Ir al contenido principal

PANTALLAZOS #7

LOS ACIERTOS
- Revolution: Quizá porque esperábamos tan poco de ella, la producción postapocalíptica de J.J. Abrams ha resultado más entretenida que los últimos batacazos del productor.
- Emmys 2012: Los académicos de la televisión estadounidense por fin sorprenden otorgando el máximo galardón a Homeland después de cuatro victorias consecutivas para Mad men.
- Blancanieves: Es una lástima que The artist le tomara la avanzadilla, porque la versión del cuento de Blancanieves es lo más hermoso que ha rodado el cine español en mucho tiempo.
- Segunda temporada de Homeland: Parecía imposible estar a la altura de su impresionante primera entrega, pero la serie de Showtime ha demostrado que incluso en algunos capítulos podía superarla. Sorprendente, adrenalínica e inolvidable.
- Frankenweenie: Los seguidores de Tim Burton hacía tiempo que no se reencontraban con su director fetiche. Ha tenido que ser esta película animada la que les devuelva la esperanza después de tantos bandazos en la Disney.
- American Horror Story: Asylum: La serie de Ryan Murphy se traslada al manicomio de Briarcliff y lo hace con personajes y secuencias inolvidables, que incluso ensombrecen la excelente primera temporada.
- Looper: La ciencia ficción y, concretamente, los viajes en el tiempo encuentran en esta película su exponente más lúcido e inteligente, con escenas concebidas para convertirse en leyendas del género.
- Argo: Camino de convertirse en la vencedora de la próxima edición de los Oscar, la tercera película de Ben Affleck como director convierte un hecho histórico (el secuestro de varios estadounidenses en la embajada de Teherán) en un apasionante thriller cargado con dosis de comedia.
- Skyfall: Después del batacazo de Quantum of solace, la saga 007 encuentra en Sam Mendes a su mejor rescatador y en Javier Bardem uno de los mejores villanos de sus 50 años de historia.
- En la casa: Jamás el proceso de creación de una obra literaria, a cargo del alumno más prometedor de una escuela pública francesa, había despertado en pantalla tanto morbo y tanto interés.
- Tercera temporada de Downton Abbey: A la espera de que Antena 3 estrene el episodio especial de navidad, está claro que la mansión de los Crawley se mantiene en buena forma, superando incluso a la desigual segunda entrega.
- Una pistola en cada mano: Cesc Gay retrata como nadie los traumas del hombre occidental urbano, con situaciones y diálogos repletos de veracidad y sentido del humor.
- De óxido y hueso: Más que la trama de superación de una mujer que de repente pierde sus dos piernas, el último filme de Jacques Audiard es una atípica historia de amor con uno de los Te quiero más emotivos de la historia del cine.
- Las sesiones: Otra cinta con un discapacitado como protagonista y con un tratamiento innovador. John Hawkes nos acerca sin victimismos a la primera experiencia sexual de un tetrapléjico, con lucidez, con ironía y con la ayuda de una sorprendente Helen Hunt.
- La noche más oscura: Puede que sea la versión que la CIA quiere colarnos sobre la muerte de Bin Laden, pero es tan meticulosa, está tan bien parida, que hasta duele que Kathryn Bigelow haya sido ninguneada en las nominaciones a los Oscar. Esta vez sí lo merecía.
- Amor: Haneke, el director más frío y crudo, se mantiene fiel a su estilo pero con una temática más cercana, la de un feliz matrimonio interrumpido por la vejez, la enfermedad y la muerte. Su filme más triste y conmovedor.
- Django desencadenado: Sin llegar a la altura de Kill Bill, Tarantino vuelve a acertar con otra venganza histórica, esta vez la de un esclavo negro contra la tiranía blanca, aunque la inteligencia de la primera mitad se diluya con la interminable segunda parte.
- Lincoln: Aunque el espectador se pierde con tanto entresijo político, se agradece un filme de Steven Spielberg más cercano a la documentación periodística que a los trucos lacrimógenos de los que podría hacer gala con el tema de la esclavitud de por medio.
- Final de Fringe: No se despidió por todo lo alto, más bien lo hizo sin hacer ruido, pero la otra mítica serie de J.J. Abrams que quedaba por finiquitar se fue con un desenlace que de bien seguro tuvo una mejor acogida que el de Perdidos.

