Ir al contenido principal

JodiéndOT

No sé desde qué trono puede Risto Mejide verter tanta mierda sobre los concursantes de OT. Desde qué altiva posición puede lanzar improperios como “tu físico no te acompaña”. Por ahora, desconocemos por completo qué conocimientos y cualidades ha ido adquiriendo este personaje en su trayectoria profesional, y lo desconocemos porque precisamente su trayectoria está bien lejos de ser una ‘operación triunfo’. Este hombre no es nadie y sin embargo el programa le ha otorgado un papel determinante, el de humillar al iluso personal que va pasando ante las cámaras.
Parece, en cambio, que en esta edición han decidido atiborrar a la bestia con material sensible. Por sus gafas oscuras pasaron anoche actuaciones de puro bochorno que cualquier sesión casera del Sing Star podría superar. Resulta cuanto menos sospechoso que de entre los 11.000 aspirantes a triunfitos, estos 18 seleccionados fueran los de voz más prodigiosa. ¿No será que venden más las reprimendas del jurado que el talento de los participantes en este concurso? A juzgar por la reacción del público allí presente, que únicamente se desgañitó cuando intervino Risto Mejode, parece que sí.
Se pueden contar con los dedos de una mano los concursantes que merecen ganar el programa. El resto verá cómo durante las próximas semanas la humillación irá creciendo o decreciendo en función del volumen de espectadores. De momento, parece que la audiencia vuelve a acompañar a OT. Casi 4 millones de personas aguantaron las incesantes interrupciones publicitarias, ya fueran en forma de bandolera del BBVA como de anuncio, y que alargaron la agonía hasta la una y media de la madrugada. Ya veremos como evoluciona la cosa.
Si en algo conviene felicitar a los creadores del invento es en su capacidad de adaptación. De la misma forma que los de Gestmusic entendieron muy bien lo que suponía cambiar de La 1 a Telecinco, con tipos de audiencias tan diferentes, también han sabido aumentar la dosis de espectáculo hasta la perfección. Imagino la cara de los realizadores de Fama en Cuatro cuando comprobaron que es posible ofrecer planos de infarto sin que el espectador pierda ni un solo detalle de la actuación. Se nota la experiencia y se notan los medios. Plató impresionante, buena coordinación, excelentes montajes y excelente presentador. Puro espectáculo televisivo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los 8 momentos memorables del final de Mujeres Desesperadas

Pueden contarse con los dedos de una mano las series que han logrado cerrar la persiana sin remordimientos. Mujeres desesperadas seguramente se encuentre en ese reducido grupo de privilegiadas que alcanza el final satisfaciendo a la gran mayoría de sus seguidores, sin polémicas, sin originalidades, sin alterar, en definitiva, la esencia de una fórmula que la ha mantenido en antena durante ocho temporadas.
Podrán vertirse muchas críticas sobre esta creación de Marc Cherry, gustarán más o menos algunas épocas de la serie, pero lo que no puede negársele a Mujeres desesperadas es la fidelidad a su público. La coherencia suele convertirse en la factura pendiente en producciones que, movidas por el éxito, suelen alargarse hasta el infinito, perdiendo en el camino la cordura (Lost) o a buena parte de su reparto original (CSI).
Consciente de ello, Cherry decidió ponerle punto y final a su niña mimada antes de que el tiempo erosionara su identidad. La fecha escogida fue el pasado domingo 13…

Las 12 mejores escenas de Breaking Bad a las puertas del ansiado final

Nueva fecha para marcar en la historia de la televisión. El próximo 29 de septiembre finaliza Breaking bad, que sin desvelarnos todavía su desenlace ya se ha hecho un hueco en el olimpo de las grandes series, ese lugar sagrado donde cohabitan Los soprano y The wire. Si se mantiene el nivel de esta quinta temporada, el capítulo promete despedirse por todo lo alto. Pero en caso de que Vince Gilligan, su creador, no cumpla con las enormes expectativas, puede descansar tranquilo. Nos deja para el recuerdo una retahíla de escenas memorables. Lo que viene a continuación no es más que el botón de una muestra inabarcable de grandes momentos.


1. Primera escena (1x01 - Pilot)
Si la regla de oro de toda novela es captar al lector desde la primera frase, desde luego esa pareció ser la consigna seguida también por Vince Gilligan en Breaking bad. Un hombre en calzoncillos y una máscara antigás conduce histéricamente una autocaravana por una carretera desierta de Nuevo México. A su lado, el copiloto…

ESPECIAL SITGES 2017 | A GHOST STORY | La muerte desde la muerte

El amor y la muerte conforman un pack muy jugoso para el cine, que ha sabido retratarlo desde todos los ángulos posibles. Pero quién iba a decirnos que las reflexiones más desgarradoras y clarividentes sobre el vacío emocional llegarían de la mano de la ciencia ficción, de un relato imaginario que con una intencionada apuesta formal sitúa el punto de vista en un fantasma de sábana blanca. Una presencia sin expresión que observa la evolución de su entorno tras su fallecimiento. Una mirada sin ojos, un cuerpo sin forma ni voz que transmite más emociones que tantos otros intentos fallidos.

Es una lástima que esa apuesta formal lastre en cierta forma la apabullante evolución del metraje. A Ghost Story arranca petulante, encantada de conocerse, sometiendo al espectador a auténticos actos de fe, como vislumbrar a Rooney Mara en plano fijo degustando un pastel durante varios interminables minutos. Algunos lo han calificado de hipster en su sentido más peyorativo. Su formato cuadrado con bord…