Ir al contenido principal

PANTALLAZOS #6


LOS ACIERTOS 
- Segunda temporada de The Killing: La serie de la AMC calla las voces críticas con uno de los finales más redondos y hermosos de la televisión. Esperemos que el grato recuerdo no quede empañado con el posible rescate por parte de otra cadena. 
- Segunda temporada de Juego de tronos: Más medios, más localizaciones y más calidad. La escena que cierra la temporada es uno de los cliffhangers más espectaculares de la historia. 
- Titanic: El taquillazo de James Cameron demuestra sobrevivir al paso del tiempo. 15 años más tarde se mantiene como una de las cintas imprescindibles de la historia del cine. 
- Take shelter: Inexplicable que una de las cintas apocalípticas más interesantes del género pasara totalmente desapercibida por la cartelera española. Michael Shannon, impresionante. 
- Los juegos del hambre: La sustituta de la saga adolescente Crepúsculo ha demostrado ser mucho más intensa y espectacular que su antecesora. 
- Final de Mujeres desesperadas: Un capítulo emotivo, con homenaje a los muertos y a los fans, cierra de forma magistral otra comedia insustituible de la televisión.
- Un feliz acontecimiento: El director de El primer día del resto de tu vida regresa con un retrato ácido y realista de eso tan maravilloso e idílico que es tener un bebé. 
- Blancanieves y la leyenda del cazador: El argumento no vale un pimiento, pero sus aires a lo Juego de tronos y la presencia de Charlize Theron como malvada la hacen imprescindible. 
- The Newsroom: Vilipendiada por buena parte de la crítica, esta idílica visión del periodismo que nos brinda Aaron Sorkin desde la HBO es otro ejemplo de clarividencia y genialidad. 
- Ice age 4: Tras el pequeño fiasco de la etapa prehistórica, parece que el estandarte animado de la Fox ha regresado con la misma frescura de sus inicios. 
- Carmina o revienta: El debut de Paco León tras las cámaras no es sólo un desternillante retrato de una andaluza impagable sino también toda una revolución para la distribución cinematográfica. 
- Quinta temporada de Damages: Con el caso Wikileaks de fondo, la apasionante rivalidad entre Patty Hewes y Ellen Parsons termina por todo lo alto. 
- El caballero oscuro: La leyenda renace: Christopher Nolan cierra una de las sagas superheroicas, junto a X-Men, más coherentes e interesantes de la historia. 
- Prometheus: El regreso de Ridley Scott a la ciencia ficción y al imaginario de Alien contiene algunas de las escenas más hipnóticas y terroríficas del género.

LO INDIFERENTE
- Mirror, mirror: De todas las versiones de Blancanieves habidas y por venir, parece que la protagonizada por Julia Roberts es la que antes terminará en el baúl de los recuerdos. 
- Los vengadores: El encuentro de los superhéroes de la Marvel ha barrido en taquilla pero no aporta al género algo más que no sean fuegos artificiales. 
- El sexo de los ángeles: Más allá del reclamo sexual, el trío dirigido por Xavier Villaverde ha dejado al personal más frío que caliente. 
- Final de House: Ha llegado demasiado tarde, ocho temporadas eran demasiadas para una fórmula, la del irreverente doctor, que se fue agotando capítulo a capítulo. 
- Els nens salvatges: Las interpretaciones y la puesta en escena son innegables, pero el planteamiento y sobre todo el mensaje educativo ya están muy explotados. 
- Las chicas de la sexta planta: Esta comedia sobre unas criadas españolas en el París de los 60 puede que haya sido un éxito en Francia, pero desde luego su humor no ha trascendido más allá de sus fronteras. 
- Quinta temporada de True blood: La salida de Alan Ball certifica lo que muchos de sus seguidores llevan tiempo pronosticando, que los vampiros de la HBO se arrojan al delirio. 
- Moonrise Kingdom: Wes Anderson sacrifica el guión de esta historia infantil por una estética sesentera con la que encandilar de nuevo a los más modernos. 
- The Amazing Spiderman: Un reboot tan cercano en el tiempo a la trilogía de Sam Raimi sólo podía terminar en cuestionamientos sobre su utilidad y en comparaciones odiosas. 
- Rock of ages: Adam Shankman, director de Hairspray, no consigue trasladar el humor y el ingenio a este otro musical en el que sólo sobresalen los trabajos de Tom Cruise y Catherine Zeta-Jones. 
- Brave: La primera cinta de Pixar protagonizada por una heroína ha terminado siendo menos revolucionaria que clásicos de Disney como Mulan o Pocahontas. 
- El legado de Bourne: No sé si por la ausencia de Matt Damon o por la de Paul Greengrass o por la de ambos, pero esta sobreexplotación de la saga no me invita a ir al cine. 
- Headhunters: El laureado thriller noruego termina siendo más una película de acción que una buena trama repleta de giros inesperados.

