood ya está de vuelta de todo. Le importa un pimiento si su apoyo a Donald Trump le comporta enemigos o si su definición actual de la generación de mariquitas traspasa lo políticamente correcto y ofende al personal. Tampoco su filmografía parece importarle demasiado. Pocos reparos ha tenido en presentar auténticos bodrios como Jersey boys o cintas mediocres como Más allá de la vida o El francotirador. En su historial ya se encuentran Los puentes de Madison, Sin perdón, Mystic River o Million dollar baby. Ya no necesita reivindicarse. Mucho menos con 86 años, la edad suficiente para restar trascendencia a esta época de polémicas efímeras. El actor ya se labró su carrera como director y ahora corresponde al público determinar si su talento sigue en forma o se mantiene gracias a una base de fieles seguidores.

Sully corresponde a esa cada vez más amplia y frecuente lista de películas en su carrera que simplemente alcanzan la corrección, adoptando ese tono grandilocuente y pat…

MOONLIGHT | Camaleón a la fuerza

Una historia sobre homosexualidad dentro de la comunidad negra parecía una vuelta de tuerca, un quién da más dentro del cine de denuncia social que podría suponer el reclamo perfecto para una Academia de Hollywood deseando resarcir sus pecados discriminatorios. Por suerte, Moonlight no pertenece a ese grupo de cintas que buscan a toda costa la exaltación, que se convierten en estandartes de la lucha contra la opresión de la hegemonía blanca y heterosexual. La propuesta de Barry Jenkins es mucho más valiosa, ya que con su premisa y, sobre todo, su puesta en escena, logra abarcar un sentimiento prácticamente universal, el del miedo a la propia identidad.

Little, Chorin y Black no son sólo los tres actos en los que se divide la trama sino las tres fases de un complicado proceso de asimilación personal, el que sufre un niño, adolescente y adulto lidiando consigo mismo y su entorno de barrio marginal en Miami. Esta vez la marginación no surge del racismo sino desde dentro, desde el propio …