Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2010

Las caras de 'Terra Nova'

Vista la escasa repercusión que han tenido las novedades de esta temporada en la televisión generalista estadounidense, los ojos (y las esperanzas) están puestos ahora en otra gran promesa, la Terra Nova de Steven Spielberg. El proyecto hace meses que fue confirmado por la Fox pero no es hasta ahora que comienza a tomar forma. Entertainment weekly acaba de publicar por fin los rostros de la que podría convertirse en la serie del año. No de este que está a punto de terminar, sino del 2011, cuando se prevé el estreno, allá por el mes de mayo, del capítulo piloto (como pasó con Glee, hasta otoño no continuará).
Terra Nova supone el regreso del rey Midas de Hollywood a la era de los dinosaurios. A principios de los 90, Jurassic Park expandía por medio mundo el furor por la prehistoria y proporcionaba a Spielberg uno de sus mayores éxitos en taquilla. Casi veinte años más tarde, el director apuesta de nuevo por estas criaturas del pasado pero en formato serie y con altas dosis de ciencia fi…

Hurgando en el baúl de los recuerdos

Héroes pertenece a ese tipo de películas que, de antemano, da pereza ver. Cintas que reivindican la inocencia de los años mozos las hay a patadas. Las comparaciones con Los goonies o Verano azul (de la que bebe más que ninguna) tampoco contribuían a abrir el apetito. Ni siquiera para comprobar en qué bando se encontraba el parecido, si en el del homenaje o el del plagio. Pero llegaron las críticas y sus alabanzas y no hubo más remedio que ir a cotejarlas. Y efectivamente, Héroes merece todo el reconocimiento al menos por un motivo: apunta y dispara de lleno a la fibra sensible.
Dudo que únicamente los que crecimos en los años 80 nos sintamos identificados con el filme. Las bicicletas con bandera, el helado Drácula o los tigretones son guiños que activarán los recuerdos y las sonrisas de unos cuantos (en mi caso fue un cilindro de plástico que, colgado al cuello, guardaba nuestros pequeños tesoros). Pero lo que realmente despierta la cinta es la nostalgia por una época generalmente fel…

Curiosidades de Fringe a la espera de la temporada 3

Me planto a velocidad de vértigo ante la tercera temporada de Fringe con dos confirmaciones. Una: ya se ha convertido en mi serie favorita, por delante incluso de Lost. Podemos vislumbrar en ella un final coherente. Y dos: es la ficción más infravalorada, al menos en términos de audiencia, de la historia de la televisión. Los rumores sobre una posible cancelación crecen con la misma intensidad que disminuyen sus espectadores en la Fox.
Sería una lástima que los audímetros hicieran desaparecer de nuestras pantallas a Olivia Dunham y Peter Bishop, porque tras el increíble salto cualitativo que ha experimentado la serie en esta segunda temporada sólo se puede presagiar un futuro mejor. Las dos realidades que asomaron en la primera season finale se han convertido ahora en un sinfín de posibilidades, en una puerta abierta a la imaginación. En Fringe la adicción no se produce cavilando teorías sino dejándose llevar por su capacidad de sorpresa.
Ahí están los episodios con los cuatro observado…

Trepando en la red

En pleno auge del Facebook, cuando las relaciones personales se recolectan como setas de forma virtual, la cinta que debía centrarse en el fenómeno de esta red social decide detenerse en el aspecto más humano de la amistad, el que requiere un contacto más allá de la pantalla del ordenador. En el fondo, la última maravilla de David Fincher no tiene como objetivo despotricar de Mark Zuckerberg, el joven creador del último pelotazo tecnológico, aunque motivos no le falten. Su misión parece destinada a reivindicar a grito pelado el contacto social de toda la vida, el de carne y hueso. La última imagen, cargada de tristeza, lo corrobora.
¿Puede uno forrarse de la noche a la mañana sin ganarse enemigos? Probablemente sí, pero en el caso de Facebook parece que los puñales se lanzaron sin descanso. La red social nos va desgranando, no sólo la puesta en funcionamiento de la herramienta que ya utilizan 500 millones de personas en medio mundo, sino las consecuencias a nivel judicial y personal q…

ESPECIAL SITGES 2010: Secuestrados

Gritos de júbilo en una de las sesiones más participativas del Festival de Sitges. La euforia y los aplausos no son por un beso de tornillo en pantalla entre los dos protagonistas, no. La reacción enfervorizada y totalmente espontánea del público se debe a una de las escenas más gore de Secuestrados, cuando Manuela Vellés se desahoga bien a gusto con uno de sus raptores. Es lo que tiene un certamen de estas características, que los frikis acuden (acudimos) en busca de sangre.
Y Miguel Ángel Vivas nos la sirve en bandeja y ración doble. Porque si algo tiene su última película es violencia hiperrealista a raudales. El secuestro de una familia de ricachones en su nueva mansión a cargo de una banda de albaneses se vive desde la butaca con la máxima tensión, con la incomodidad que suponen las reacciones en caliente y los gritos de histeria como telón de fondo.
Secuestrados no lograría su principal objetivo, incomodar, si no fuera por la excelente tarea de casting. No es nada fácil ponerse …

