Ir al contenido principal

Mis mejores series de la década

The Hollywood Reporter acaba de publicar una lista con las mejores series de la década. En lo más alto sitúa nada más y nada menos que a la intocable Los Soprano, esa historia de la mafia tan inflada por los críticos que se ha convertido en un sacrilegio ni siquiera cuestionarla. Hay que reconocerlo, en cuanto desapareció la madre de Tony Soprano, allá por la segunda temporada, la trama perdió interés y entró en una dinámica soporífera y reiterativa. Como no me gusta nada el ranking elaborado por el crítico Barry Garron, plagado de sonoras ausencias y de tópicos de intelectual trasnochado, ahí va mi lista particular de las mejores series de la década.

1. Lost
Por su capacidad de sorpresa, por ser la única capaz de generarme impaciencia y por todo el universo creado a su alrededor.

2. A dos metros bajo tierra
Por la construcción de unos personajes inolvidables, por la originalidad de su planteamiento y por hablar de la muerte sin tabúes.

3. Mujeres Desesperadas
Por mantener vivo el interés tras seis temporadas, por disfrazar la crítica mordaz tras una aparente superficialidad y por las excelentes interpretaciones de sus protagonistas.

4. Anatomía de Grey
Por la agilidad de sus episodios y su sentido del ritmo, por convertir el culebrón en un producto sofisticado y por su capacidad de generar interés en los casos médicos (¿te enteras, House?)

5. El ala oeste de la casa blanca
Por la verosimilitud de sus guiones, por acercarnos de manera tan fidedigna a la política estadounidense y por el carisma de Martin Sheen

6. 24
Por su novedosa aportación a la estructura televisiva, por su ritmo adrenalínico y por esos giros argumentales que te mantienen enganchado las 24 horas.

7. Daños y perjuicios
Por sus impactantes comienzos de temporada, por la brillantez con la que nos engañan y por el excelente duelo interpretativo entre Patty Hewes y Ellen Parsons.

8. El abogado
Por cuestionar la justicia, por el increíble plantel de actores y porque, qué carajo, ¡me encanta el derecho!

9. Sexo en Nueva York
Porque es el glamour hecho serie, porque Samantha Jones es uno de los personajes más divertidos de la televisión y porque el sexo da para mucho y sólo Darren Star parece haberse dado cuenta.

10. Roma
Por su fidelidad a la historia con mayúsculas, por su ambición y su despliegue de medios y por la unión entre dos poderosas de la televisión: la BBC y la HBO.

Comentarios

Izengabe ha dicho que…
Te faltan Weeds y Cinco Hermanos que entiendo que no las metas porque no ls ves, pero no entiendo que no las veas!! jajaja

En general estoy de aceurdo contigo excepto en Roma y la CasaBlanca que no las he visto y de momento no tengo intención de verlas...

Me gustan estas listas... :p
POLE.T. ha dicho que…
jajajajaja!!

Weeds sí que la veo, pero no me engancha. Me quedé en la segunda y ahí sigo... Y 5 Hermanos me encantaba, pero solo he visto la primera y por eso no la he incluido. Me falta verla un poco más para poder meterla en la lista...

Pues tanto El ala oeste como Roma son series BRUTALES!!!
quest ha dicho que…
Veo que sigues buscando cómo aumentar el tráfico del blog. Las listas son geniales. Sobre el diseño ya discutiremos, ya veo que te han dicho que está mejor.

Las series que veo en este momento son menos de diez, así que mi lista se confeccionaría fácil.

No voy con mucho tiempo, hoy sólo os leo de vez en cuando.

Ah... y SÍ, yo he votado por Lost. Por supuesto.
POLE.T. ha dicho que…
hombre quest, quiero un análisis pormenorizado cuando tengas tiempo!! Se admiten sugerencias, críticas y lo que haga falta!

Entonces, quien ha votado a Damages???
Anónimo ha dicho que…
Anatomía de Grey culebrón sofisticado WTF???
Anónimo ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
POLE.T. ha dicho que…
No deja de ser un culebrón al uso pero muy bien realizado, no?

Entradas populares de este blog

Los 8 momentos memorables del final de Mujeres Desesperadas

Pueden contarse con los dedos de una mano las series que han logrado cerrar la persiana sin remordimientos. Mujeres desesperadas seguramente se encuentre en ese reducido grupo de privilegiadas que alcanza el final satisfaciendo a la gran mayoría de sus seguidores, sin polémicas, sin originalidades, sin alterar, en definitiva, la esencia de una fórmula que la ha mantenido en antena durante ocho temporadas.
Podrán vertirse muchas críticas sobre esta creación de Marc Cherry, gustarán más o menos algunas épocas de la serie, pero lo que no puede negársele a Mujeres desesperadas es la fidelidad a su público. La coherencia suele convertirse en la factura pendiente en producciones que, movidas por el éxito, suelen alargarse hasta el infinito, perdiendo en el camino la cordura (Lost) o a buena parte de su reparto original (CSI).
Consciente de ello, Cherry decidió ponerle punto y final a su niña mimada antes de que el tiempo erosionara su identidad. La fecha escogida fue el pasado domingo 13…

Especial USA: Localizaciones de Twin Peaks

Uno de los motivos que convirtieron a Twin Peaks en todo un éxito fue la atmósfera de la serie, rodada en paisajes tan fríos y sórdidos como la trama que envolvía el asesinato de Laura Palmer. El pueblo que da nombre a esta inolvidable producción de David Lynch no existe, pero el rodaje de exteriores se llevó a cabo en dos localidades muy cercanas a Seattle, Snoqualmie y North Bend, que todavía hoy logran trasladarte a la aterradora ambientación de la serie.

Al contrario de lo que podría parecer, la zona no explota para nada el fenómeno Twin Peaks. Ni siquiera en la tienda de souvenirs más cercana a las cataratas de Snoqualmie (protagonistas de la cabecera y de varias escenas) encontraremos ni una sola referencia a la serie. Sin embargo, incluso para no seguidores, la visita a este entorno natural merece la pena. No en vano, recibe un millón y medio de visitantes al año.
En lo alto de la cascada sigue vislumbrándose el hotel donde pernoctaba el agente Cooper, remodelado por completo …

PIELES | El mal gusto

Algo extraño estaba ocurriendo. El debut en la dirección de Eduardo Casanova, el eterno Fidel de Aída, apadrinado por Álex de la Iglesia y arropado por buena parte de la flor y nata del cine español, se estrenaba exclusivamente en un solo cine de la ciudad de Barcelona. Sin embargo, el fenómeno era tal que la propia taquillera de los cines Maldà, acostumbrados a las mil y una piruetas para incentivar la venta de entradas, subió perpleja al escenario para inmortalizar el llenazo antes de la proyección. 170 personas se vieron obligadas a desplazarse hasta la recóndita sala para comprobar qué nos tenía preparado el mal llamado nuevo enfant terrible del cine patrio. Finalizada la sesión, llegó la clarividencia.

Me imagino las excusas. No se apuesta por el riesgo, la industria de Hollywood lo engulle todo, el público está aborregado, las descargas ilegales. Todas ellas justificadas en muchos casos. No en este. Casanova puede sentirse afortunado de haber podido estrenar Pieles en un solo c…