Ir al contenido principal

Goya 2013: ¿Sobrevivirá Blancanieves al tsunami?

Si nos fijamos en las cifras que se han dado esta mañana con las nominaciones de la Academia de cine, Blancanieves, con 18 candidaturas, es la clara favorita para alzarse con el Goya 2013. Si en cambio nos atenemos a las cifras de recaudación y a su enorme repercusión mediática, desde luego el premio gordo debería ir a parar a Juan Antonio Bayona y Lo imposible, por haber logrado salvar una temporada de cine español (y ya van… ¿cuántas?) más pobre en ideas que en recursos.  

Parece que de esta cosecha 2012 sólo se han obtenido cuatro grandes frutos. Es la conclusión que se desprende tras comprobar que la competición es a cuatro en la mayoría de categorías. A la Blancanieves de Pablo Berger y Lo imposible se unen en el cuadrilátero la intimista, y muy parca, El artista y la modelo, de Fernando Trueba, y el thriller Grupo 7, de Alberto Rodríguez. Ni un hueco para una contrincante más.

Y es que, a excepción de Una pistola en cada mano, la gran ausente en las nominaciones a mejor película, ningún filme más ha reunido los requisitos mínimos para el máximo galardón de nuestra cinematografía. Carmina o revienta recibe de alguna manera el reconocimiento a través de su director, Paco León; Tadeo Jones hace lo propio con menciones más allá del apartado de animación. Pero pocas opciones más han tenido los académicos a la hora de decidir.

Manifestar que la temporada de cine patrio ha sido más bien pobre cuando Lo imposible ha pulverizado todos los récords y Tadeo Jones ha obtenido cifras propias de la animación estadounidense parece contradictorio. Algunos de los académicos se respaldarán en los resultados de estas dos superproducciones para salvar los muebles. Pero mejor sería no confundirse. Paolo Vasile, no lo olvidemos, se dedica al negocio de la televisión y si por algo invierte en cine es por pura obligación. ¿Cuántos directores, además, cumplen con sus criterios de rentabilidad?

El dilema Bayona

La Academia se enfrenta ahora a un dilema parecido al que justamente les provocó Bayona hace cinco años. Y ya sabemos cómo resolvieron entonces el enigma. Aquel 2007 fue el año de El orfanato y, sin embargo, sus miembros decidieron premiar en un giro totalmente inesperado a la sobria La soledad. ¿Compensarán esta vez a Bayona por el resbalón cometido? En aquella ocasión el director novel era el vencedor moral de la velada, pero esta vez debemos reconocer que el riesgo y la valentía están del lado de Pablo Berger y su maravillosa Blancanieves, deslucida únicamente por el efecto The artist.

Más allá de la categoría principal, el apartado interpretativo masculino parece destinado a Jean Rochefort por El artista y la modelo. La doble nominación de Antonio de la Torre es probable que quede en una mera anécdota, ya que como secundario parte con ventaja el siempre admirado Josep Maria Pou.  

El combate femenino se prevé mucho más suculento, sobre todo teniendo en cuenta algunas de las quinielas que sitúan a Naomi Watts como posible nominada al Oscar. Poco o nada tiene que envidiar su interpretación en Lo imposible a la de la malvada Maribel Verdú en Blancanieves o la inocente Aida Folch en El artista y la modelo, quedando en clara desventaja Penélope Cruz por la defenestrada Volver a nacer (estreno este próximo viernes).

Lo más probable es que la noche quede muy repartida entre las dos grandes favoritas, Blancanieves y Lo imposible, una por estética, la otra por técnica. Originalidad contra rentabilidad. Pero además de conocer el lado de la balanza por el que se inclinan nuestros académicos, la gala presenta también dos grandes alicientes: Comprobar si Eva Hache aprovecha esta segunda oportunidad para aumentar su dosis de mala leche y saber cuantos minutos de retardo necesitará TVE para censurar a tiempo el chaparrón que con toda probabilidad caerá sobre el ministro Wert. El morbo está asegurado.

Comentarios

Juan Bautista ha dicho que…
No olvide a José Sacristán, el gran favorito para llevarse Mejor Actor.
Saludos.
POLE.T. ha dicho que…
¿Tú crees?

Yo estoy más por Rochefort, fíjate... Aunque sólo por oír un discurso de Sacristán con Wert delante yo le daba mi voto!
POLE.T. ha dicho que…
Corrijo, Juan Bautista tiene toda la razón. José Sacristán no ha recibido un sólo Goya en sus 50 años de carrera. Tratarán de subsanar el error. Que se prepare Wert!

Entradas populares de este blog

EMMYS 2016: Las nominaciones ideales en Drama

Un año más, los Emmy anuncian sus nominaciones rodeados de las inevitables polémicas por sus destacadas ausencias. Esta edición no iba a ser menos. Los olvidos nuevamente han sido más sonados que los aciertos, movidos por una inercia que suele ser la tónica en los premios más importantes de la televisión mundial. Sin embargo, esta vez los académicos han decidido dar una alegría a aquellos que veníamos reivindicando The Americans como una de las mejores series actuales. Tanto la creación de Joe Weisberg como sus protagonistas, Keri Russell y Matthew Rhys, han logrado por fin el reconocimiento de unos galardones que los han ignorado sistemáticamente durante sus tres primeras temporadas. Son la excepción de unos Emmy que han decidido pasar de largo nuevamente de The Affair y The Leftovers, sin duda, dos de las producciones más destacadas en los dos últimos años. Por eso mismo, y por otros importantes resbalones, ahí van mis nominaciones ideales en la categoría dramática.

MEJOR SERIE DRAM…

Un Eastwood de retirada

Clint Eastwood ya está de vuelta de todo. Le importa un pimiento si su apoyo a Donald Trump le comporta enemigos o si su definición actual de la generación de mariquitas traspasa lo políticamente correcto y ofende al personal. Tampoco su filmografía parece importarle demasiado. Pocos reparos ha tenido en presentar auténticos bodrios como Jersey boys o cintas mediocres como Más allá de la vida o El francotirador. En su historial ya se encuentran Los puentes de Madison, Sin perdón, Mystic River o Million dollar baby. Ya no necesita reivindicarse. Mucho menos con 86 años, la edad suficiente para restar trascendencia a esta época de polémicas efímeras. El actor ya se labró su carrera como director y ahora corresponde al público determinar si su talento sigue en forma o se mantiene gracias a una base de fieles seguidores.

Sully corresponde a esa cada vez más amplia y frecuente lista de películas en su carrera que simplemente alcanzan la corrección, adoptando ese tono grandilocuente y pat…

MOONLIGHT | Camaleón a la fuerza

Una historia sobre homosexualidad dentro de la comunidad negra parecía una vuelta de tuerca, un quién da más dentro del cine de denuncia social que podría suponer el reclamo perfecto para una Academia de Hollywood deseando resarcir sus pecados discriminatorios. Por suerte, Moonlight no pertenece a ese grupo de cintas que buscan a toda costa la exaltación, que se convierten en estandartes de la lucha contra la opresión de la hegemonía blanca y heterosexual. La propuesta de Barry Jenkins es mucho más valiosa, ya que con su premisa y, sobre todo, su puesta en escena, logra abarcar un sentimiento prácticamente universal, el del miedo a la propia identidad.

Little, Chorin y Black no son sólo los tres actos en los que se divide la trama sino las tres fases de un complicado proceso de asimilación personal, el que sufre un niño, adolescente y adulto lidiando consigo mismo y su entorno de barrio marginal en Miami. Esta vez la marginación no surge del racismo sino desde dentro, desde el propio …