Ir al contenido principal

Ratatouille: el regreso de Pixar a la alta cocina

Resulta que la ratatouille (que todos sabemos pronunciar como ratatúi) es una especialidad culinaria de la Provenza francesa que consiste en freír una serie de verduras en aceite de oliva. Que sea una producción norteamericana, aprovechando la polisemia de sus cuatro primeras letras con el mamífero roedor, la que me descubra el significado del término ya es un hecho curioso. Pero que además, una película de dibujos animados, tan frecuentemente infravaloradas, contenga tal nivel de documentación sobre el mundo culinario refleja el nivel de ingenio de sus creadores.
Temimos con la inauguración del matrimonio entre Pixar y Disney un descenso de la creatividad a la que nos tenían acostumbrados los chicos de John Lasseter. Cars, el primer fruto de la unión, se acercaba peligrosamente a la moralina del gigante de la fantasía y se alejaba de la frescura y el ingenio de los creadores de Toy Story. Con Ratatouille, por suerte, avanzamos unos pasos más hacia delante respecto a la última creación de Pixar a tener en cuenta, la particular visión que sobre los superhéroes ofrece Los increíbles.
La película narra las peripecias de Remy, una rata con el sentido olfativo suficiente como para convertirse en una gran chef y que tiene como principal referente al cocinero francés Gusteau, recientemente fallecido. Tras perder a su manada en el sistema de alcantarillado de París, Remy encuentra la mejor forma de hacer realidad su complicado sueño, un torpe aprendiz llamado Languini, al que teledirigirá a través de sus mechones desde el interior de su gorro de chef. Pero aún así, no lo tendrá nada fácil. Además de la torpeza de su discípulo, la rata tendrá que enfrentarse a Skinner, el nuevo y codicioso cocinero que sustituye a Gusteau en el restaurante.
Skinner es precisamente un claro ejemplo de la vuelta a los orígenes que supone Ratatouille. Supone el retorno a los personajes secundarios carismáticos y brillantes como en su momento fue la Edna Mode de Los increíbles. Personajes que aprovechan el potencial de la animación para lograr caracterizaciones imposibles en seres humanos. Otro ejemplo lo encontramos en Ego, el crítico gastronómico más temido en París, cuyos ácidos comentarios y sus reflexiones sobre el mundo de la crítica manifiestan el alto nivel de un guión difícil de encontrar en tantísimos filmes con personas de carne y hueso. Su reflexión final sobre la labor de los críticos, inteligente y cierta como ella sola, nos advierte de que no estamos precisamente ante una película infantil.
La tecnología juega un papel importantísimo en la película, que logra suplir la difícil caracterización de los seres humanos dotándolos de expresiones exageradas. El filme recrea las calles de París, Notre Dame y la torre Eiffel con increíble verosimilitud hasta el punto que algunas imágenes, sobre todo las que tienen lugar durante la persecución por el Sena, parecen directamente extraídas de la realidad. Ni que decir tiene que las ratas, esos bichos asquerosos a los que me parecía impensable coger cariño, están milimétricamente recreadas, incluso demasiado en algunas ocasiones.
Ratatouille, por tanto, recoge y mejora todas las técnicas de animación y de guión que lleva cosechando Pixar desde su creación, véase grandes dosis de humor inteligente y secuencias de acción minuciosamente pensadas. No se le escapan algunos pequeños contagios típicamente disneynianos, como alguna que otra moraleja o la presencia de un personaje insertado con calzador para divertir a los más pequeños, en este caso el hermano rata del protagonista. Pero son meras anécdotas para contentar a la casa madre que apenas afectan al desarrollo del filme. Un filme que vuelve a reconciliarnos con el mejor cine de animación.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
La película es buena, entretenida, aunque no llega a la calidad de otras hechas con anterioridad. Pero la verdad es que te deja con un muy buen sabor de boca después ver películas como Happy Feet (Warner Bross creo recordar), donde no hay ni malo. ¿Cómo una película de animación no puede tener malo?¿Cómo se pudo hacer una película tan mala?

El que los ratones principales se puedan diferenciar sin la necesidad de oirles hablar es un acierto que muestra también la calidad de la película.

