Ir al contenido principal

Mis 10 mejores series de 2023

10. The Crown (T6)

Lejos de sus primeras cuatro temporadas, cuando la historia en mayúsculas tenía más protagonismo que la vida sentimental de Lady Di y su primogénito, la tanda de capítulos finales de The Crown no ha sido la mejor de la serie pero nos ha brindado un desenlace excelente, enlazando a la perfección la boda de Camila y Carlos con el funeral de la Reina. El capítulo de la muerte de Margaret es uno de los mejores de toda una serie que ya es historia de la televisión. 

9. Cocina con química

Los años 50 en Estados Unidos, una protagonista presentando un programa de cocina... No es muy alentador el contexto de una serie que, sin embargo, cautiva desde el primer momento. La causante es precisamente su actriz principal, una Brie Larson que se produce un papelón a su medida. La historia de una química que lucha por hacerse un hueco en una comunidad científica dominada por los hombres atrapa también por el resto del reparto, en el que brillan tanto un perro como una niña pequeña. Lewis Pullman también está excelente como contrapunto de una preciosa historia de amor. 

8. Fleishman está en apuros

En este drama sobre las crisis existenciales y de pareja, brillantemente narrado por la amiga del protagonista, es fácil ponerse precisamente de su parte. A un pobre médico y padre judío, interpretado por esa versión actualizada de Woody Allen que es Jesse Eisenberg, lo abandona de repente su ambiciosa mujer, dejándole solo al cuidado de sus hijos. Pero como la ficción a menudo nos recuerda, se necesitan ambos puntos de vista para conocer la realidad de una pareja. Y cuando ella lleva el nombre de Claire Danes, la cosa no deja de mejorar. La serie brinda secuencias memorables sobre la nostalgia y el paso del tiempo. 

7. Beef

Se convirtió en una de las primeras sorpresas seriéfilas del año y no es para menos. Después de una bronca automovilística, dos desconocidos se enzarzan en una espiral absurda y suicida de venganza. Ambos no tienen nada que perder, uno por fracasado y la otra por puro aburrimiento. Una comedia negra, disparatada, pero que también incluye instantes muy intensos de reflexión. 

6. Poquita fe

Ni El cuerpo en llamas, ni El hijo zurdo, ni La Mesías (cuya onda expansiva merecería un artículo aparte). La serie española del año (con permiso de Todas las veces que nos enamoramos) es Poquita fe. Su gran hazaña es conseguir ser desternillante en su retrato de la más pura y aburrida cotidianidad. Algo que sería impensable sin su impagable pareja protagonista. Raúl Cimas y Esperanza Pedreño merecen todo el reconocimiento por unas interpretaciones que, lejos de ser histriónicas, destacan en su aparente sencillez. 

5. The good mothers

Hay series que tienen la capacidad de teletransportarte a un contexto y a un lugar inenarrable. The good mothers lo consigue metiéndonos de lleno en la piel de las mujeres de la mafia calabresa. A un entorno gris y sórdido se le suma un ambiente de opresión y violencia difícil de sobrellevar. Una dictadura hogareña a la que solo se puede responder con sumisión o valentía, la de las mujeres protagonistas de esta serie italiana imprescindible. 

4. The Newsreader (T2)

Acaba de llegar a nuestras pantallas y se mete de lleno en la lista de lo mejor del año, tal y como hizo en su temporada de debut. Y es que esta historia australiana ambientada en el periodismo de los años 80 mantiene el listón en lo más alto, gracias de nuevo a su pareja protagonista, comandada en la realidad y en la ficción por una soberbia Anna Torv. Esperamos ya con ansia su desembarco en los años 90. 

3. Drops of God

Otra historia ambientada en un contexto prácticamente desconocido, esta vez el del vino. Como si se tratara de una 'Gambito de dama' en versión vinícola, la serie nos atrapa de lleno con la misteriosa herencia de un conocido vinicultor, por la que deberán luchar su hija (francesa) y su protegido (japonés). En esa mezcla de culturas y de lenguas, como hiciera el año pasado 'Pachinko' también radica este otro éxito de AppleTV+.

