Ir al contenido principal

Mis cabeceras favoritas

1. True blood



2. A dos metros bajo tierra



3. Dexter



4. Weeds



5. Sexo en Nueva York

Comentarios

Manderley ha dicho que…
Me encanta la cabecera de True Blood, sobretodo por la canción de Jace Everett. Y la de Dexter y a Dos metros por lo que sugieren. Y las diferentes versiones de little boxes de Weeds, es una pena que en la última temporada no aparezca.
POLE.T. ha dicho que…
Hola Manderley,

Sexo en Nueva York es quizá la que más me ha costado incluir. Está a años luz de las otras cuatro.
jesn ha dicho que…
totalmente de acuerdos con vosotros.
Manderley ha dicho que…
La verdad es que la de Sexo en NY no está mal, pero las otras están bastante más curradas. Mi nueva cabecera preferida es la de United States of Tara, no sé si has visto la serie, está bastante bien.
POLE.T. ha dicho que…
Estuve por poner la de Los soprano en quinto lugar, pero la verdad es que siempre me aburría cuando veía la serie... También la de Lost, por lo mítica que se ha convertido, pero mirada objetivamente es muy simple...
Izengabe ha dicho que…
Pues a mi las cabeceras tan largas no me gustan, yo me quedo con la de Lost...

De todas formas las 3 primeras que has puesto están muy curradas, pero para verlas una vez por temporada, yo siempre las paso jajaja

La de Weeds no me gusta, aunque han habido versiones que me han gustado más que la original. De todas formas después de verla unas cuantas veces se te pega ya la cancioncita :p
EZTV ha dicho que…
Bueno, no puedo opinar demasiado porque tengo bastantes prejuicios con algunas de estas series, deberías haber hecho un ranking o una lista con más cabeceeras.

Se puede hacer algo parecido con la música de las series, esta se recuerdo creo que más. Por ejemplo la musica de Battlestar Galactica de la cabecera/tensión la recordaré siempre

Entradas populares de este blog

Los 8 momentos memorables del final de Mujeres Desesperadas

Pueden contarse con los dedos de una mano las series que han logrado cerrar la persiana sin remordimientos. Mujeres desesperadas seguramente se encuentre en ese reducido grupo de privilegiadas que alcanza el final satisfaciendo a la gran mayoría de sus seguidores, sin polémicas, sin originalidades, sin alterar, en definitiva, la esencia de una fórmula que la ha mantenido en antena durante ocho temporadas.
Podrán vertirse muchas críticas sobre esta creación de Marc Cherry, gustarán más o menos algunas épocas de la serie, pero lo que no puede negársele a Mujeres desesperadas es la fidelidad a su público. La coherencia suele convertirse en la factura pendiente en producciones que, movidas por el éxito, suelen alargarse hasta el infinito, perdiendo en el camino la cordura (Lost) o a buena parte de su reparto original (CSI).
Consciente de ello, Cherry decidió ponerle punto y final a su niña mimada antes de que el tiempo erosionara su identidad. La fecha escogida fue el pasado domingo 13…

The Killing Season 3 Finale: La gran desilusión

Han desperdiciado una gran oportunidad. Nos taparon la boca a los que renegábamos de una tercera temporada después del insuperable final de la segunda, brindaron una nueva trama con un arranque y un desarrollo que nos hizo olvidar por completo a Rosie Larsen, y sin embargo el pasado domingo desembocamos en un doble episodio final que en nada recuerda a los finales a los que nos tenían acostumbrados. Los guionistas de The Killing, esta vez sí, nos han fallado.

En primer lugar, porque a falta de conocer si la AMC renueva la serie para una cuarta temporada, dejan a la audiencia con un desenlace abierto, que ni sirve para crear la suficiente expectación de cara a la siguiente entrega ni desde luego dejaría a The Killing en el lugar que se merece en caso de cancelación. Ni tenemos un nuevo caso al que aferrarnos ni un cliffhanger de alto impacto como en la primera temporada. Sólo tememos por el futuro de Sarah Linden tras disparar al asesino, cuando sabemos que de ir a la cárcel será algo…

LA BATALLA DE LOS SEXOS | Reivindicación amable

Marcó un antes y un después. El partido que enfrentó a Bobby Riggs y Billie Jean King en 1973 golpeó el orgullo de aquellos que manifestaban impunemente su machismo y cambió las reglas de juego en el mundo del tenis. Pero sólo sobre la pista. Más de 40 años después, la brecha entre hombres y mujeres sigue intacta y las manifestaciones contra las capacidades físicas e intelectuales de la mujer se amagan de forma sutil, tras el escudo de la corrección política. En plena denuncia global del acoso sexual en la industria de Hollywood, llega La batalla de los sexos, para recordarnos que la contienda sigue lejos de estar resuelta.

No es su principal cometido, la reivindicación, pero sí su primer efecto. Más allá de grandilocuentes discursos, el matrimonio formado por Jonathan Dayton y Valerie Faris opta por un tono amable, de costumbrismo cómico, muy parecido al que lograron once años atrás con Pequeña Miss Sunshine. Son expertos en recrear relaciones de grupo, en transmitir la atmósfera de…