Ir al contenido principal

¿Las chicas de qué?

Los chicos de Vayatele ya nos lo advirtieron. Los diálogos de la adaptación española de Las chicas de oro eran calcados a los de la versión original. Incluso identificaron los capítulos emitidos anoche por La 1 con el octavo y el segundo de la primera temporada de la serie americana. Lejos de ser alentador, este dato sólo sirve para jugar en contra de la producción de José Luis Moreno, puesto que ni contando con los mismos elementos de una comedia made in USA ha logrado desprenderse del tufo casposo que evaporan todos sus productos televisivos.
El excantante de ópera, según sus propias palabras, y especialista en neurocirugía con dominio de trece idiomas, habrá amanecido esta mañana resplandeciente tras comprobar los datos de audiencia que cosechó anoche la serie en la televisión pública. Un 22% de share en plena época de la TDT es un dato para echarse a pegar brincos. Pero si el responsable del remake de Las chicas de oro fuera otro que no decorara con sus iniciales el fondo de la piscina, probablemente sentiría un poco de vergüenza por un éxito tan dudosamente justificado.
Porque tiene delito contar con un plantel de actrices que ni Almodóvar y lograr que suenen idénticas a Pepa y Avelino. Moreno consigue con el particular histrionismo de sus guiones que terminemos odiando el timbre de voz de la mismísima Lola Herrera o que acabemos sintiendo lástima por toda una Carmen Maura. La musa de La comunidad convertida en la tonta de un vodevil de cartón piedra. Más que las risas, deberían empezar a enlatar también los llantos.
Porque tiene narices que las manos del ventrílocuo hayan convertido una sitcom americana en otro producto bochornoso de la España más rancia y cañí. El humor inteligente se sustituye aquí por una sucesión de improperios que las actrices recitan con prisa pero sin pausa. Guiones tan artificiales como los decorados de teatro de revista que adornan la serie. Tan sólo unas imágenes de playa entre escena y escena, suponemos que extraídas de la serie original, nos recuerdan que este nuevo producto de la factoría Moreno tiene un precedente. El resto, ni por asomo hace pensar en las chicas de oro ochenteras.
Lo peor es que las audiencias vienen a confirmar que José Luis Moreno gusta, y mucho. Sobre todo en la televisión que lo ha visto nacer, crecer y forrarse. El estilo que pondría los pelos de punta a cualquier canal televisivo norteamericano, sin mencionar siquiera a los de pago, aquí triunfa sin complejos entre un público mayoritariamente envejecido, el que todavía forma el grueso de La 1. Ingenuos, pensamos que la retirada de Noche de fiesta supuso el punto y final a la televisión pública más casposa. Pero Moreno ha vuelto y parece que, entre todos, volveremos a financiar durante largo tiempo sus caprichos horteras de divo trasnochado.

Comentarios

Izengabe ha dicho que…
Me hizo daño ver a Carmen Maura en ese papel y con esos diálogos... muy bajo ha caído...
La palabra que lo define, como tu bien dices, es casposo, y tiene el sello de Moreno, que lo único que se salva de todo lo que ha hecho hasta ahora puede ser La Que Se Avecina (y a ratos)

Espero que la semana que viene baje considerablemente, pero me da a mi que se va a mantener con buenos datos
POLE.T. ha dicho que…
Yo también lo temo... La audiencia se mantendrá! Una lástima, porque a Moreno lo pagamos entre todos otra vez! Y yo que pensaba que Águila roja nos había hecho tanto daño...
Francisco Garcia ha dicho que…
Hola. He descubierto tu blog al verlo en Cinemania; me ha gustado mucho, ya me tienes de seguidor.

Yo tengo uno, pero llevo poco tiempo, solo este año. Si quieres pasate a ver que te parece.

Adw
POLE.T. ha dicho que…
Muchísimas gracias Francisco! Me alegro de que te guste y de tener un seguidor que llega del artículo de Cinemanía!

Ya me he hecho seguidor de Deus Ex Machina, que pinta genial! Y ya verás como los años pasan volando haciendo el blog. Yo ni me he enterado!

