Ir al contenido principal

Del papel a la pantalla: 'Ensayo sobre la ceguera', por Fernando Meirelles

A escasos días de su estreno en España, conviene hacerse la pregunta: ¿Conseguirá Fernando Meirelles recrear la sórdida atmósfera que plantea Saramago en Ensayo sobre la ceguera? Sin duda, el reto era extremadamente complicado, y las primeras críticas apuntan hacia el estrepitoso fracaso, pero no olvidemos que el director brasileño ha contado con el beneplácito del premio Nobel de literatura que, al parecer, lloró de emoción tras el primer visionado de A ciegas.
Desde luego, el planteamiento de la novela de Saramago es plenamente efectista a nivel visual. Las primeras páginas del libro, en las que personas anónimas pierden de repente la visión para entrar en una ceguera blanca son de lo más impactante. El lector puede hacerse fácilmente una idea de cómo trasladar al cine la acción de un conductor que se queda ciego frente a un semáforo y de bien seguro que Meirelles no defraudará en ese sentido.
El problema llega después, cuando el gobierno decide recluir a los afectados por la posible epidemia en una especie de prisión en la que los acontecimientos derivan hacia el caos. El portugués retrata con absoluta minuciosidad y sin escrúpulos la degradación a la que todo ser humano puede sucumbir en estados de emergencia. Personas defecando en mitad de los pasillos, sin ninguna medida higiénica, fornicando como animales, matando por un trozo de pan, sobornando a cambio de violaciones…
De bien seguro que la realidad no diferiría demasiado de la ficción narrada por Saramago en su cruda novela. El hombre ya ha demostrado en demasiadas ocasiones de lo que es capaz cuando se descontrola. Pero falta por ver si Meirelles considera al espectador suficientemente preparado para afrontar imágenes tan duras. De momento, según sus propias declaraciones, ya ha tenido que suavizar algunos aspectos tras el visionado de una primera versión en la que parte de la platea salió huyendo despavorida. Si nos atenemos al libro, donde el relato se torna asfixiante, incómodamente realista, tales reacciones no son de extrañar.
El peso de la trama recae en la mujer del oftalmólogo (en la novela apenas se cita el nombre de ninguno de los personajes), la única que no ha perdido la visión, la única que contempla con sus ojos la barbarie, la que se siente más ciega aún que los demás. Además de esconder su peculiaridad ante el resto, por miedo a ser esclavizada, deberá enfrentarse a la incerteza sobre la durabilidad de su estado. Habrá que comprobar qué tal se desenvuelve Julianne Moore en un papel de gran importancia que requiere grandes dosis de expresividad y dramatismo.
También habrá que ver cómo se las ingenia Meirelles para trasladar a la gran pantalla el desenlace del relato. Un final reflexivo, que puede dar pie a diferentes interpretaciones, pero en el que debe quedar clara la idea de que todos vivimos, aunque veamos, en una permanente ceguera. Sabremos de esta manera si el filme se dirige más hacia la acción, que abunda también en el libro original, o hacia la reflexión, inherente en todas y cada una de las situaciones que plantea.
De momento, las que ya se han pronunciado en contra de la película son las asociaciones de ciegos. Consideran que el relato dibuja a los invidentes como seres malévolos y egoístas, sin entender que los juzgados no son los colectivos en concreto sino toda la sociedad en su conjunto. Saramago ya tuvo una lúcida respuesta para ellos: “La estupidez no distingue entre ciegos y no ciegos”. Esperemos al menos que esa estupidez que menciona no impregne la adaptación al cine de su obra más emblemática.

Comentarios

Luigi De Angelis S. ha dicho que…
Hola.

Te cuento que "Blindness" llegó a mi país hace mucho tiempo, yo ya la vi.

Tiene cosas buenas y malas, creo que es mejor analizar al libro y la película como dos entes independientes.

Creo que podría gustarte en cierta medida la película, a mí, personalmente, me gustó y disgustó a partes iguales. Julianne Moore es realmente estupenda, su energía dramática está bien canalizada en el rol de una mujer fuerte y determinada (lo mejor de la peli, de lejos).

Me encantaría que veas la peli para luego comentarla por mail.

Saludos,

Entradas populares de este blog

Los 8 momentos memorables del final de Mujeres Desesperadas

Pueden contarse con los dedos de una mano las series que han logrado cerrar la persiana sin remordimientos. Mujeres desesperadas seguramente se encuentre en ese reducido grupo de privilegiadas que alcanza el final satisfaciendo a la gran mayoría de sus seguidores, sin polémicas, sin originalidades, sin alterar, en definitiva, la esencia de una fórmula que la ha mantenido en antena durante ocho temporadas.
Podrán vertirse muchas críticas sobre esta creación de Marc Cherry, gustarán más o menos algunas épocas de la serie, pero lo que no puede negársele a Mujeres desesperadas es la fidelidad a su público. La coherencia suele convertirse en la factura pendiente en producciones que, movidas por el éxito, suelen alargarse hasta el infinito, perdiendo en el camino la cordura (Lost) o a buena parte de su reparto original (CSI).
Consciente de ello, Cherry decidió ponerle punto y final a su niña mimada antes de que el tiempo erosionara su identidad. La fecha escogida fue el pasado domingo 13…

Sin etiquetas

Qué gran golpe nos habría propinado Tomboy si desconociéramos el argumento de la cinta antes de entrar en la sala. Con la boca abierta nos habría dejado esa escena en la que el hasta el momento protagonista de la cinta, un niño de 10 años, se levanta de la bañera y nos desvela que en realidad tiene vagina. Tan valiente como esa imagen de una menor desnuda, irreproducible en otra cinematografía que no sea la francesa, hubiera sido mantener el secreto hasta ese instante. La experiencia habría sido inmejorable.

Pero el marketing manda y había que vender la película de alguna manera. Difícil resistirse a la tentación de titular con el reclamo de una niña que se hace pasar por chico. Es probable que de otra forma sólo unos pocos aventurados se hubiesen atrevido a verla, así que bienvenida la estrategia de venta si con ella se consiguen más espectadores para una cinta modesta, silenciosa, pero que seguro es la más gratificante de una cartelera de puente de mayo tan desalentadora.

Más que el…

Las 12 mejores escenas de Breaking Bad a las puertas del ansiado final

Nueva fecha para marcar en la historia de la televisión. El próximo 29 de septiembre finaliza Breaking bad, que sin desvelarnos todavía su desenlace ya se ha hecho un hueco en el olimpo de las grandes series, ese lugar sagrado donde cohabitan Los soprano y The wire. Si se mantiene el nivel de esta quinta temporada, el capítulo promete despedirse por todo lo alto. Pero en caso de que Vince Gilligan, su creador, no cumpla con las enormes expectativas, puede descansar tranquilo. Nos deja para el recuerdo una retahíla de escenas memorables. Lo que viene a continuación no es más que el botón de una muestra inabarcable de grandes momentos.


1. Primera escena (1x01 - Pilot)
Si la regla de oro de toda novela es captar al lector desde la primera frase, desde luego esa pareció ser la consigna seguida también por Vince Gilligan en Breaking bad. Un hombre en calzoncillos y una máscara antigás conduce histéricamente una autocaravana por una carretera desierta de Nuevo México. A su lado, el copiloto…