Ir al contenido principal

¿Dónde está Christian Bale?

La temporada de los Oscar parece que se abre con la última película de Michael Mann, candidata, según la mayoría de pronósticos, a las nominaciones del próximo enero. Aunque todavía es demasiado pronto para vaticinar las aspirantes a la estatuilla dorada, es más que probable que Enemigos públicos se encuentre entre las seleccionadas, y más en un año en que la categoría de mejor película ampliará de cinco a diez las cintas nominadas.
La próxima edición de los premios podría ser la de la reconciliación de Hollywood con otro director menospreciado, pero lo cierto es que nos encontraríamos de nuevo con una injusta recompensa, al más puro estilo de Martin Scorsese con Infiltrados. Enemigos públicos no es, ni de lejos, la mejor película de Michael Mann y es muy probable que, de ser candidata a los Oscar, tampoco sea la más indicada para ganarlo. El dilema, Ali o Collateral, por este orden, o incluso Heat, se acercan más a las propiedades de una obra maestra que la última cinta de Johnny Depp, pero ya sabemos que en la Academia de Hollywood no siempre priman los criterios artísticos.
La cinta prometía un nuevo tour de force interpretativo, al más puro estilo Al Pacino-Robert De Niro en Heat. Sin embargo, la tensión entre los personajes encarnados por Johnny Depp y Christian Bale no llega a alcanzar en ningún momento el clímax esperado. Lo que parecía un duelo encarnizado entre policía y ladrón, una manifiesta y obsesiva enemistad entre dos sujetos, se convierte en un relato descompensado en el que prima ante todo la visión del perseguido. Johnny Depp es el único e indiscutible protagonista de una película que debió denominarse simplemente Enemigo público.
Expectativas incumplidas aparte, el filme es un excelente ejercicio de acción sin respiro pero con talento. Desde el minuto uno se suceden las secuencias a base de tiros y metralletas. Aunque en algún momento pueden llegar a ser confusas, la destreza de Mann tras las cámaras se demuestra en su exquisita elegancia y academicismo. El mal gusto jamás entra en escena, pero tampoco lo hace la maestría que desprenden otros filmes del género como Los intocables o Camino a la perdición, quedándose así en la mitad del camino hacia la excelencia.
Dónde sí logra alcanzar momentos sublimes el director norteamericano es en su radiografía de la justicia de los años 30, marcada por la improvisación y la ineficacia. Hay tres momentos de auténtico gozo en los que el atracador de bancos John Dillinger consigue mofarse de sus perseguidores, especialmente el que tiene lugar en una sala de cine repleta de entusiastas colaboradores ciudadanos. Esos movimientos de cabeza a izquierda y derecha son impagables.
Pero sin duda el ingrediente que hace sumar puntos e interés al filme es Marion Cotillard. En el momento en que aparece en escena, la historia pasa de ser una persecución a tiros para convertirse en un retrato más profundo del personaje principal. Billlie Frechette es la debilidad del violento atracador y también el conducto que nos permite conocerle un poco más. “Me gusta el béisbol, la ropa cara, el cine, el whisky y tu, ¿qué más necesitas saber?”. Esa es la rotunda sentencia con la que Dillinger consigue ganarse el corazón de la chica y de las pocas en las que logra una mínima empatía en el espectador. Y es que aunque en su época el ladrón consiguió hacerse un hueco en la cultura popular, no ocurre lo mismo con su personaje en la ficción, demasiado frío y violento como para despertar una mínima simpatía en la platea.
Aunque el tratamiento de los personajes es bastante pobre, Michael Mann ha logrado nutrir 140 minutos de metraje con frenética acción sin dejar ni un solo hueco para el bostezo. El sentido del ritmo, sumado a magistrales secuencias e ingeniosos diálogos pueden ser el mínimo necesario para que la Academia de Hollywood termine por condecorarlo. Otro asunto, bastante más complicado, es que Enemigos públicos logre hacerse un hueco entre los clásicos sobre gángsters. Se queda pequeña.

Comentarios

lasha ha dicho que…
A ver... Esto es lo que me han editado en el share de TUTELE......

Desde luego.. yo no creoq eu esto sea nada del otro mundo ni que se insulte a nadie.. es una cosa que encontré en Google.. y naaa más....... Por qué les ha molestado tanto ???. si no querian que lo pusiera en el share. donde querian que lo pusiera ?? o que no lo pusiera ??.. y por qué ??...

Luego decíamos de Vertele.. que nos borraba comentarios por nada.. pues si esto que me han borrado es por algo..... es que ya tutele es igual o peor que Vertele....
EEEhhh niño !!! luuego como te pusiste tú con Vertele . porque les dijiste no sé que.. y tampoco era nada ofensivo.. entonces . que me dices de esto que me han hecho los de Tutele ??? borrarme algo que no tiene importancia??? ___________________________________TuTele

Actividad de la empresa:

Tutele.net es un portal especializado en información televisiva realizada por profesionales del mundo de la tv, que han trabajado para las principales cadenas españolas. Noticias, audiencias, quejas, ofertas de trabajo... y todo ello sin olvidar nuestro foro.

