Ir al contenido principal

5 actrices que ya suenan fuerte para los Oscar

Puede parecer demasiado pronto para inaugurar las quinielas de cara a los próximos premios gordos de Hollywood. Pero a poco más de seis meses para la ceremonia, ya sabemos que Meryl Streep no competirá en la categoría de mejor actriz principal por la prometedora Agosto, dejándole el hueco libre a su compañera de reparto Julia Roberts. Por si fuera poco, la campaña de las películas que podrían ser las grandes rivales de la gala hace semanas que ha dado comienzo. Incluso conocemos ya la identidad de la presentadora (Ellen DeGeneres, repitiendo su papel de 2007).

Así que, aunque la fecha parezca lejana, la maquinaria para hacerse un lugar en la gran noche del cine y el glamour lleva tiempo engranándose, sobre todo en un apartado, el de mejor intérprete femenina, que este año promete ser apasionante. De momento, cinco nombres comienzan a sonar con fuerza para las nominaciones. Cinco actrices y cinco papeles que aventuran una competencia de lo más reñida.  

Cate Blanchett, por Blue Jasmine
No es sólo que Woody Allen haya logrado ganarse de nuevo el favor de la crítica estadounidense con Blue Jasmine, sino que podría arrastrar consigo a su protagonista. Con el papel de Jasmine, una rica neurótica venida a menos, Cate Blanchett aspira a convertirse en la nueva musa del director neoyorquino en alcanzar la estatuilla dorada, algo que no sucede desde que Diane Keaton se llevara el Oscar por Annie Hall en 1977.

Emma Thompson, por Saving Mr. Banks
Fue una de las niñas mimadas de la Academia, con cuatro nominaciones y dos estatuillas en los años 90, una como guionista de Sentido y sensibilidad y la otra como mejor actriz en Regreso a Howards End. Casi dos décadas más tarde, Emma Thompson podría volver a desfilar en la alfombra roja por un suculento papel, el de la escritora P.L. Travers, autora de Mary Poppins y perseguida durante años por Walt Disney para lograr su adaptación.  

Nicole Kidman, por Grace of Monaco
Ahora que ha abandonado el bótox y su rostro poco a poco va volviendo a la normalidad, parece que Nicole Kidman comienza a recuperar la senda correcta, la que la llevó a encadenar laureados éxitos como Moulin rouge y Las horas. Grace Kelly, la actriz convertida en princesa de Mónaco, es el papelón con el que aseguran la australiana ha encajado como un guante. Está por ver si su compatriota y amiga Naomi Watts se convierte en rival durante la gran noche, porque algunas predicciones también sitúan a la reencarnación de Lady Di como firme aspirante al Oscar.  

Sandra Bullock, por Gravity
Hace tiempo que quiere desprenderse de su etiqueta de actriz de comedietas y lo está consiguiendo. Sorprendió con su pequeño papel en Crash, logró subirse al escenario del Kodak Theatre hace tres años por su interpretación de madre coraje en The blind side, y ahora podría dar el salto definitivo con Gravity, la nueva cinta de Alfonso Cuarón en la que comparte reparto y penurias en el espacio con George Clooney.  

Adèle Exarchopoulos, por La vida de Adele
Tanto la película, La vida de Adele, como sus dos actrices principales, que protagonizan una historia de amor entre dos chicas adolescentes, causaron sensación en la última edición del Festival de Cannes. La cinta se llevó la Palma de Oro, pero además con una mención específica para sus dos intérpretes, que por normas del certamen no pudieron optar a la categoría de mejor actriz. Los Oscars podrían enmendar la injusticia, sobre todo tras las palabras del influyente Steven Spielberg, presidente del jurado, después de leer el palmarés: “Es maravillosa y creo que tendrá un enorme éxito en mi país”.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los 8 momentos memorables del final de Mujeres Desesperadas

Pueden contarse con los dedos de una mano las series que han logrado cerrar la persiana sin remordimientos. Mujeres desesperadas seguramente se encuentre en ese reducido grupo de privilegiadas que alcanza el final satisfaciendo a la gran mayoría de sus seguidores, sin polémicas, sin originalidades, sin alterar, en definitiva, la esencia de una fórmula que la ha mantenido en antena durante ocho temporadas.
Podrán vertirse muchas críticas sobre esta creación de Marc Cherry, gustarán más o menos algunas épocas de la serie, pero lo que no puede negársele a Mujeres desesperadas es la fidelidad a su público. La coherencia suele convertirse en la factura pendiente en producciones que, movidas por el éxito, suelen alargarse hasta el infinito, perdiendo en el camino la cordura (Lost) o a buena parte de su reparto original (CSI).
Consciente de ello, Cherry decidió ponerle punto y final a su niña mimada antes de que el tiempo erosionara su identidad. La fecha escogida fue el pasado domingo 13…

Las 12 mejores escenas de Breaking Bad a las puertas del ansiado final

Nueva fecha para marcar en la historia de la televisión. El próximo 29 de septiembre finaliza Breaking bad, que sin desvelarnos todavía su desenlace ya se ha hecho un hueco en el olimpo de las grandes series, ese lugar sagrado donde cohabitan Los soprano y The wire. Si se mantiene el nivel de esta quinta temporada, el capítulo promete despedirse por todo lo alto. Pero en caso de que Vince Gilligan, su creador, no cumpla con las enormes expectativas, puede descansar tranquilo. Nos deja para el recuerdo una retahíla de escenas memorables. Lo que viene a continuación no es más que el botón de una muestra inabarcable de grandes momentos.


1. Primera escena (1x01 - Pilot)
Si la regla de oro de toda novela es captar al lector desde la primera frase, desde luego esa pareció ser la consigna seguida también por Vince Gilligan en Breaking bad. Un hombre en calzoncillos y una máscara antigás conduce histéricamente una autocaravana por una carretera desierta de Nuevo México. A su lado, el copiloto…

ESPECIAL SITGES 2017 | A GHOST STORY | La muerte desde la muerte

El amor y la muerte conforman un pack muy jugoso para el cine, que ha sabido retratarlo desde todos los ángulos posibles. Pero quién iba a decirnos que las reflexiones más desgarradoras y clarividentes sobre el vacío emocional llegarían de la mano de la ciencia ficción, de un relato imaginario que con una intencionada apuesta formal sitúa el punto de vista en un fantasma de sábana blanca. Una presencia sin expresión que observa la evolución de su entorno tras su fallecimiento. Una mirada sin ojos, un cuerpo sin forma ni voz que transmite más emociones que tantos otros intentos fallidos.

Es una lástima que esa apuesta formal lastre en cierta forma la apabullante evolución del metraje. A Ghost Story arranca petulante, encantada de conocerse, sometiendo al espectador a auténticos actos de fe, como vislumbrar a Rooney Mara en plano fijo degustando un pastel durante varios interminables minutos. Algunos lo han calificado de hipster en su sentido más peyorativo. Su formato cuadrado con bord…