Y sobre los paisajes, impresionantes. No he estado en París nunca. No tengo ni idea de si las calles que dibujaba se parecían a la realidad. Pero sí sé que el dibujo era increible y que daba gusto verlo.

Estoy de acuerdo que el hermanito gordito está más visto que el tebeo y aportaba más bien poco. Al igual que la historieta de amor de Languini y la chica. Pero visto lo visto, parece ser que sin historieta de amor no se pueden hacer películas o series. No estoy de acuerdo, pero bueno.
Anónimo ha dicho que…
claimed plenty of people repayment your mortgages in timely manner along with devoid of bank charges
A respected personal debt a good cause expects the amount of persons looking towards these individuals pertaining to assistance about pay day loan bills to help two bottle this specific. debt charitable trust affirms all over manipulate any quickly, huge interest lending products in 2010. Your charitable claims four years gone may be consumers with them is insignificant.
kredyty pozabankowe toruń
szybka pożyczka poznań
chwilówki jaworzno
pożyczka na dowód
szybka pożyczka bocian

http://szybkapozyczka24.info.pl
http://szybkapozyczkabezbik.org.pl
http://kredytybezbiku.biz.pl

Entradas populares de este blog

Los 8 momentos memorables del final de Mujeres Desesperadas

Pueden contarse con los dedos de una mano las series que han logrado cerrar la persiana sin remordimientos. Mujeres desesperadas seguramente se encuentre en ese reducido grupo de privilegiadas que alcanza el final satisfaciendo a la gran mayoría de sus seguidores, sin polémicas, sin originalidades, sin alterar, en definitiva, la esencia de una fórmula que la ha mantenido en antena durante ocho temporadas.
Podrán vertirse muchas críticas sobre esta creación de Marc Cherry, gustarán más o menos algunas épocas de la serie, pero lo que no puede negársele a Mujeres desesperadas es la fidelidad a su público. La coherencia suele convertirse en la factura pendiente en producciones que, movidas por el éxito, suelen alargarse hasta el infinito, perdiendo en el camino la cordura (Lost) o a buena parte de su reparto original (CSI).
Consciente de ello, Cherry decidió ponerle punto y final a su niña mimada antes de que el tiempo erosionara su identidad. La fecha escogida fue el pasado domingo 13…

Sin etiquetas

Qué gran golpe nos habría propinado Tomboy si desconociéramos el argumento de la cinta antes de entrar en la sala. Con la boca abierta nos habría dejado esa escena en la que el hasta el momento protagonista de la cinta, un niño de 10 años, se levanta de la bañera y nos desvela que en realidad tiene vagina. Tan valiente como esa imagen de una menor desnuda, irreproducible en otra cinematografía que no sea la francesa, hubiera sido mantener el secreto hasta ese instante. La experiencia habría sido inmejorable.

Pero el marketing manda y había que vender la película de alguna manera. Difícil resistirse a la tentación de titular con el reclamo de una niña que se hace pasar por chico. Es probable que de otra forma sólo unos pocos aventurados se hubiesen atrevido a verla, así que bienvenida la estrategia de venta si con ella se consiguen más espectadores para una cinta modesta, silenciosa, pero que seguro es la más gratificante de una cartelera de puente de mayo tan desalentadora.

Más que el…

Las 12 mejores escenas de Breaking Bad a las puertas del ansiado final

Nueva fecha para marcar en la historia de la televisión. El próximo 29 de septiembre finaliza Breaking bad, que sin desvelarnos todavía su desenlace ya se ha hecho un hueco en el olimpo de las grandes series, ese lugar sagrado donde cohabitan Los soprano y The wire. Si se mantiene el nivel de esta quinta temporada, el capítulo promete despedirse por todo lo alto. Pero en caso de que Vince Gilligan, su creador, no cumpla con las enormes expectativas, puede descansar tranquilo. Nos deja para el recuerdo una retahíla de escenas memorables. Lo que viene a continuación no es más que el botón de una muestra inabarcable de grandes momentos.


1. Primera escena (1x01 - Pilot)
Si la regla de oro de toda novela es captar al lector desde la primera frase, desde luego esa pareció ser la consigna seguida también por Vince Gilligan en Breaking bad. Un hombre en calzoncillos y una máscara antigás conduce histéricamente una autocaravana por una carretera desierta de Nuevo México. A su lado, el copiloto…