Ir al contenido principal

Especial USA: ¡Patakys on a plane!

Publicidad de la película por todas partes. Iluminando parte del decorado de Times Square, en los autobuses, en taxis, en la televisión, tanto en formato anuncio como en formato entrevista interesada en el programa de turno (un ejemplo: Samuel L. Jackson en Ellen, el programa homónimo de la espontánea, fresca, divertida, payasa, y exnovia de Anne Heche, DeGeneres). Snakes on a plane hasta en la sopa, vamos. Es increíble la poderosa maquinaria publicitaria que ejercitan las productoras norteamericanas para promocionar sus películas en su país de origen, sobre todo sí, como ésta, son malas de cojones (disculpen que haya vuelto tan rudo de las llanuras estadounidenses).
El caso es que tanta promoción tiene su efecto. Es la primera vez que me encuentro en una sala de cine al público vitoreando los títulos de crédito iniciales con auténtica devoción, como si hubieran estado esperando toda una vida para ver en pantalla esa obra maestra llamada Serpientes en el avión. Ni en los estrenos de Star Wars ni de El señor de los anillos, con auténticos fieles seguidores, había presenciado semejantes manifestaciones de ansia por ver una película. Desde luego, el filme no merecía tales halagos. La serie B se queda corta en el abecedario a la hora de etiquetarla.
Sin embargo, Snakes on a plane no da gato por liebre. Es un filme hecho única y exclusivamente con la voluntad de entretener. Y lo hace a base de escenas basadas en la inverosimilitud, la exageración e, incluso, la parodia. Los personajes son cómicos, cómo también lo son algunos de los supuestos momentos de pánico. Qué sino risa puede provocar el que una serpiente se lance directamente hacia la teta de una víctima o hacia el pene de la otra mientras orina sobre su cabeza? El argumento, por descontado, no se aguanta por ningún lado. El título, de hecho, ya lo dice todo y uno ya sabe más o menos lo que va a ver con sólo leerlo.
Pues ésta, señores, es la primera incursión de la española Elsa Pataky en el cine made in USA. Desde luego, una muestra más de la patética carrera que desarrollan nuestros actores al otro lado del charco. Pero si en el caso de la otra supuesta triunfadora en Hollywood, Penélope Cruz, podemos encontrar buenas interpretaciones (Volver, La niña de tus ojos, Non ti muovere), no podemos hacer lo mismo con esta modelo convertida por Dios sabe qué gracia en actriz. Y es que su interpretación es lo único que produce auténtico pavor en la película. Ni las víboras, ni las anacondas, ni los decorados, ni la ida de olla de Samuel L. Jackson. Nada es más horroroso y terrorífico que el papel de nuestra querida Pataky en Snakes on a plane. Se toma en serio su interpretación sin percatarse de que la película que ha decidido aceptar como su primer gran papel norteamericano es más cercana al cachondeo que al terror. Lo peor es que aún así resulta nula como actriz. Para colmo, los visionarios guionistas de este peliculón le han encomendado, bebé en brazos, la labor de heroína, para la que tampoco está a la altura. Su expresión inexpresiva no produce ni heroicidad, ni terror, ni tensión, por no hablar de una dicción que no debió pasar las fronteras de los capítulos de Los Serrano en los que Pataky participó.
A todo esto, la gran pregunta es: ¿qué hacía yo malgastando tiempo y dinero (las entradas cuestan la friolera de 10,75 dólares) en un AMC de Los Ángeles viendo Snakes on a plane? Como hijo de vecino y de la sociedad de consumo que soy la publicidad terminó por abducirme. Eso sí, en mi favor diré que no aplaudí en ningún momento de la proyección. Ni siquiera cuando apareció la Pataky. Y en favor del público estadounidense están los resultados de taquilla. La película, aún con toda la artillería publicitaria previa, no ha obtenido los resultados esperados. Se coló en el número uno la semana de su estreno pero sólo recaudó 15 millones de dólares. Una minucia.