Un página que combina la gente joven con los profesionales que trabajan en el mundo de la televisión y aficionados que empiezan a dar sus primeros pasos.
Sector: mdios comunicación » portales Internet, Tlvisión

Situada en: españa,asturias -
Datos de la empresa
Datos de la empresa
Número de trabajadores:
1-10 trabajadores (Pequeña empresa)
Antigüedad de la empresa:
1-5 años
Población:
Piedras Blancas
Dirección:
Piedras Blancas -

El e-mail y/o el teléfono de esta empresa son confidenciales. Para contactar con esta empresa debes ser usuario de Acambiode.com

Más información sobre la empresa

Tutele ofrece cada día las más importantes noticias sobre el mundo de la televisión y el cine. Además disponemos de una sección para que los visitantes soliciten las audiencias que les interesan, esos datos curiosos que pocos saben, comparativas entre programas, etc.

Tutele además de la amplia información televisiva es un punto de referencia en el entretenimiento en internet.
Hemos sido de los primeros en crear series escritas. Cada semana un nuevo capítulo y de diferentes géneros y creadores. Pero no podemos olvidar los juegos. Cada día decenas de personas participan en nuestros juegos y en sus particulares competiciones. Un escaparate ideal para un posible
También disponemos de una sección dedicada exclusivamente a la música, donde todos los estilos tienen cabida. Una buena oportunidad para darse a conocer y promocionarse.

La web sigue mejorando día a día para ofrecer los mejores contenidos posibles y ya hemos entrevistado a personas como Eva Hache (presentadora de Cuatro), Maria Julia Oliván (reportera del programa 1 Equipo), Concepción Cascajosa (escritora), Wayne Jamison (escritor), Arkaitz (cantante).
Te invito a que visites nuestra web para que puedas ver lo que te ofrezco

Direcciones donde encontrarlo :

http://tutele.foros.ws/f9/producciones-tutele/

http://www.acambiode.com/empresa_80064060072848665448686855484557.html

Entradas populares de este blog

THE AMERICANS | La despedida perfecta

Otra punzada en el estómago. Otra gran serie que se despide sin hacer ruido pero dejando un hueco por ahora insustituible en sus contados seguidores. The Americans nunca reventó audímetros, jamás estuvo de moda, pero su mérito es más complicado que convertirse en un fenómeno. Ha logrado el consenso, la plena satisfacción de sus incondicionales. Que hable ahora o enmudezca para siempre el que no haya sentido el final como uno de los mejores de la historia de la televisión. Colofón de oro para toda una obra maestra que en su bendita coherencia jamás ha perdido el norte a lo largo de sus seis temporadas. Muy pocas pueden decir lo mismo.

Preveíamos un final trágico para los Jennings. Se mascaba la tragedia durante todo el apasionante tramo final de la serie, con un matrimonio roto, sin esperanza para la reconciliación. Casi tan duro como ver a Philip bailando country fue asistir al cisma entre el que abraza la nueva era de distensión y la que se aferra a unos ideales que ya no tienen cab…

Los 8 momentos memorables del final de Mujeres Desesperadas

Pueden contarse con los dedos de una mano las series que han logrado cerrar la persiana sin remordimientos. Mujeres desesperadas seguramente se encuentre en ese reducido grupo de privilegiadas que alcanza el final satisfaciendo a la gran mayoría de sus seguidores, sin polémicas, sin originalidades, sin alterar, en definitiva, la esencia de una fórmula que la ha mantenido en antena durante ocho temporadas.
Podrán vertirse muchas críticas sobre esta creación de Marc Cherry, gustarán más o menos algunas épocas de la serie, pero lo que no puede negársele a Mujeres desesperadas es la fidelidad a su público. La coherencia suele convertirse en la factura pendiente en producciones que, movidas por el éxito, suelen alargarse hasta el infinito, perdiendo en el camino la cordura (Lost) o a buena parte de su reparto original (CSI).
Consciente de ello, Cherry decidió ponerle punto y final a su niña mimada antes de que el tiempo erosionara su identidad. La fecha escogida fue el pasado domingo 13…

ÓRBITA 9 | Una odisea pseudoespacial

A Órbita 9 le ha pasado lo mismo que le ocurrió en su día a Blancanieves con The Artist o a La isla mínima con True detective. La todopoderosa Hollywood lastró en cierta forma sus innovadoras propuestas adelantándose en su estreno. Y es que el mismo día que llega a nuestras pantallas esta ambiciosa coproducción española y colombiana aterrizan Jake Gyllenhaal y Ryan Reynolds con Life, aunque la referencia que claramente lapida toda posibilidad de sorpresa llegó semanas antes con Passengers. Hay escenas de la cinta española que recuerdan sobremanera a la superproducción protagonizada por Jennifer Lawrence. Pero este tercer caso de simultaneidad de estrenos entre Estados Unidos y España difiere de los dos anteriores en una pequeña particularidad. No importa cuál se estrenó primero ni cuánto influyó en su resonancia. Ambos han resultado de lo más prescindibles.

De entrada, ha sido la propia promoción de la película la que ha echado por tierra el único giro argumental por el que merecería…