LO INDIFERENTE  
- La voz: A pesar de que ha sido el programa revelación de la temporada, la pésima realización y las nefastas intervenciones de sus coaches han mermado lo que podría haber sido una excelente adaptación del formato internacional.
- A Roma con amor: La aventura italiana de Woody Allen mejora con nota a muchas de sus paradas europeas pero no pasará a la historia como una obra maestra del director, que pide a gritos el retorno a Estados Unidos.
- Magic Mike: El último filme de Steven Soderbergh sólo pasará a la historia por desbocar las hormonas de millones de mujeres en pleno furor por la trilogía de Grey.  
- Lo imposible: La película que ha batido todos los récords en la taquilla española no es más que un telefilme tan sobredimensionado como el tsunami que arrasó Indonesia en 2004.  
- La vida de Pi: La prometedora aventura de un joven hindú y un tigre de bengala en alta mar termina convirtiéndose en una lección de tintes religiosos que ni Ang Lee ni sus impresionantes efectos especiales logran colar.  
- El hobbit: Tan poco interés me ha despertado esta precuela de El señor de los anillos y tantas han sido las voces clamando contra su soberano aburrimiento, que todavía no me he atrevido a verla, algo impensable con las tres primeras entregas.  
- Los miserables: Irreprochables el talento y la puesta en escena, pero totalmente condenables la ausencia de diálogos, de números musicales y, sobre todo, de unas tijeras para podar tan soporífero metraje.
- The master: El director favorito de los alternativos, de los más cool, vuelve a brindarnos una buena historia, con una buena imagen, con unas brillantes actuaciones, deslucida por esos aires trascendentales que sólo unos pocos privilegiados dicen disfrutar.  
- Volver a nacer: Su posición en este apartado intermedio es prácticamente un milagro, ya que esta adaptación de Castellitto ha recibido el rechazo furibundo de gran parte de la crítica. Desproporcionado e inmerecido.

LAS DECEPCIONES
- Holy Motors: Esperpento cinematográfico delirante y surrealista que despierta pasiones entre los críticos más iluminados y acompleja al resto de mortales que osan considerarla como un bodrio.  
- Fin: Prometedor filme apocalíptico que únicamente consigue asustar por el bajísimo nivel de interpretación de sus actores, entre los que se incluye Maribel Verdú en uno de los peores papeles de su carrera.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los 8 momentos memorables del final de Mujeres Desesperadas

Pueden contarse con los dedos de una mano las series que han logrado cerrar la persiana sin remordimientos. Mujeres desesperadas seguramente se encuentre en ese reducido grupo de privilegiadas que alcanza el final satisfaciendo a la gran mayoría de sus seguidores, sin polémicas, sin originalidades, sin alterar, en definitiva, la esencia de una fórmula que la ha mantenido en antena durante ocho temporadas.
Podrán vertirse muchas críticas sobre esta creación de Marc Cherry, gustarán más o menos algunas épocas de la serie, pero lo que no puede negársele a Mujeres desesperadas es la fidelidad a su público. La coherencia suele convertirse en la factura pendiente en producciones que, movidas por el éxito, suelen alargarse hasta el infinito, perdiendo en el camino la cordura (Lost) o a buena parte de su reparto original (CSI).
Consciente de ello, Cherry decidió ponerle punto y final a su niña mimada antes de que el tiempo erosionara su identidad. La fecha escogida fue el pasado domingo 13…

Las 12 mejores escenas de Breaking Bad a las puertas del ansiado final

Nueva fecha para marcar en la historia de la televisión. El próximo 29 de septiembre finaliza Breaking bad, que sin desvelarnos todavía su desenlace ya se ha hecho un hueco en el olimpo de las grandes series, ese lugar sagrado donde cohabitan Los soprano y The wire. Si se mantiene el nivel de esta quinta temporada, el capítulo promete despedirse por todo lo alto. Pero en caso de que Vince Gilligan, su creador, no cumpla con las enormes expectativas, puede descansar tranquilo. Nos deja para el recuerdo una retahíla de escenas memorables. Lo que viene a continuación no es más que el botón de una muestra inabarcable de grandes momentos.


1. Primera escena (1x01 - Pilot)
Si la regla de oro de toda novela es captar al lector desde la primera frase, desde luego esa pareció ser la consigna seguida también por Vince Gilligan en Breaking bad. Un hombre en calzoncillos y una máscara antigás conduce histéricamente una autocaravana por una carretera desierta de Nuevo México. A su lado, el copiloto…

ESPECIAL SITGES 2017 | A GHOST STORY | La muerte desde la muerte

El amor y la muerte conforman un pack muy jugoso para el cine, que ha sabido retratarlo desde todos los ángulos posibles. Pero quién iba a decirnos que las reflexiones más desgarradoras y clarividentes sobre el vacío emocional llegarían de la mano de la ciencia ficción, de un relato imaginario que con una intencionada apuesta formal sitúa el punto de vista en un fantasma de sábana blanca. Una presencia sin expresión que observa la evolución de su entorno tras su fallecimiento. Una mirada sin ojos, un cuerpo sin forma ni voz que transmite más emociones que tantos otros intentos fallidos.

Es una lástima que esa apuesta formal lastre en cierta forma la apabullante evolución del metraje. A Ghost Story arranca petulante, encantada de conocerse, sometiendo al espectador a auténticos actos de fe, como vislumbrar a Rooney Mara en plano fijo degustando un pastel durante varios interminables minutos. Algunos lo han calificado de hipster en su sentido más peyorativo. Su formato cuadrado con bord…