ESPECIAL SITGES 2010: Agnosia

Alatriste. El laberinto del fauno. El orfanato. Ágora. Celda 211. Todos estos taquillazos tienen algo en común, y es que tras ellos se esconde la mano (y el bolsillo) de Paolo Vasile, el mandamás de Telecinco Cinema. Mientras el canal de televisión se dedica a promocionar el morbo, su división cinematográfica ha ido encadenando año tras año grandes peliculones (con perdón por el guiño a la competencia de Planeta). Pero esta temporada una de las grandes apuestas de la productora, Agnosia, supone un revés cualitativo que, sin duda, mancha su impecable currículum.
El thriller de época fracasa estrepitosamente en ambos aspectos. Ni provoca el más mínimo suspense ni aprovecha su amplitud de medios para recrear de forma sorprendente la Barcelona del siglo XIX. Y es una lástima. Tanto el título como la premisa del filme podrían haber deparado al espectador una experiencia interesante, si no fuera porque el director Eugenio Mira se ha visto incapaz de obtener una buena mezcla entre la intriga…

ESPECIAL SITGES 2010: Los ojos de Julia

Desde aquí, deseo mejor suerte a Los ojos de julia en su estreno oficial de la que tuvo anoche durante su presentación en la gala inaugural del Festival de Sitges. Tras un prometedor arranque, con el espectador ya inmerso en la trama, la proyección sufrió un fallo técnico a los quince minutos del inicio. Momento ‘tierra trágame’ para los organizadores del certamen, que tuvieron que contemplar cómo Belén Rueda les sacaba las castañas del fuego, subiendo al escenario, dando la cara y pidiendo disculpas. Un gesto que ya dice bastante a favor de la profesionalidad de la actriz fuera de cámara.
Porque de su trabajo en la ficción apenas hay nada que objetar. Belén Rueda en Los ojos de Julia está soberbia, llevando todo el peso de una película que le cede todo el protagonismo, y además por partida doble. Si la intérprete ya nos convence en la piel de Julia, encarnando a su hermana Sara en el arranque del filme nos deja con los pelos de punta y la boca abierta. Sin duda, su apuesta por el cin…

Flores en la nevera

Sostiene Fernando León de Aranoa que Amador es su película más política hasta la fecha. Pero a no ser que Zapatero o Rajoy aparecieran en el filme camuflados de inmigrantes vendiendo flores, lo que nos hemos encontrado durante el preestreno en Barcelona es un capítulo más en su filmografía de cine social. Sí, ya sé, que el tratamiento de estos temas lleva implícita la denuncia a la clase política. Sin embargo, Amador no supone ningún punto y aparte en la carrera del director. Para bien y para mal.
El mismo Jaume Roures, magnate mediático de La Sexta y productor de la cinta, manifestaba su preocupación sobre cuál será el próximo colectivo desfavorecido que tratará Fernando León en su próxima película. “Tras los parados, las prostitutas y ahora los inmigrantes, ¿qué nos queda? A lo mejor deberíamos centrarnos en los políticos”. Pues quizá sea la mejor forma para que el madrileño se desprenda de un discurso cinematográfico que, si bien es de lo más necesario y encomiable, comienza a mostr…

Apasionante sepultura

La experiencia es única. Sin ir más lejos, mucha gente todavía no da crédito a que los 90 minutos de la película se desarrollen íntegramente dentro de un ataúd. Parece una hazaña imposible, pero Rodrigo Cortés ha superado con nota el gran reto. Buried no sólo mantiene al espectador enganchado a la butaca desde un espacio tan reducido sino que proporciona una vivencia sensorial y visual que muy pocos filmes han logrado transmitir.
Un clima de asfixia se apodera de la sala durante los minutos iniciales de la cinta, cuando Paul Conroy se despierta amordazado y maniatado en el interior de una tumba. Le falta y nos falta el aire. Entra en un estado de histerismo y nos adentramos con él en una atmósfera de agobio y de angustia que se prolongará a lo largo de todo el metraje. Sin duda, la apuesta por un experimento tan arriesgado juega a favor de la película, logrando una empatía con el protagonista imposible de alcanzar de mejor forma.
El quid de la cuestión, cómo mantener la atención del p…