Comentarios

bitmax ha dicho que…
Es curioso lo de esta película, sobre todo porque --al igual que ocurre con "Perdidos"-- ha utilizado Internet como medio para enriquecer o modificar su sinopsis. Lo que iba a ser una película del montón (en realidad lo es), se convirtió en una historia dinámica gracias a las aportaciones al guión de muchos fans(?). De hecho, "SoaP" era la prueba de fuego para confirmar el peso que tenía la publicidad en Internet en la vida comercial de los productos de Hollywood. A la vista de los resultados, sigue siendo más eficiente el boca-oreja tradicional.
j. ha dicho que…
Pues he entrado esta mañana en google, he puesto Snakes on a Plane... y que casualidad... sale prácticamente lo mismo que dice el comentario anterior. Y los comentarios de los criticos sobre esta película que se estrenará en España el 6 de Octubre-2006(Serpientes en el Avión)solamente hablan de Samuel J. Es más en done pone intérpretes,de todas las pags. que he leido solamente he encontrado 1 o 2 que incluyan a ""la Pataki"", o sea que escribir sobre ella es perder el tiempo.....Pero claro...algo hay que escribir.
--Hoy se celebra "" el dia del blog"--
No lo digo por nada....solamente que para ""conmemorarlo"" podias haber escrito algo más original.
Hipnosapo ha dicho que…
Nen, ya no vas a volver? Vuelve a casa vueeeeeeeeeelve. Viste Alatriste? Anda, rompe este turbador silencio en el que te has encerrado!!!
Brian Edward Hyde ha dicho que…
En cualquier caso, no creo que se pueda hacer una comparación con Perdidos... tal vez con... ¿Hay algo comparable? Bueno, la curiosidad generada por los mass-media puede incidir bastante en la sociedad. Yo tengo ese morbo por ver de qué va esa paranoia de peli, pero qué encontraremos? GRAN BLOG!!!!

Entradas populares de este blog

Los 8 momentos memorables del final de Mujeres Desesperadas

Pueden contarse con los dedos de una mano las series que han logrado cerrar la persiana sin remordimientos. Mujeres desesperadas seguramente se encuentre en ese reducido grupo de privilegiadas que alcanza el final satisfaciendo a la gran mayoría de sus seguidores, sin polémicas, sin originalidades, sin alterar, en definitiva, la esencia de una fórmula que la ha mantenido en antena durante ocho temporadas.
Podrán vertirse muchas críticas sobre esta creación de Marc Cherry, gustarán más o menos algunas épocas de la serie, pero lo que no puede negársele a Mujeres desesperadas es la fidelidad a su público. La coherencia suele convertirse en la factura pendiente en producciones que, movidas por el éxito, suelen alargarse hasta el infinito, perdiendo en el camino la cordura (Lost) o a buena parte de su reparto original (CSI).
Consciente de ello, Cherry decidió ponerle punto y final a su niña mimada antes de que el tiempo erosionara su identidad. La fecha escogida fue el pasado domingo 13…

Sin etiquetas

Qué gran golpe nos habría propinado Tomboy si desconociéramos el argumento de la cinta antes de entrar en la sala. Con la boca abierta nos habría dejado esa escena en la que el hasta el momento protagonista de la cinta, un niño de 10 años, se levanta de la bañera y nos desvela que en realidad tiene vagina. Tan valiente como esa imagen de una menor desnuda, irreproducible en otra cinematografía que no sea la francesa, hubiera sido mantener el secreto hasta ese instante. La experiencia habría sido inmejorable.

Pero el marketing manda y había que vender la película de alguna manera. Difícil resistirse a la tentación de titular con el reclamo de una niña que se hace pasar por chico. Es probable que de otra forma sólo unos pocos aventurados se hubiesen atrevido a verla, así que bienvenida la estrategia de venta si con ella se consiguen más espectadores para una cinta modesta, silenciosa, pero que seguro es la más gratificante de una cartelera de puente de mayo tan desalentadora.

Más que el…

Las 12 mejores escenas de Breaking Bad a las puertas del ansiado final

Nueva fecha para marcar en la historia de la televisión. El próximo 29 de septiembre finaliza Breaking bad, que sin desvelarnos todavía su desenlace ya se ha hecho un hueco en el olimpo de las grandes series, ese lugar sagrado donde cohabitan Los soprano y The wire. Si se mantiene el nivel de esta quinta temporada, el capítulo promete despedirse por todo lo alto. Pero en caso de que Vince Gilligan, su creador, no cumpla con las enormes expectativas, puede descansar tranquilo. Nos deja para el recuerdo una retahíla de escenas memorables. Lo que viene a continuación no es más que el botón de una muestra inabarcable de grandes momentos.


1. Primera escena (1x01 - Pilot)
Si la regla de oro de toda novela es captar al lector desde la primera frase, desde luego esa pareció ser la consigna seguida también por Vince Gilligan en Breaking bad. Un hombre en calzoncillos y una máscara antigás conduce histéricamente una autocaravana por una carretera desierta de Nuevo México. A su lado, el copiloto…