Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2012

Temporada de series 2012-2013

Tras un ejercicio, el del año anterior, más repleto de sonoros fracasos que de grandes éxitos (Alcatraz, Terra Nova, PanAm, Ringer, The Playboy Club, Awake frente a Revenge, Once upon a time, Touch Person of interest y pocas más), las cadenas de Estados Unidos calientan ya motores para el inminente desembarco de la nueva temporada televisiva. Más atractiva y variopinta que el año pasado, la oferta que da comienzo en septiembre ha decidido obviar los años 60 y la trama futurista (salvo la excepción de Revolution) para ofrecer al espectador un abanico más amplio donde elegir.

Ahí va mi lista particular de series que tendrán su oportunidad, las que no han superado el mínimo interés y las que se encuentran a medio camino, dependiendo en gran medida de las audiencias y de la opinión de la crítica.
NO ME LA PIERDO
The Following Sin duda, uno de los estrenos más esperados de la próxima temporada, no sólo porque supone el primer papel protagonista de Kevin Bacon en televisión sino también porq…

El mejor trabajo de Tom Cruise

Siempre había querido escribir una de esas frases lapidarias que los críticos paren de vez en cuando y que las distribuidoras utilizan como reclamo para la propaganda de sus filmes. Pero además de para satisfacer mi propio ego, afirmar que la actuación del futuro exmarido de Katie Holmes en Rock of ages es una de las mejores de toda su carrera no supone ninguna exageración. Más cuando se convierte en una de los pocos méritos destacables de la película, porque lo suyo habrá tenido que sufrir Warner Bros Spain para poder extraer de la prensa sentencias amables como “bendecida de una energía imparable” o “los números musicales son ingeniosos y efervescentes”.
Lo único efervescente que contiene Rock of ages son las pastillas contra el vómito que deberán tomar los amantes del rock, fans de Aerosmith, Guns’n Roses o Deff Lepard que dudo mucho se acerquen al cine para comprobar semejante sacrilegio sobre sus canciones favoritas. Es cuanto menos paradójico que el filme se burle de la era pop

¿Dónde está Pixar?

Hace seis años, recién contraído el matrimonio entre Pixar y Disney y con Cars como primer retoño fruto de esta unión, pronostiqué la paulatina pérdida de personalidad de la compañía del flexo. Pequé sin duda de cierto fatalismo, porque enseguida llegaron algunos de sus mejores proyectos, como Ratatouille, WALL-E o Up, obras maestras que nos hicieron olvidar ese inmenso resbalón protagonizado por un coche de carreras.
Quizá no convenga hacer saltar de nuevo las alarmas, pero está claro que la llegada de Brave supone un nuevo retroceso en el impecable expediente del estudio fundado por Steve Jobs y John Lasseter. Las sospechas de una cada vez mayor influencia de Disney sobre los proyectos de Pixar vuelven a acechar. Y es que esta historia sobre una princesa indomable no es tan distinta de las que en su día nos propuso el gigante del ratón, como Pocahontas o Mulan.
Hace ya tiempo que Disney abandonó la senda del cuento de hadas clásico, ese que tendía al machismo y reservaba a la muj…