LAS DECEPCIONES 
- [REC]3: La saga pierde personalidad y sobre todo terror con este divorcio final entre Paco Plaza y Jaume Balagueró. 
- Battleship: Llamada a ser uno de los blockbusters del verano, el resultado ha sido tan descabellado como la propia idea de llevar al cine un juego de mesa como ‘Hundir la flota’. Veremos qué pasa con el Monopoly. 
- Dark shadows: Vistos los últimos resultados, más vale que Tim Burton y Johnny Depp dejen de colaborar juntos, porque ni con un planteamiento tan prometedor logran encauzar unidos una película burtoniana como dios manda.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los 8 momentos memorables del final de Mujeres Desesperadas

Pueden contarse con los dedos de una mano las series que han logrado cerrar la persiana sin remordimientos. Mujeres desesperadas seguramente se encuentre en ese reducido grupo de privilegiadas que alcanza el final satisfaciendo a la gran mayoría de sus seguidores, sin polémicas, sin originalidades, sin alterar, en definitiva, la esencia de una fórmula que la ha mantenido en antena durante ocho temporadas.
Podrán vertirse muchas críticas sobre esta creación de Marc Cherry, gustarán más o menos algunas épocas de la serie, pero lo que no puede negársele a Mujeres desesperadas es la fidelidad a su público. La coherencia suele convertirse en la factura pendiente en producciones que, movidas por el éxito, suelen alargarse hasta el infinito, perdiendo en el camino la cordura (Lost) o a buena parte de su reparto original (CSI).
Consciente de ello, Cherry decidió ponerle punto y final a su niña mimada antes de que el tiempo erosionara su identidad. La fecha escogida fue el pasado domingo 13…

Sin etiquetas

Qué gran golpe nos habría propinado Tomboy si desconociéramos el argumento de la cinta antes de entrar en la sala. Con la boca abierta nos habría dejado esa escena en la que el hasta el momento protagonista de la cinta, un niño de 10 años, se levanta de la bañera y nos desvela que en realidad tiene vagina. Tan valiente como esa imagen de una menor desnuda, irreproducible en otra cinematografía que no sea la francesa, hubiera sido mantener el secreto hasta ese instante. La experiencia habría sido inmejorable.

Pero el marketing manda y había que vender la película de alguna manera. Difícil resistirse a la tentación de titular con el reclamo de una niña que se hace pasar por chico. Es probable que de otra forma sólo unos pocos aventurados se hubiesen atrevido a verla, así que bienvenida la estrategia de venta si con ella se consiguen más espectadores para una cinta modesta, silenciosa, pero que seguro es la más gratificante de una cartelera de puente de mayo tan desalentadora.

Más que el…

Las 12 mejores escenas de Breaking Bad a las puertas del ansiado final

Nueva fecha para marcar en la historia de la televisión. El próximo 29 de septiembre finaliza Breaking bad, que sin desvelarnos todavía su desenlace ya se ha hecho un hueco en el olimpo de las grandes series, ese lugar sagrado donde cohabitan Los soprano y The wire. Si se mantiene el nivel de esta quinta temporada, el capítulo promete despedirse por todo lo alto. Pero en caso de que Vince Gilligan, su creador, no cumpla con las enormes expectativas, puede descansar tranquilo. Nos deja para el recuerdo una retahíla de escenas memorables. Lo que viene a continuación no es más que el botón de una muestra inabarcable de grandes momentos.


1. Primera escena (1x01 - Pilot)
Si la regla de oro de toda novela es captar al lector desde la primera frase, desde luego esa pareció ser la consigna seguida también por Vince Gilligan en Breaking bad. Un hombre en calzoncillos y una máscara antigás conduce histéricamente una autocaravana por una carretera desierta de Nuevo México. A su lado, el copiloto…