Ir al contenido principal

Crematorio, la hachebeonización de Canal+

Más de 20 años de historia de la televisión de pago han tenido que pasar en nuestro país para que su buque insignia, Canal+, se lance de una vez por todas a la ficción propia. La cadena comenzó su nueva andadura con un tímido paso en forma de parodia documental, una ¿Qué fue de Jorge Sanz? sin apenas repercusión, para dar ahora una enorme zancada con la serie Crematorio. La crítica la ha acogido, desde mucho antes de su estreno, con los brazos abiertos. El público, tras ver el piloto, se ha sumado a las alabanzas. ¿Opiniones constructivas o reacciones miméticas?
Es como mínimo aventurado situar a Crematorio en lo más alto de la ficción española tras ver el primer episodio. La mayoría de críticos que la han encumbrado a categoría de obra maestra, con acceso a varios capítulos, han podido tener una visión más amplia de la serie. Sin embargo, los que únicamente hemos visto el piloto no contamos con los elementos suficientes para valorar la totalidad de este nuevo y ambicioso proyecto. Probablemente porque sus responsables han preferido no mostrar todas sus cartas en la tarjeta de presentación.
Lo que sí se desprende de este primer contacto con Crematorio es su voluntad de seguir la estela de la televisión por cable estadounidense. No es de extrañar que muchos hayan visto en esta iniciativa de Canal+ una voluntad de emular a la HBO. El planteamiento de la corrupción urbanística como uno de los principales problemas en España se asemeja demasiado al de las drogas en Estados Unidos que radiografió en su momento The wire. La humanización de Rubén Bertomeu, el protagonista sin escrúpulos pero a su vez cercano, recuerda mucho más que vagamente a la figura de Tony Soprano. Por no mencionar los homenajes directos a True blood en la cabecera.
Es evidente que tomando como referencia a productos tan mimados por la crítica mundial se gana buena parte del terreno, sobre todo cuando el modelo sirve de inspiración y no para un burdo plagio. En ese sentido, los creadores de la serie han hecho muy bien sus deberes. Han sabido plasmar los elementos que han convertido a la HBO en un canal de prestigio. Factura y lenguaje cinematográficos, tratamiento de los personajes, guión inteligente.
Sin embargo, parece que tendremos que esperar a los siguientes capítulos para comprobar la anunciadísima calidad de la serie. Esta primera toma de contacto, de tan prometedora, finalmente ha resultado fría, aséptica y de bajo impacto. Intuimos que la trama puede ir a mejor, pero sólo lo intuimos por el entusiasmo previo a su emisión. Sabíamos que Pepe Sancho era una elección acertada y, efectivamente, el actor aprovecha al máximo este bombón de personaje. Le auguramos grandes momentos, como al resto de secundarios de lujo. Sólo lo auguramos. Porque todo está en el aire. Crematorio, de momento, es sólo una promesa y ahora ha llegado el momento de cumplirla.

Comentarios

Izengabe ha dicho que…
Totalmente de acuerdo contigo, aunque parezca raro... jeje
Dicen que mejora en los próximos capítulos, así que tengamos paciencia, que de eso sabemos un rato
POLE.T. ha dicho que…
Son sólo 8 capítulos, resistiremos! Aunque ya me he quitado el Canal+... Estoy por ponerme el Canal+dos de la TDT... por 8 euritos al mes tendría Crematorio, Juego de tronos, The Big C y pelis...
Izengabe ha dicho que…
¿Y por qué no esperas un día? si total, el martes ya estaba por la mañana... que ganas de gastar dinero en plena crisis y con un pedazo viaje a la vuelta de la esquna, hay que ver... jeje
POLE.T. ha dicho que…
Mi madre no lo hubiera dicho más claro!! jajaja Pero tienes razón...

Entradas populares de este blog

Los 8 momentos memorables del final de Mujeres Desesperadas

Pueden contarse con los dedos de una mano las series que han logrado cerrar la persiana sin remordimientos. Mujeres desesperadas seguramente se encuentre en ese reducido grupo de privilegiadas que alcanza el final satisfaciendo a la gran mayoría de sus seguidores, sin polémicas, sin originalidades, sin alterar, en definitiva, la esencia de una fórmula que la ha mantenido en antena durante ocho temporadas.
Podrán vertirse muchas críticas sobre esta creación de Marc Cherry, gustarán más o menos algunas épocas de la serie, pero lo que no puede negársele a Mujeres desesperadas es la fidelidad a su público. La coherencia suele convertirse en la factura pendiente en producciones que, movidas por el éxito, suelen alargarse hasta el infinito, perdiendo en el camino la cordura (Lost) o a buena parte de su reparto original (CSI).
Consciente de ello, Cherry decidió ponerle punto y final a su niña mimada antes de que el tiempo erosionara su identidad. La fecha escogida fue el pasado domingo 13…

EL DÍA DE MAÑANA | El primer golpe de Originales Movistar

Las comparaciones con Cuéntame eran inevitables. Otra historia ambientada entre el tardofranquismo y los enclenques inicios de la democracia disponía ya de un referente clarísimo en nuestra televisión. Pero basta echar un vistazo al primer capítulo para vislumbrar que la propuesta de Mariano Barroso con El día de mañana dista mucho de la visión acomodada y para todos los públicos que nos brindan los Alcántara. Aquí el protagonista es Justo Gil y existen serias dudas sobre si un personaje con tantas aristas tendría hueco en otro lugar que no fuera la televisión de pago.

Porque sí, los Originales de Movistar por fin dan un paso adelante en materia de ficción tras otras propuestas que, o bien simplemente alardeaban de factura (véase La peste) o directamente pasaban al olvido (ignórense Félix o Matar al padre, por ejemplo). Ha tenido que llegar el flamante presidente de la Academia de Cine para demostrarnos que presupuesto y guion pueden ir de la mano para ofrecernos una serie que, ahora …

ÓRBITA 9 | Una odisea pseudoespacial

A Órbita 9 le ha pasado lo mismo que le ocurrió en su día a Blancanieves con The Artist o a La isla mínima con True detective. La todopoderosa Hollywood lastró en cierta forma sus innovadoras propuestas adelantándose en su estreno. Y es que el mismo día que llega a nuestras pantallas esta ambiciosa coproducción española y colombiana aterrizan Jake Gyllenhaal y Ryan Reynolds con Life, aunque la referencia que claramente lapida toda posibilidad de sorpresa llegó semanas antes con Passengers. Hay escenas de la cinta española que recuerdan sobremanera a la superproducción protagonizada por Jennifer Lawrence. Pero este tercer caso de simultaneidad de estrenos entre Estados Unidos y España difiere de los dos anteriores en una pequeña particularidad. No importa cuál se estrenó primero ni cuánto influyó en su resonancia. Ambos han resultado de lo más prescindibles.

De entrada, ha sido la propia promoción de la película la que ha echado por tierra el único giro argumental por el que merecería…