2. The Bear (T2)

Puede que costara entrar en esta adrenalínica locura ambientada en el mundo culinario y plagada de personajes torturados, pero una vez dentro ya no hay vuelta atrás, sobre todo tras una intensísima segunda temporada en la que hemos podido conocer mejor el trasfondo de sus protagonistas. Hay dos capítulos en concreto por los que esta segunda tanda de The Bear merece todos los puestos de honor: el de la famosa Nochebuena comandada por Jamie Lee Curtis y justo el siguiente, en el que Richie recibe los sabios consejos de Olivia Colman. Una auténtica gozada. 

1. Succession (T4)

Otra serie con personajes de difícil entrada pero que termina cautivando al espectador, en esta ocasión por muy distintas circunstancias. Jesse Armstrong decide cerrarla en su punto más alto de popularidad y, desde luego, lo hace por la puerta grande. No era tarea sencilla ponerle fin a esta despiadada, intensa y tremendamente disfrutable familia. Pero los guionistas mantienen el listón y consiguen darle la mejor de las salidas a los Roy, con episodios de lo más chocantes y con un desenlace arrollador. Las cuatro temporadas son para enmarcar. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Próximamente: 3 proyectos de lo más intrigantes

Verano suele ser sinónimo de taquillazos. Grandes superproducciones cargaditas de efectos especiales pero con escaso ingenio. Este año, además de superhéroes, sagas vampíricas y videojuegos que saltan al cine, se nos avecinan proyectos de un calibre distinto. Propuestas innovadoras rodeadas de misterio, tanto dentro como fuera de la pantalla, que no recelan de la tecnología pero que tampoco nadan en las plácidas aguas del entretenimiento más puro . Tienen a sus espaldas grandes campañas publicitarias, milimétricamente estudiadas, pero son películas que se venden por sí solas. Inception Christopher Nolan, el director que estrujó nuestros cerebros con Memento , parece que volverá a hacernos trabajar en su nueva película. Inception , traducida aquí como Origen , supondrá un nuevo reto sobre la mente humana y, a juzgar por el espectacular trailer, un desafío a las leyes de la gravedad. Leonardo DiCaprio encarna a Dom Cobb, especialista en apropiarse de los secretos del subconsciente ajeno

Dos maduritas cachondas

Es el pretexto ideal para una película porno. Un joven cachas se cepilla a la madre de su mejor amigo una noche de borrachera . Al descubrirlo, el otro se dirige sin miramientos a la casa de al lado y hace lo propio con su mamá, conformando un cuadrilátero de infinitas posibilidades que es una lástima que esta película australiano-francesa no llegue a explorar. Porque la cinta, señores, se toma en serio la premisa y en vez de extender el delirio con tríos, incestos y escenas gay-lésbicas busca convertir en drama un argumento de risa. Lejos de derivar esta absurda historia de amores cruzados en una tragedia griega, Dos madres perfectas encima se recrea con cierta sorna en los momentos más bochornosos . “¿Cómo te sientes?” le pregunta Naomi Watts, una de las madres a su mejor amiga cuando ambas descubren su particular intercambio de hijos. “Muy bien, mejor que nunca”, le responde sin apenas pestañear Robin Wright para a continuación ofrecernos un plano de ambas con cara de satisfa

Los 8 momentos memorables del final de Mujeres Desesperadas

Pueden contarse con los dedos de una mano las series que han logrado cerrar la persiana sin remordimientos. Mujeres desesperadas seguramente se encuentre en ese reducido grupo de privilegiadas que alcanza el final satisfaciendo a la gran mayoría de sus seguidores , sin polémicas, sin originalidades, sin alterar, en definitiva, la esencia de una fórmula que la ha mantenido en antena durante ocho temporadas. Podrán vertirse muchas críticas sobre esta creación de Marc Cherry, gustarán más o menos algunas épocas de la serie, pero lo que no puede negársele a Mujeres desesperadas es la fidelidad a su público . La coherencia suele convertirse en la factura pendiente en producciones que, movidas por el éxito, suelen alargarse hasta el infinito, perdiendo en el camino la cordura ( Lost ) o a buena parte de su reparto original ( CSI ). Consciente de ello, Cherry decidió ponerle punto y final a su niña mimada antes de que el tiempo erosionara su identidad. La fecha escogida fue el p