Nos seguimos por la red, pues. Tu adeu es valenciano según he visto en el perfil, no? jejej. Saludos desde Barcelona.
Wallander800 ha dicho que…
Qué mal huele esta serie!
BOEDO ha dicho que…
Hola a todos, veo que por sus tierras tmb hay tv basura y demás. Sería bueno que suban info de cine español que por estos lados (Argentina) llega poco pero se valora mucho, como Krampack, En la puta calle, Tapas y varias peliculas más.

Saludos, los felicito por el mundial ganado y voy a seguir el blog, tiene cosas interesantes.

www.sebastianvargas-cine.blogspot.com
POLE.T. ha dicho que…
Hola Sebastián,

Y tanto que aquí hay TV basura, pero muchíiiiisima! Todos los productos, o casi todos, de José Luis Moreno, el productor más casposo del mundo, son un ejemplo de telebasura, que además ahora volvemos a financiar desde la TV pública (y en tiempos de crisis).

En el artículo anterior encontrarás dos pelis españolas que no están mal: Lope y Todo lo que tú quieras. Luego hay otra española que descubrí hace poco y que está realmente bien: el habitante incierto.

Ya me dirás!
Saludos para Argentina!

Entradas populares de este blog

Los 8 momentos memorables del final de Mujeres Desesperadas

Pueden contarse con los dedos de una mano las series que han logrado cerrar la persiana sin remordimientos. Mujeres desesperadas seguramente se encuentre en ese reducido grupo de privilegiadas que alcanza el final satisfaciendo a la gran mayoría de sus seguidores, sin polémicas, sin originalidades, sin alterar, en definitiva, la esencia de una fórmula que la ha mantenido en antena durante ocho temporadas.
Podrán vertirse muchas críticas sobre esta creación de Marc Cherry, gustarán más o menos algunas épocas de la serie, pero lo que no puede negársele a Mujeres desesperadas es la fidelidad a su público. La coherencia suele convertirse en la factura pendiente en producciones que, movidas por el éxito, suelen alargarse hasta el infinito, perdiendo en el camino la cordura (Lost) o a buena parte de su reparto original (CSI).
Consciente de ello, Cherry decidió ponerle punto y final a su niña mimada antes de que el tiempo erosionara su identidad. La fecha escogida fue el pasado domingo 13…

Especial USA: Localizaciones de Twin Peaks

Uno de los motivos que convirtieron a Twin Peaks en todo un éxito fue la atmósfera de la serie, rodada en paisajes tan fríos y sórdidos como la trama que envolvía el asesinato de Laura Palmer. El pueblo que da nombre a esta inolvidable producción de David Lynch no existe, pero el rodaje de exteriores se llevó a cabo en dos localidades muy cercanas a Seattle, Snoqualmie y North Bend, que todavía hoy logran trasladarte a la aterradora ambientación de la serie.

Al contrario de lo que podría parecer, la zona no explota para nada el fenómeno Twin Peaks. Ni siquiera en la tienda de souvenirs más cercana a las cataratas de Snoqualmie (protagonistas de la cabecera y de varias escenas) encontraremos ni una sola referencia a la serie. Sin embargo, incluso para no seguidores, la visita a este entorno natural merece la pena. No en vano, recibe un millón y medio de visitantes al año.
En lo alto de la cascada sigue vislumbrándose el hotel donde pernoctaba el agente Cooper, remodelado por completo …

PIELES | El mal gusto

Algo extraño estaba ocurriendo. El debut en la dirección de Eduardo Casanova, el eterno Fidel de Aída, apadrinado por Álex de la Iglesia y arropado por buena parte de la flor y nata del cine español, se estrenaba exclusivamente en un solo cine de la ciudad de Barcelona. Sin embargo, el fenómeno era tal que la propia taquillera de los cines Maldà, acostumbrados a las mil y una piruetas para incentivar la venta de entradas, subió perpleja al escenario para inmortalizar el llenazo antes de la proyección. 170 personas se vieron obligadas a desplazarse hasta la recóndita sala para comprobar qué nos tenía preparado el mal llamado nuevo enfant terrible del cine patrio. Finalizada la sesión, llegó la clarividencia.

Me imagino las excusas. No se apuesta por el riesgo, la industria de Hollywood lo engulle todo, el público está aborregado, las descargas ilegales. Todas ellas justificadas en muchos casos. No en este. Casanova puede sentirse afortunado de haber podido estrenar Pieles en un solo c…